Un sistema de microchips.

Un sistema de microchips. axonite | Pixabay

La tribuna

Bienvenidos al “too big to rule” de las grandes tecnológicas

25 abril, 2021 04:12

La famosa frase “too big to fall” (en castellano, "demasiado grande para quebrar") hoy se ha transformado en too big to rule, es decir, “demasiado grande para gobernar”. La llegada de Biden a la presidencia de EEUU marcó una nueva época de regulaciones y parece que la industria cripto no será la única que podría caer en desgracia bajo nuevas reglas.

La semana pasada ocurrió un evento en el que pocos se han fijado: el Senado de EEUU votó a favor de la nominación de Gary Gensler como presidente del principal organismo regulador financiero del país, la famosa SEC. Aparte de ser profesor de tecnología blockchain en el MIT y expresidente de la CFTC de EEUU, Gensler trabajó como regulador del negocio de los derivados tras la crisis financiera de 2008.

Los demócratas están pidiendo a la SEC que fortalezca su supervisión de las grandes firmas financieras después de una serie de escándalos de alto perfil. Al mismo tiempo, Gensler prometió centrarse en bitcoin y cripto-ETF. Por lo tanto, es posible que pronto veamos la introducción de un control más estricto a las criptomonedas.

Otro tema clave que podría haber pasado desapercibido fue el proyecto de ley de Reforma de la Competencia y de la Aplicación de la Ley Antimonopolio en EEUU. Dicha ley está destinada a dificultar que las grandes empresas obtengan aprobaciones de fusión y otorgará más poder a reguladores como la Comisión Federal de Comercio y el Departamento de Justicia.

El proyecto de ley también prohíbe a las empresas dominantes una conducta que ponga a los competidores en desventaja. Sin duda alguna, este cambio sería particularmente dañino en mercados dinámicos como el sector de la tecnología, donde es impredecible qué disrupción puede ganar popularidad o cambiar fundamentalmente el mercado.

Es probable que las grandes compañías tecnológicas sufran importantes cambios a lo largo de los próximos años

Junto con ello, el senador Josh Hawley propuso esta semana un proyecto de ley, llamado 'Bust Up Big Tech Act', para "reventar" a las grandes tecnológicas. Según él, "las grandes empresas tecnológicas como Google y Amazon han sido mimadas por los políticos de Washington durante años. Este tratamiento les ha permitido acumular cantidades colosales de poder que utilizan para censurar opiniones políticas con las que no están de acuerdo y excluir a los competidores que ofrecen a los consumidores una alternativa al statu quo".

El proyecto de ley también otorgaría el poder de monitorear el cumplimiento de la ley a la Comisión Federal de Comercio. En el caso de que esta se infringida, tanto los fiscales generales estatales como los ciudadanos podrían demandar la empresa incumplidora.

¿Significa esto que es el fin de las grandes compañías tecnológicas? Obviamente no, pero es probable que sufran importantes cambios a lo largo de los próximos años. La única pregunta es: ¿Quién pagará al final: los consumidores, los empleados o las compañías?

***Igor Kuchma es analista de Trading View

Ahora en portada

Los técnicos instalan dispositivos tecnológicos en un recinto turístico.

La recuperación turística suma el 'blockchain' para lograr destinos más seguros

Anterior
Mario Alfonso y Alfonso L. Gordon, dos de los tres socios fundadores de Alteria Automation.

Sensores inteligentes para garantizar la desinfección de los espacios cerrados

Siguiente

EL ESPAÑOL

Operar con instrumentos financieros o criptomonedas conlleva altos riesgos, incluyendo la pérdida de parte o la totalidad de la inversión, y puede ser una actividad no recomendada para todos los inversores. Los precios de las criptomonedas son extremadamente volátiles y pueden verse afectadas por factores externos como el financiero, el legal o el político. Operar con apalancamiento aumenta significativamente los riesgos de la inversión. Antes de realizar cualquier inversión en instrumentos financieros o criptomonedas debes estar informado de los riesgos asociados de operar en los mercados financieros, considerando tus objetivos de inversión, nivel de experiencia, riesgo y solicitar asesoramiento profesional en el caso de necesitarlo.

Recuerda que los datos publicados en Invertia no son necesariamente precisos ni emitidos en tiempo real. Los datos y precios contenidos en Invertia no se proveen necesariamente por ningún mercado o bolsa de valores, y pueden diferir del precio real de los mercados, por lo que no son apropiados para tomar decisión de inversión basados en ellos. Invertia no se responsabilizará en ningún caso de las pérdidas o daños provocadas por la actividad inversora que relices basándote en datos de este portal. Queda prohibido usar, guardar, reproducir, mostrar, modificar, transmitir o distribuir los datos mostrados en Invertia sin permiso explícito por parte de Invertia o del proveedor de datos. Todos los derechos de propiedad intelectual están reservados a los proveedores de datos contenidos en Invertia.

© 2021 El León de El Español Publicaciones S.A.