Un cartel informa de la obligatoriedad de guardar la distancia social en la playa de Sa Coma en Mallorca.

Un cartel informa de la obligatoriedad de guardar la distancia social en la playa de Sa Coma en Mallorca. EFE

Tecnología

Comercios, hoteles, playas y conciertos: la era postCovid abre un negocio de 15.000 millones para las tecnológicas

Conciertos, centros comerciales, playas y hoteles: la nueva normalidad acelerará la adopción de tecnología en las empresas españolas.

30 junio, 2020 02:26

Noticias relacionadas

El distanciamiento social obligado en todo el mundo por el Covid-19 ha impulsado a todas las empresas a repensar la manera de distribuir los espacios, de relacionarse con sus clientes y de ejecutar sus transacciones. Una reinvención que va de la mano de la tecnología y que pide acelerar la digitalización de los procesos a todos los niveles.

Hoteles sin contacto, playas con aforo regulado, centros comerciales con toma de temperatura en los accesos, conciertos emitidos en directo y con experiencia en 4K o supermercados sin cajeros serán parte de la nueva normalidad y la responsabilidad de las empresas es adaptarse a un nuevo entorno social, pero también tecnológico.

En diferentes intervenciones todas las grandes empresas han reconocido que el confinamiento ha hecho que la digitalización se acelere y que se haya recorrido el camino de dos o tres años en solo tres meses. Un camino imparable que abre un horizonte totalmente nuevo a las empresas tecnológicas.

En el sector se cifra esta digitalización en unos 15.000 millones de euros al año. Es la cifra que anualmente se invierte en tecnologías de la información en España, pero que ahora deberá estar totalmente enfocada al desarrollo de esta nueva normalidad, para optimizar procesos, pero también para no perder clientes.

"La única vía que queda es digitalizarse. Lo que se había previsto para tres o cinco años lo vamos a hacer ahora entre 2020 a 2021 y eso hará que muchas de estas inversiones se adelanten", dice un directivo de una empresa española con fuertes inversiones en digitalización. Es decir, que estos 15.000 millones que ha movido la industria en innovación podrían quedarse cortos.

Empresas con baja digitalización

Un dato que cobra más importancia considerando el bajo nivel de digitalización de las empresas españolas. "En nuestro país, el 57% de las compañías tiene un bajo nivel de intensidad digital y, aunque el 78% de las empresas medianas considera “muy relevante” la digitalización, casi no invierte en ello. Solo el 14% de las pequeñas y medianas empresas tenía antes de esta crisis un plan de digitalización", decía Carina Szpilka, presidenta de Adigital, en una tribuna publicada en este diario.

Las áreas de crecimiento que identifican las tecnológicas pasan por las relaciones laborales (teletrabajo), relación con clientes y aceleración de las infraestructuras digitales. Dentro de ellas, las relaciones laborales llevan la delantera con el teletrabajo implantado por fuerza en casi todas las empresas españolas. En este sentido ahora la tarea es poder consolidar y mantener este ritmo, incrementar la seguridad digital y mejorar las infraestruturas.

Por su parte, la relación con clientes se ha comenzado a disparar tras la reapertura de espacios físicos. Cafeterías, hoteles, restaurantes, centros comerciales, atención al publico de la administración, estadios de fútbol y oficinas bancarias. Se abre un mundo de nuevos servicios que requieren estos comercios, institucionales y espacios públicos para garantizar la seguridad de sus clientes.

Una nueva realidad que las tecnológicas afrontan con parte de los deberes hechos. "Tenemos muchas innovaciones que han nacido antes, pero que estamos adaptando para esta nueva realidad", dijo Agustín Cárdenas, director de transformación de empresas de Telefónica, al presentar el acuerdo entre esta operadora y los hoteles Silken, para digitalizar la carta de sus restaurantes.

Este nuevo servicio -desarrollado por Telefónica e iUrban, start-up participada por Wayra- se puede utilizar desde cualquier dispositivo móvil y -tras escanear un código QR- permite elegir el producto que se quiere consumir de una carta virtual. El sistema es escalable y en el futuro podría permitir el check in virtual y reservar mesas para el desayuno controlando los aforos de los lugares más concurridos de los hoteles.

Estaciones y playas

Pero no es el único. La semana pasada Adif desplegó diferentes sistemas en la estación de Atocha para controlar tanto los niveles de aforo como el cumplimiento de las normas que se han puesto en marcha para limitar el peligro a contagios. Una iniciativa para la que el administrador de infraestructuras ferroviarias contó con la colaboración de Prosegur y Ecisa.

El proyecto va a permitir controlar la temperatura de los pasajeros en la primera planta de Atocha y va a ser capaz de reconocer si los usuarios están utilizando correctamente las mascarillas. El servicio es tan sensible que es capaz de detectar si una persona lleva la mascarilla en la barbilla o el cuello e, incluso, si sólo llevan la nariz sin cubrir. 

En este sentido Telefónica también ha diseñado un sistema para controlar el aforo de las playas. El sistema incluye la videovigilancia mediante cámaras IP con conectividad 4G y dotadas de un software, estas cámaras detectan qué zonas están siendo ocupadas y las que están libres y calcula el porcentaje de ocupación en tiempo real. Además, permite disponer de cámaras exclusivas para conteo de personas en los accesos a la playa mejorando la fiabilidad del sistema y combinando datos de porcentaje de ocupación del espacio con datos de aforo de personas en dicho espacio.

Comercios y ocio

En el caso de los comercios, Banco Santander ofrece soluciones digitales para el cobro, pago o financiación en negocios turísticos. Por ejemplo, PayGold, que permite cobrar al cliente por teléfono, sin necesidad de que éste proporcione los datos de su tarjeta; o la herramienta Pago Ágil para gestionar las facturas de proveedores en remoto y elegir cómo y cuándo se quieren realizar los pagos. 

¿Y el ocio? Telefónica firmó hace unas semanas un acuerdo con el Wizink Center para impulsar una solución tecnológica que incluye desde el Fan Journey que se inicia cuando el espectador compra la entrada online, sigue con la grabación en directo, la realización desde los estudios centrales de Telefónica en Tres Cantos y que finaliza con la codificación y distribución en tiempo real de la señal.

Solo pequeños ejemplos de lo que está por venir. Ninguna empresa podrá sobrevivir sin una fuerte implantación de tecnología, reconocen los expertos consultados. Y esta inversión estará directamente relacionada en construir esta nueva realidad y relación con sus clientes. Un nuevo escenario en el que las tecnológicas buscan ganar terreno. Todo está por decidir.

Información sobre el coronavirus: