Varios turistas caminan por la terminal 4 del Aeropuerto de Barajas en Madrid.

Varios turistas caminan por la terminal 4 del Aeropuerto de Barajas en Madrid. EFE/Fernando Villar

Turismo

El drama del turismo en verano: España pierde 27.500 millones de euros y el 79,2% de visitantes

Nuestro país recibió en septiembre la visita de 1,1 millones de turistas internacionales, un 87,1% menos.

3 noviembre, 2020 09:48

Noticias relacionadas

El impacto de la Covid ha dejado graves consecuencias en la temporada turística de verano en España. Solo en septiembre, nuestro país recibió la visita de 1,1 millones de turistas internacionales, un 87,1% menos que en el mismo mes de 2019, como consecuencia de la pandemia y de los rebrotes que surgieron en verano, según datos publicados este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Con los datos de septiembre ya es posible calcular las pérdidas para el sector turístico en los meses de julio, agosto y septiembre. Durante estos tres meses, España ha perdido un total de 22,9 millones de turistas: en julio recibió 2,5 millones, en agosto 2,4 millones y en septiembre 1,1.

En total, 6 millones de vistitantes, un 79,2% menos. Cifra muy baja teniendo en cuenta que el año pasado, en estos tres meses, España recibió 28,9 millones de euros. 

Unos turistas caminan por un paseo cercano a la playa de Las Caletillas, en Tenerife.

Unos turistas caminan por un paseo cercano a la playa de Las Caletillas, en Tenerife. EFE

En cuanto al gasto, en 2019 los turistas internacionales en nuestro país se dejaron 33.451 millones de euros en estos tres meses. Dato que desciende a los 5.874 millones en el verano de 2020; es decir, España ha perdido 27.577 millones de euros. 

Turistas en septiembre

De hecho, los turistas que llegaron a España en septiembre fueron la mitad de los que visitaron España en agosto. Con el fuerte retroceso de septiembre se encadenan ya siete meses consecutivos de descensos en el número de turistas internacionales que visitan España.

El INE ha informado además de que el gasto realizado por los turistas extranjeros alcanzó en septiembre los 967 millones de euros, cifra un 89,9% inferior a la del mismo mes de 2019.

El gasto medio por turista se situó en el noveno mes del año en 849 euros, con un descenso anual del 22%, en tanto que el gasto medio diario bajó un 30,7%, hasta los 106 euros.

Durante los nueve primeros meses de 2020, el gasto total realizado por los turistas internacionales se desplomó un 75,9%, hasta los 17.715 millones de euros. Ello se debe a que entre enero y septiembre visitaron España sólo 16,8 millones de turistas internacionales, casi cuatro veces menos que en el mismo periodo de 2019 (67 millones).

Final de año

Pero la cosa no parece que vaya a mejorar. Por primera vez, el Gobierno avanza las previsiones para finales de 2020, donde España cerrará con 67 millones menos de turistas internacionales y pérdidas de 75.000 millones de euros, según se desprende de los programas y memoria de objetivos del Ministerio de Turismo que incluye el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE).

Así, se establecen dos tipos de escenarios a la vista de las circunstancias actuales. En un escenario pesimista, el año se cerraría con 16,3 millones de turistas, un 19% de los que llegaron en 2019, con un retroceso del 80,5%. Por otro lado, el gasto sumaría 17.133 millones de euros, un 19% del registrado en 2019, con un retroceso del 81,4%, según cálculos del Ejecutivo. 

Cabe recordar que un año antes, la película era bien distinta. Claro está que no había rastro de la pandemia por entonces. España logró otro récord de turistas extranjeros en 2019, con 83,7 millones de viajeros internacionales y un gasto de 92.337 millones de euros.

No obstante, el Gobierno baraja también un escenario continuista. En este, el año se cerraría con 22,9 millones de turistas, un 27% de los que llegaron en 2019, experimentándose un retroceso del 75,6%; y con un gasto de 23.918 millones de euros, un 26% del registrado en 2019, suponiendo un retroceso del 74%.

En ambos casos, el dato es especialmente importante porque es la primera vez que el Gobierno avanza la previsión de cierre de la temporada turística. Además, es histórico, ya que en los últimos 20 años no se conocen registros de turistas tan bajos.