Tecnología

Amena desaparece después de 21 años y Orange migra a sus clientes a su marca principal

La histórica marca dejará de estar operativa a partir del 1 de septiembre y la migración durará dos semanas.

24 agosto, 2021 13:58

Noticias relacionadas

Amena desaparece formalmente el próximo 1 de septiembre. Lo hace tras 21 años y después de que el pasado mes de febrero Orange anunciara que daba de baja la histórica marca. La novedad es que los clientes de esta operadora pasarán a integrarse en Orange y no en Simyo, como se había especulado inicialmente.

La decisión no es menor ya que refuerza Orange, la marca de clientes de alto valor de la operadora francesa y deja de lado Simyo, la enseña centrada en el bajo coste y en precios más baratos. 

Los clientes de Amena podrán además tener un acceso más fácil a los paquetes de televisión y el fútbol, la gran apuesta convergente de Orange para arrebatar clientes a su competencia. 

De esta manera, los actuales clientes de amena serán migrados (desde el 13 de septiembre hasta final de año) a Orange. Dicha migración se realizará a unas tarifas muy similares a las que tenían, "creadas a tal efecto específicamente para ellos, y en las que se podrán beneficiar de muchas nuevas ventajas de las que antes no disponían".

Orange explica que este proceso será automático y transparente para el usuario, que no deberá hacer nada ni dejará en ningún momento de disfrutar de su servicio de comunicación (no hay sustitución de router ni de SIM). Los clientes serán informados de todos los detalles, tanto en un anexo en factura como a través de email y SMS.

Tercera licencia móvil

De esta manera, el porfolio de marcas de Orange en España quedará conformado por las marcas Orange, Jazztel y Simyo, gama alta, media y baja, todas con productos convergentes con fibra y móvil.

El fin de Amena, es el fin de una era. Sus orígenes se remontan a 1998, cuando el Estado español concedió la tercera licencia para operar en el mercado de telefonía móvil a Retevisión. Anteriormente había concedido licencias a Telefónica Movistar y a Airtel (futura Vodafone).

Retevisión creó una empresa filial para operar su nueva cartera de servicios móviles, Retevisión Móvil, S.A., la cual comenzó a operar comercialmente el 15 de enero de 1999 bajo el nombre de Amena.

En 2002 Retevisión se fusionó por absorción con la empresa AunaCable. La marca Retevisión fue abandonada en favor de la marca del nuevo grupo, Auna.

Con el cambio de propietarios en su matriz, Amena cambió su denominación legal por la de "Grupo Amena Móvil Telecomunicaciones, S.L.". El logotipo de Amena también fue adecuado a este hecho, por lo que se eliminaron las referencias a Retevisión y se endorsó al logotipo de Amena el de Auna.

Compra de France Télécom

Cuando el grupo Auna desaparece en 2005, sus propietarios decidieron vender de forma independiente el negocio de telefonía fija y el de telefonía móvil a diferentes compradores. La telefonía fija fue vendida a la empresa madrileña "CableEuropa S.A.U", la cual tomó el nombre comercial de Ono.

En el ámbito móvil, el 80% de la sociedad Amena Móvil Telecomunicaciones S.L. fue vendida el 21 de julio de 2005 a la multinacional francesa France Télécom por 10.600 millones de euros.

Antes de la compra, France Télécom ya operaba en España bajo su filial France Télécom España S.A, pero solo servicios de ADSL y bajo el nombre comercial Wanadoo para particulares y Equant para empresas.

Unos meses después de la adquisición de Amena, France Télécom liquidó la empresa absorbida y cedió todo el patrimonio, clientes y empleados de esta a la filial del grupo en España. Luego France Télécom se convirtió en Orange en 2013, denominación que mantiene hasta la actualidad.