Una anciana sostiene una hucha de barro.

Una anciana sostiene una hucha de barro.

La tribuna

El ahorrador ante su gran enemigo

21 marzo, 2021 03:38

No corren los mejores tiempos para el ahorrador. Nos hallamos en un contexto en el que los instrumentos tradicionales de ahorro, adorados por los perfiles más conservadores, han perdido gran parte de su atractivo. Y, además, el gran enemigo del ahorrador, la inflación, parece que está volviendo. Sigilosamente, pero de forma implacable.

Este gran rival oculto del ahorrador no siempre es visible ni evidente, y a veces ni lo tenemos en cuenta, pero está al acecho y puede repuntar en cualquier momento. Esto es, por lo menos, lo que los últimos datos de inflación y el entorno macroeconómico indican.

Por tanto, se puede asegurar que el dinero no remunerado del ahorrador siempre corre el grave riesgo de perder valor. En el presente, por el efecto de los tipos de interés negativos sobre depósitos y renta fija, y en el futuro, por la previsible alza de la inflación.

Y esto ocurre en una coyuntura en la que el ahorro familiar crece exponencialmente, con un perfil cada vez más conservador y precavido ante la inversión. Los últimos datos del Banco de España muestran que el ahorro de las familias está un 19,28% por encima de su cifra hace cinco años. Este alza responde a una combinación de factores económicos y financieros, pero también sociales.

Por un lado, el periodo de crecimiento económico sostenido en el que llevamos varios años inmersos se ha caracterizado por una baja inflación, tipos de interés bajos y bancos centrales en fase expansiva; favoreciendo todo ello a la generación de ahorro. Por otro lado, parte de este incremento en el ahorro familiar se explica en los datos demográficos, debido al envejecimiento de la población, y en las desalentadoras expectativas y los miedos de la población ante lo que está por venir.

La inflación, el enemigo del ahorrador, tiene la implacable capacidad de hacer añicos aquello que tanto aprecia, sus ahorros

Aunque una tasa importante de ahorro, como la que estamos viendo actualmente, puede indicar que se ha producido un freno en el consumo, la inversión, y el crecimiento, también se genera una expectativa de que el crecimiento económico y la inflación se verán muy favorecidos en el momento que el ahorro acumulado entre en circulación. Y es en este punto en el que nos encontramos hoy en día, con la expectativa de las vacunaciones jugando un papel clave.

Sabiendo que su mayor enemigo puede llamar a la puerta en cualquier momento, el objetivo de los ahorradores debe ser dar el salto para convertirse en inversores, ser capaces de diversificar bien los riesgos y ponerse en manos de un buen asesor. Desafortunadamente, con los instrumentos de ahorro tradicionales, como depósitos o letras, se antoja imposible batir la inflación y conseguir buenos rendimientos, así que el ahorrador necesita tomar la iniciativa.

Como es bien sabido, la crisis de 2008 trastabilló el que había sido para muchos, sobre todo para aquellos inversores más conservadores, el valor más seguro hasta el momento, el inmobiliario. La estabilidad y seguridad que los inversores españoles encontraban en el ladrillo han dejado de ser una certeza y, aunque sigue siendo un activo muy importante en el patrimonio de las familias españolas, la búsqueda de alternativas se ha convertido en una necesidad.

En este sentido, la inversión en energías renovables, entre otras, se ha erigido como una muy buena opción para determinados patrimonios y perfiles de inversores.

La inflación, el enemigo del ahorrador, tiene la implacable capacidad de hacer añicos aquello que tanto aprecia, sus ahorros. Y no cabe duda de que este adversario está merodeando a nuestro alrededor, listo para amedrentar a todos los ahorradores. Aun así, con una buena dosis de iniciativa, diversificación y asesoramiento, el ciudadano tiene a su alcance las herramientas necesarias para salir del apuro y salir reforzado del encuentro con su rival.

***Carlos Sensat es director de Finanzas Personales y Wealth Management de GVC Gaesco

Ahora en portada

Iglesias: no sabe de economía y de ¿política?

Anterior
El simulador del IBV para el coche autónomo.

Psicología humana como base para el desarrollo de coches inteligentes y autónomos

Siguiente

EL ESPAÑOL

Operar con instrumentos financieros o criptomonedas conlleva altos riesgos, incluyendo la pérdida de parte o la totalidad de la inversión, y puede ser una actividad no recomendada para todos los inversores. Los precios de las criptomonedas son extremadamente volátiles y pueden verse afectadas por factores externos como el financiero, el legal o el político. Operar con apalancamiento aumenta significativamente los riesgos de la inversión. Antes de realizar cualquier inversión en instrumentos financieros o criptomonedas debes estar informado de los riesgos asociados de operar en los mercados financieros, considerando tus objetivos de inversión, nivel de experiencia, riesgo y solicitar asesoramiento profesional en el caso de necesitarlo.

Recuerda que los datos publicados en Invertia no son necesariamente precisos ni emitidos en tiempo real. Los datos y precios contenidos en Invertia no se proveen necesariamente por ningún mercado o bolsa de valores, y pueden diferir del precio real de los mercados, por lo que no son apropiados para tomar decisión de inversión basados en ellos. Invertia no se responsabilizará en ningún caso de las pérdidas o daños provocadas por la actividad inversora que relices basándote en datos de este portal. Queda prohibido usar, guardar, reproducir, mostrar, modificar, transmitir o distribuir los datos mostrados en Invertia sin permiso explícito por parte de Invertia o del proveedor de datos. Todos los derechos de propiedad intelectual están reservados a los proveedores de datos contenidos en Invertia.

© 2021 El León de El Español Publicaciones S.A.