La rotación de carteras acelera en Wall Street. El industrial Dow Jones acaba de marcar máximos históricos por encima de los 30.000 puntos espoleado por los firmes y casi coordinados avances de varias vacunas contra la Covid-19. Las manos fuertes del mercado comienzan a virar hacia los castigados valores value, pero advierten de que habrá que andarse con mucho ojo.

Noticias relacionadas

El objetivo de los grandes y pequeños inversores es evitar que las prisas por rotar carteras lleve a caer en una de las denominadas ‘trampas de valor’. Estas son compañías en las que la supuesta infravaloración del mercado en realidad refleja una cotización ajustada a su realidad, bien sea por tratarse de una actividad excesivamente penalizada por la pandemia y de compleja recuperación o, más habitualmente, por la fragilidad de sus propias finanzas.

Una de las herramientas más útiles para esquivar este riesgo puede ser atender a las recomendaciones de los analistas. Difícilmente, una compañía estaría entre las favoritas de consenso si su balance no diese las suficientes garantías como para presagiar que estará entre las ganadoras de la -al parecer- inminente recuperación económica.

Líderes del índice

De este modo, aquí se recogen las compañías con más respaldo del mercado dentro del índice Russell 1000 Value, el de referencia para los seguidores de las estrategias value en la otra orilla del Atlántico. En otras palabras, las grandes candidatas a convertirse en las estrellas de Wall Street en los próximos meses conforme el dinero vaya desplazándose desde las estrategias growth que han liderado indiscutiblemente en rentabilidad en los últimos meses.

En todo el índice sectorial, solo cuatro compañías consiguen consejo de compra de, al menos, un 80% de los analistas que siguen su evolución y un potencial alcista de consenso superior al 50%. Un reducido grupo en el que las compañías relacionadas con la salud, pero ajenas a la carrera por una cura al coronavirus, son mayoría.

Sanidad sin Covid-19

Con un 90% de recomendaciones de compra, la más señalada para encabezar la remontada del índice value estadounidense es GoHealth, la plataforma de comercialización de seguros y servicios médicos que debutó como cotizada el pasado mes de julio. Los analistas le fijan techo en los 20,1 dólares por acción, lo que supone un potencial del 80,6% para sus acciones.

Con solo un 10% de recomendaciones de mantener y ni un solo experto que aconseje la venta de sus acciones, se convierte en una de las favoritas ahora que ha corregido el ambicioso precio al que se cerró su colocación y que provocó una fuerte caída en un momento en el que las visitas al médico se han reducido considerablemente en EEUU más allá de urgencias o temas relacionados con la epidemia.

El segundo valor del grupo es Reata Pharmaceuticals. Con sede en el Estado de Texas, uno de los más sacudidos por el virus en la primera ola de contagios en EEUU, tiene el foco puesto en la investigación y desarrollo de medicamentos antioxidantes y antiinflamatorios. Lejos de la batalla contra la Covid-19 que ha acaparado el sector en los últimos meses.

Sus acciones tienen cancha para enmendar el 23% de caída que sufren en lo que va de año, pues los ocho analistas que siguen su evolución y recomiendan comprar marcan un precio objetivo de 245,5 dólares. Esta cota supone un potencial alcista del 56,1% desde su actual cotización en Wall Street.

Telefonía

Una utility de perfil tradicional se hace hueco entre estas favoritas de los expertos en la meca de las finanzas. Se trata de Telephone and Data Systems, especializada en soluciones de conectividad inalámbrica y de banda ancha. En este caso, la resiliencia de sus cuentas y el previsible retorno del dinero inversor a compañías de su sector se convierten en sus grandes cartas de presentación ante la ‘nueva normalidad’.

El 100% de los analistas que siguen su evolución en bolsa aconseja la compra de sus títulos, mientras el precio objetivo de consenso se sitúa en los 31,9 dólares por acción. Eso supone cancha para repuntar nada menos que un 60,8% desde su actual cotización, lo que compensaría con holgura el retroceso del 20% que sufre en lo que va de este año que ya toca a su fin.

Motor e Internet

La lista de cuatro magníficos se completa con Vroom, otra novata en Wall Street que reúne varias de las mejores características para jugar la recuperación. Mientras que sí se trata de una compañía que tiene su negocio en Internet, no depende en tanta medida de cuál sea su volumen de uso, como sí les ocurre a los gigantes tecnológicos conocidos por las siglas FAANG.

En este sentido, Vroom se trata de una plataforma de compraventa de vehículos de ocasión, uno de los negocios que prometen coger velocidad después del parón de la pandemia. Y es que tanto las restricciones a la movilidad como el retraso en las decisiones de inversión y consumo que la incertidumbre y la escasez de liquidez han venido imponiendo en muchos hogares había reducido con fuerza un negocio que ahora promete reflorecer.

Aunque sus acciones se han revalorizado ya un 74% desde que debutaron a comienzos de junio, los analistas consideran que tiene aún margen para engordar otro 52% y alcanzar los 56,7 dólares por acción. De los 12 analistas que vigilan su evolución de negocio y cotización, una decena recomienda comprar, uno opta por la cautela de mantener y otro se queda solo al aconsejar la venta de esta candidata al acelerón bursátil.