BBVA sigue buscando destino para los 580 millones en plusvalías que obtuvo con la venta de su negocio en Estados Unidos. Y por el camino le ha salido una recomendación inesperada. Bank of America apunta indirectamente al banco español que reforzarse en su filial turca Garanti, una de las opciones que están sobre la mesa, podría resultar una estrategia más que acertada.

Noticias relacionadas

La prescripción para el BBVA ha llegado en forma de recomendación para los clientes del banco de inversión estadounidense. Bank of America ha incluido a Garanti Bank en su selecto listado de apuestas value favoritas (top value picks) en Europa, Oriente Medio y África (EMEA). Un elenco en el que solo tienen cabida ocho cotizadas, de las cuales solo dos son bancos.

El señalamiento hacia Garanti es clave en un momento trascendental para su futuro. Y es que los analistas del banco americano eligen a la entidad entre un universo de más de 220 cotizadas value de estos mercados para las que emiten opinión. Además, dejan clara la contundencia de su apuesta al señalar que “ahora puede ser más importante que nunca diferenciar entre oportunidades y trampas de valor”.

Puntos fuertes

Los elogios hacia el banco turco incluyen su “mejor cobertura de provisiones” -con una tasa del 7% sobre préstamos brutos-, un “alto colchón de capital” -un 5,5% en CET1- y una rentabilidad financiera (ROE) “por encima del sector”, que se calcula en hasta el 14% para los dos próximos ejercicios. En resumen, unas métricas que muestran una solvencia clave a la hora de valorar su negocio en medio del actual contexto de crisis económica global.

Aunque no todo son parabienes en el informe de Bank of America, los puntos flacos se convierten en el análisis en una oportunidad para reforzar la inversión en Garanti. Así, el documento de recomendaciones al que ha tenido acceso Invertia señala que la actual valoración del banco otomano “no es sostenible”, pues se encuentra incluso “por debajo de los mínimos de 2009”, en plena crisis financiera mundial, al haber caído hasta las 0,54 veces valor en libros.

Comparativa de distintas métricas de Garanti frente a otros bancos turcos. Bank of America

Más allá de estas cifras del balance de Garanti, los estadounidenses apuntan a un factor determinante que, según varios analistas del sector, es el que más frenaría a BBVA para engordar su participación en un Garanti del que ya controla un 49,85%. Y es que el informe apunta hacia una previsible mejora en las perspectivas cambiarias para la lira turca.

“La posible desdolarización de la base de depósitos (como resultado de los recientes aumentos de los tipos de interés) podría respaldar las perspectivas operativas de Garanti con un efecto indirecto positivo sobre la liquidez de la lira turca”, señala el análisis. Una consideración que adquiere toda su significación si se tiene en cuenta que “más de la mitad de la base de depósitos en Turquía consiste en activos de divisas”, según recuerda la entidad americana.

Potencial del 30%

Con todas estas premisas, Bank of America señala un precio objetivo de 11,85 liras para Garanti. Una cota que implica un potencial alcista del 30% desde su actual cotización y una de las previsiones más generosas vigentes para el banco turco.

De hecho, esta marca se sitúa por encima de las 11,32 liras que señala el consenso de analistas consultado por Refinitiv. El salto supondría pasar de una cotización a 5,3 veces beneficios a hacerlo a 7 veces, según señala el propio informe.

Por si quedaban miedos a incrementar la exposición a Turquía entre los lectores del informe, la firma estadounidense emplea un argumento más para apostar por Garanti. Así, defiende que el país otomano “tiene el sesgo value más pronunciado” de la macrorregión junto a Rusia. “La etapa actual del ciclo económico sugiere que las acciones value aún deben ponerse al día”, insisten los analistas del banco americano.

La férrea defensa de la apuesta de Bank of America encuentra eco en el grueso de la comunidad inversora. Mientras la entidad que preside Carlos Torres decide en qué invertir su exceso de capital una vez que ha partido peras con Banco Sabadell, un contundente 94,4% de los analistas que opinan sobre Garanti recomiendan comprar sus acciones.

Solo uno de un total de 18 se decanta por mantener y ninguno aconseja la venta. La incógnita sobre la mesa es si BBVA atenderá a estas invitaciones o preferirá otras opciones.