Imagen de un control de tráfico.

Imagen de un control de tráfico.

Movilidad ESTUDIO SOBRE LA EVOLUCIÓN DE LA MOVILIDAD ESPAÑOLA DE INVERTIA (V)

La recuperación del uso del coche ya llega al 80% y duplica la del transporte público

El vehículo particular vuelve a imponerse en la quinta entrega del Estudio sobre la evolución de la Movilidad Española durante la Desescalada. 

13 junio, 2020 03:39

Noticias relacionadas

El uso del coche vuelve a pisar el acelerador. Si la semana pasada el uso del transporte público consiguió cambiar la tendencia y recortar la distancia con el vehículo particular, durante los últimos siete días la recuperación de la movilidad en España ha vuelto a los patrones registrados durante las primeras semanas de la desescalada. 

El automóvil se consolida como la opción favorita de los usuarios para desplazarse. El nivel de recuperación del coche ya llega a 80% mientras los servicios de transporte público apenas se acercan al 40%.

Evolución del tráfico durante la desescalada

Estas son las principales conclusiones de la quinta entrega del Estudio sobre la evolución de la Movilidad Española durante la Desescalada que analiza el comportamiento del uso del coche y del transporte público entre el 27 de abril y el 8 de junio en todas las provincias españolas y en 10 ciudades.

En su realización se han combinado datos de las plataformas de movilidad de Apple, Google, Moovit, junto con la citada información del Ministerio Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, la de la DGT y la de todas las instituciones tanto municipales como autonómicas que han querido colaborar.

A nivel provincial, la actividad se sitúa ya en el 85,2%. Esto confirma el aumento sostenido registrado desde el pasado el 27 de abril, cuando este indicador sólo llegaba al 53%.

Madrid y Barcelona siguen siendo los territorios con menor movilidad provincial, con un nivel de recuperación del 67% y del 72% respectivamente. Mientras, todas las provincias menos Alicante y Baleares, alcanzan una recuperación por encima del 80%

La llegada a la Fase 3 de gran parte del territorio ha supuesto un nuevo empujón a la movilidad interprovincial. Entre las provincias más avanzadas encontramos a Burgos, Guadalajara, Lugo, Melilla, Ourense, Segovia, Tarragona, Toledo y Zamora, todos ellas por encima del 90% de recuperación de los desplazamientos en comparación a momentos anteriores al Estado de Alarma.

El coche avanza en las ciudades

Al analizar individualmente las ciudades, Bilbao y Valencia siguen mostrándose como las que más movilidad han recuperado. Una distancia que es muy notable en lo que tiene que ver con el uso del transporte público. En Bilbao llega al 72% de los registros previos a la pandemia, mientras que en Valencia alcanza el 65%.

Vigo, Palma de Mallorca y Zaragoza se sitúan como las poblaciones más cercanas en esta categoría con niveles que no alcanzan el 50% de la recuperación. Una distancia muy significativa que aún se incrementa más con el resto de ciudades donde la recuperación del transporte público no llega al 40%.

La mayor velocidad de adopción del automóvil como medio de transporte para desplazarse durante las pasadas semanas se puede apreciar en el gráfico anterior. Todas las ciudades se mueven más rápidamente de izquierda a derecha (incremento de tráfico) que de abajo a arriba (incremento de uso del transporte público). Para entender mejor esta evolución hemos trazado una diagonal entre los ejes X e Y.

Cuanto más cerca está una representación de una ciudad de esta línea, más balanceada es la evolución del uso del coche y del transporte público. El avance por debajo de esta línea señala un mayor peso del automóvil respecto al transporte público. Si un punto cruza esta linea y pasa a la parte superior, el transporte público está creciendo con más fuerza que uso del vehículo individual en esa ciudad.

Esta visualización aún destaca más a Valencia y Bilbao como las ciudades con un crecimiento más equilibrado entre coche y transporte público. En lo que respecta al uso del automóvil, el estudio señala que cinco de las 10 ciudades analizadas ya han superado la barrera del 80% de recuperación.

Esta barrera es importante ya que, según las estimaciones de varios municipios, la caída del turismo sumada al teletrabajo y la reducción de las actividades de ocio van a reducir un 20% el total de los desplazamientos cuando se completen todas las fases de la desescalada. Las Palmas de Gran Canaria, Barcelona, Palma de Mallorca, Málaga y Madrid quedan aún por debajo de esta barrera.

Madrid y Barcelona, dos gotas de agua

Los patrones de recuperación de movilidad de las grandes ciudades españolas, Madrid y Barcelona, están teniendo una evolución casi calcada. El indicador que muestra una mayor diferencia entre ambas sigue siendo el uso del coche. La Ciudad Condal vuelve a destacarse ocho puntos porcentuales por delante de la capital de España en este ratio

Al analizar la recuperación del transporte público, las dos ciudades registran niveles casi iguales en el uso del Metro, un 66,9% de caída respecto a los niveles previos al Estado de Alarma en Barcelona frente a un 67.4% en Madrid. Tan similares son las evoluciones que esta semana en el uso del autobús urbano de Barcelona ha vuelto a recuperar los niveles de Madrid empatando en caídas del 68%.

Por su parte, los autobuses interurbanos y los servicios de cercanías ferroviarios siguen registrando una recuperación de actividad mayor en Madrid que en Barcelona.

En lo que respecta a los desplazamientos a pie, durante los siete días analizados, volvió a registrarse un acelerón mayor en Madrid que en Barcelona. El paso a la Fase 2 ha tenido un impacto mayor en la capital de España donde los niveles de recuperación ya rozan el 50% mientras la Ciudad Condal se queda en el 42%.

Así las cosas, la siguiente semana de este análisis recogerá el paso, por primera vez de una Comunidad Autónoma a lo que se ha denominado como nueva normalidad. El próximo lunes, 15 de junio, todas las provincias gallegas pasarán a esta nueva fase a la vez que la mayor parte de España estará en Fase 3. La Comunidad Valenciana, las áreas sanitarias de Gerona y Cataluña Central, Toledo, Ciudad Real, Albacete, León, Palencia, Zamora, Valladolid, Burgos y la ciudad autónoma de Ceuta pasan al último escalón. 

Barcelona y Madrid quedarán aún en Fase 2 lo que ocasionará que el 22 de junio entren en la nueva normalidad sin pasar por la Fase 3. Pese a ello se espera que existan ciertas limitaciones para estos territorios que dependerán de cómo evolucionen los próximos siete días.