Antonio Catalán, presidente de  AC Hotels by Marriott.

Antonio Catalán, presidente de AC Hotels by Marriott.

Turismo 100 OPINIONES PARA SALIR DE LA CRISIS (LII)

Antonio Catalán: “El turismo puede salir en V (de vacuna) si se hacen las cosas bien”

El presidente de AC Hotels by Marriott es partidario de eliminar ya la cuarentena a turistas extranjeros y establecer un pasaporte sanitario.

29 mayo, 2020 02:31
Arturo Criado Sandra Tobar

Noticias relacionadas

Antonio Catalán (Corella, 1948) es uno de los rostros más conocidos del sector turístico. Sin pelos en la lengua, no duda en defender la necesidad de que los hoteles no bajen los precios, algo que casi se ha convertido en una obsesión para él en los últimos años. 

Fundador de AC Hoteles en 1998 tras su salida de NH Hoteles, logró internacionalizar la marca gracias al acuerdo que alcanzó con Marriot en 2011, a quien vendía la marca el año pasado. Ahora, como presidente de AC Hotels by Marriott, afronta la mayor crisis de la historia del turismo en España con un Gobierno que no acaba de convencerle, por lo que pide la colaboración de todos los grupos políticos. 

Sánchez anunciaba este fin de semana la vuelta del turismo a partir del mes de julio… ¿Llegamos a tiempo para salvar el verano? 

Es complicado. Llegamos un poco tarde porque todavía estamos en cuarentena. Soy partidario de quitarla y establecer un pasaporte sanitario. En general lo veo muy perdido, aunque creo que será bueno en la zona norte para turismo español. También será una temporada en la que los hoteleros de Mallorca echarán el resto, aunque será muy complicado. Puede venir bien en Canarias, si las cosas se hacen bien.

Pero el turismo internacional está perdido, sobre todo el americano para Madrid y Barcelona. Hay que esperar y ver cómo abrimos y cuál es la reacción de otros países. En Italia, por ejemplo, el Gobierno pone dinero para que la gente se quede allí. Los franceses piden que la gente no salga y los alemanes dicen lo mismo. Dicho esto, hay gente que quiere venir, sobre todo alemanes e ingleses con segundas residencias.  

Imagen de una de las playas de Mallorca.

Imagen de una de las playas de Mallorca. Pixabay

¿Baleares podría salvar una parte de su temporada turística teniendo en cuenta que depende del 90% del turismo internacional en verano?

Lo veo muy complicado. Es un poco tarde. Los aviones y turoperadores están montando viajes. Puede ser una temporada con baja ocupación, pero no creo que se vaya a arreglar. La faena de esto es que Baleares tiene julio y agosto y después la Semana Santa. En este mes ya tendría que tener una ocupación decente. Así que no, no creo que vaya a salvarse. 

De qué manera podemos garantizar que España sea destino seguro… Parece que la única manera para atraer turistas es lograr que haya confianza en nuestro país. 

Como dije, hay que recuperar la confianza. Tener claro que Canarias y Baleares han tenido muy poco impacto del coronavirus y hacerlo saber. De hecho, un contagio allí sería algo muy complicado para el país. 

La cuarentena que se impuso no me llama la atención. Creo que sería mejor hacer una PCR dos días antes de salir del país de origen y, cuando estén aquí, hacerse otro. Aunque lo tenga que pagar el hotel o la Administración. Es una solución que veo segura. Es lo que Miguel Sebastián llama el pasaporte sanitario. 

En el caso de AC Hotels, ¿valoran esa opción de realizar test a los huéspedes de sus hoteles?

Para hacer test necesitas un laboratorio al lado, aunque también se pueden hacer test rápidos. Ahora bien, lo suyo sería hacer unas PCR en condiciones y llevarlas a un laboratorio, pero habrá que ver cómo y quién lo paga. 

Independientemente de la realización de los test, es indudable que las medidas de seguridad suponen una inversión por parte de los hoteles, ¿cómo repercutirá en el precio medio de la habitación?

Soy partidario de que en España se suban los precios de las habitaciones. No es momento de bajarlos. Por ejemplo, nosotros hemos abierto Valladolid. Llegas a la recepción, te damos la clave para abrir la puerta con el móvil, te subimos el desayuno y por la noche tienes dos menús. Y eso sin zonas comunes abiertas. 

Nosotros vamos a mantener los precios y recomendaría a los hoteles turísticos que no los bajaran porque no van a venir más turistas por ello

Hacer eso en un hotel urbano es sencillo, pero en un turístico (que la gente se pasa allí metida el día entero) es muy complicado. Nosotros vamos a mantener los precios y recomendaría a los turísticos que no los bajaran porque no van a venir más turistas por ello. 

Además del hotel de Valladolid, ¿cuántos de sus hoteles están abiertos en España? ¿Y en el mundo?

En el conjunto del mundo Marriott tenemos 1.800 cerrados de los 7.500 que tenemos contando todas las marcas. Hemos abierto 400 en China. La experiencia es que en Italia tenemos cinco abiertos. El país tienen mucho empresario medio que viaja mucho en coche y tenemos una ocupación de un 20%-25%. 

En España vamos a abrir esta semana siete hoteles. Pero hay que ver qué pasa con los ERTE. Si yo saco a diez personas de los ERTE, de 150 me quedan 140 y tengo que pagar una cantidad a la Seguridad Social. Esto se tiene que corregir porque estamos perdiendo un mes en el que se podrían abrir hoteles.

El problema está en que se necesita bastante diálogo social, que no pasa por su mejor momento…

Los empresarios y los sindicatos nunca hemos estado tan unidos como ahora. El problema es que ambos firmaron unos acuerdos hasta final de año con el tema de los ERTE, después se ha bajado hasta final de junio y seguro que se ampliará. Si mañana quitan los ERTE, el paro se pondrá en 3 millones más al día siguiente. 

¿Son suficientes las medidas adoptadas por el Gobierno para ayudar a las empresas? 

Yo creo que la posición del Gobierno es complicada porque dependemos de Europa. Tenemos un Ejecutivo raro y esto debe influir en la Unión Europea. 

La ventaja que tenemos es que entre Francia, Italia y nosotros somos el 50% de la UE; el 30% es Alemania y el BCE tienen que tragarse mucha más deuda de estos países. 

Está claro es que el Gobierno tiene que endeudarse, congelar la economía a base de ERTE y apoyos porque esta crisis no es la de 2008

No somos Estados Unidos con la FED, que le da a la maquinita y no pasa nada. Aquí el Gobierno intenta ir tapando agujeros por un sitio y por otro. Cuando veo los presupuestos que se plantean aquí, el paro se puede poner en un 20% y el PIB caer un 15%. 

Teniendo en cuenta esto, además del gasto sanitario y el aumento de la deuda, ¿tenemos margen de maniobra o hay que acudir a un rescate de la Unión Europea?

Yo no lo llamaría rescate. Lo que sí está claro es que el Gobierno tiene que endeudarse, congelar la economía a base de ERTE y apoyos porque esta crisis no es la de 2008. Es puntual. Así que el tema clave será la vacuna. Quiero ser optimista. Podría estar a finales de año. 

Al Gobierno no le queda más remedio que endeudarse hasta el 130%, 150% o el 160%. No hay otra alternativa, si no, el país no va a salir. Pero hay que salir adelante, tocar la reforma laboral, ajustar la parte fiscal de forma razonable… Subir impuestos ahora es un disparate, no hay más remedio que endeudarse.

De momento parece que se va a recurrir a Europa a través del Sure, el BEI… Pero no se recurre al MEDE para invertir en Sanidad, ¿no le parece que hay un cierto pánico en reclamar ayuda a la UE?

Hay que pedir todo lo que sea necesario. No queda más remedio. Somos un país que en 2008 tenía una deuda del 45% del PIB y un 8% de paro. En este momento antes de empezar la fiesta teníamos un 14% de paro y un 98% de duda. Si cruzas datos estaremos en un endeudamiento del 150% del PIB. 

Este problema lo tienen Francia, Italia y Alemania también. En Alemania empujan todos en la misma dirección. Aquí lo que necesitamos es que todo el mundo arrime el hombre y dejemos de discutir sobre si se necesita o no un estado de alarma. 

Lo primero es la salud y lo segundo es la economía. Tendría que haber un consenso para salir en esa dirección. 

La vicepresidenta económica, Nadia Calviño, durante un Eurogrupo

La vicepresidenta económica, Nadia Calviño, durante un Eurogrupo UE

¿Qué le parece la gestión del Gobierno de la crisis sanitaria?

Analizar la crisis sanitaria es muy complicado. Hay un momento clave, que fue el fin de semana del 6 al 8 de marzo. No sólo en Madrid, Barcelona también ha sido un foco de contagio importante. Ningún país está preparado para una pandemia de este tipo. 

La gestión tenía que haberse hecho en combinación con las comunidades autónomas. No ha habido coordinación. Todos quieren llegar los primeros y desescalar antes que nadie. Sanidad era un ministerio en el que sólo había ordenadores y, de repente, se encontró con que tenía que comprar mascarillas. Tengo la sensación de que hay una pelea política constante como si mañana fuera a haber elecciones.

No estoy de acuerdo con que el PSOE gobierne con Podemos, pero me parece un disparate pensar en unos comicios. ¿Quién se pone a gestionar todo? Es muy complicado.  

Cuando veo a la gente de Ciudadanos me acuerdo de Rivera, podíamos haber tenido un Gobierno transversal. Nos hubiéramos evitado muchos de los problemas que estamos teniendo ahora mismo. Pero nos ha tocado lo que nos ha tocado y creo que entre todos tenemos que sacar esto adelante. 

El otro día el ministro de Consumo, Alberto Garzón, decía que el turismo era estacional y precario. Acto seguido, la Ministra Maroto le corregía, ¿qué piensa cuando ve estas cosas? 

La ignorancia es muy atrevida, parece que Garzón no tiene ni idea de lo que está hablando y que lógicamente es un Gobierno muy complicado juntando churras con merinas. 

Personalmente, creo que funcionaría mucho mejor el Gobierno socialista solo. Lo de los 23 Ministerios es una locura. Estoy en contra de Garzón. El otro día la ministra de Trabajo dijo que había que recaudar el 38% más… ya dije que me imaginaba que era de letras, pero que en una tarde le podían dar un curso de economía. Hay un tema claro, como dijo Garamendi, hay muchos ministros que no saben qué es una empresa porque no han estado nunca en ninguna. 

Personalmente creo que funcionaría mucho mejor el Gobierno socialista solo

La clave es que la desescalada vaya razonablemente bien, que el Gobierno tenga claro que hay que gastar lo que haga falta. 

Somos un sector que puede salir en V (de vacuna) si se hacen las cosas bien en el momento en el que llegue. Nosotros, con la mejor voluntad abriremos hoteles, aunque creo que la gente se irá al pueblo. 

Lo de las playas no va a ser fácil. Habrá sólo un 10% o un 15% de gente respecto al año pasado. Me inclino más por el turismo de interior, segundas residencias. Los catalanes, por ejemplo, no van a salir porque allí hay mucha segunda residencia.

Usted es partidario de abrir poco a poco la economía,  ¿no tiene la impresión de que el Gobierno ha empezado a correr?

Es muy difícil saber cuándo abrir. La economía había que ponerla en marcha como han hecho todos los países. Italia la ha puesto en marcha con más muertos que nosotros. No hay ningún sector que no esté tocado: comunicación, hoteles, restaurantes… ¡Todos! 

Lo más importante es que se apoye a los sectores, que poco a poco la gente salga de los ERTE y, sobre todo, que mientras no se pueda la economía siga congelada. Por ejemplo, en Francia el Gobierno ya ha metido 9.000 millones a Air France-KLM. Los aviones tienen que volar, pero a lo mejor no todos ni totalmente llenos. 

Entonces, ¿es partidario de que el Gobierno español rescate a aerolíneas españolas como Iberia?

No me parecería mal en absoluto. Alitalia ya está rescatada, el Gobierno alemán tienen el 25% de Lufthansa… Así que no veo ningún problema. 

¿Qué aspectos deberían cambiarse de la reforma laboral? 

En su momento fui el rey de las kellys por decir que las empresas externas explotaban a las trabajadores. Ese es uno de los temas más importantes, pero en este momento hablar de la reforma laboral me parece un lío. Hay que tocarla, pero no es el momento adecuado. 

Hay otro temas que son importantes en el tema de los alquileres de los hoteles. No tiene sentido que esta crisis la pague el arrendatario. El arrendador tendría que decir algo. El Gobierno debería hacer algo, porque si no pasará como en 2008, cuando los fondos venían con la escopeta cargada. Tendría que legislar, porque hay muchos hoteles importantes en contratos de arrendamiento. 

Información sobre el coronavirus: