Imagen de un hidrogenoducto.

Imagen de un hidrogenoducto. Invertia

Energía

Bruselas quiere separar los operadores de redes de gas de los de hidrógeno verde

El paquete de hidrógeno y biogases de la UE está un paso más cerca de completarse tras aprobarse la directiva en el diálogo tripartito final.

30 noviembre, 2023 02:43

Europa está a punto de aprobar su directiva para establecer unas normas comunes para los mercados interiores del hidrógeno verde, así como de los gases renovables.

Además de proponer la creación de un nuevo regulador para las redes de transporte del hidrógeno, también ha incluido el espinoso tema de la "desagregación horizontal". Es decir, separar a los operadores de infraestructura de hidrógeno de los operadores de redes de gas existentes para evitar que el mercado esté dominado por un solo jugador.

En España esto podría abrir la puerta a que los competidores de Enagás, el principal operador del sistema gasista, pudieran optar a liderar la principal infraestructura que se está diseñando en nuestro país: el H2Med.

[El H2Med y la Red Troncal de Hidrógeno, incluidos en la lista de Proyectos de Interés Común de la Unión Europea]

El H2Med es un proyecto que incluye una conexión entre Celorico da Beira en Portugal y Zamora en España (CelZa) y una conexión marítima entre Barcelona y Marsella (BarMar). CelZa contará con una capacidad máxima 0,75 millones de toneladas de hidrógeno renovable, una longitud 248 kilómetros mientras que el BarMar dispondrá de una longitud de 455 kilómetros.

Además, el plan es que esa infraestructura tuviera una continuidad por Francia y pueda llegar hasta Alemania. De hecho, son los TSOs (Gestor de Red de Transporte) de Portugal, España, Francia y Alemania los que lideran el proyecto. Enagás tiene el monopolio como TSO del gas natural en el territorio nacional.

Normas antimonopolio

En los trílogos (Comisión Europea, Parlamento Europeo y Consejo Europeo) todas las partes han llegado a un acuerdo. Se han comprometido a permitir a los países miembros optar por no participar en las normas antimonopolio en determinadas circunstancias.

Han tomado esta decisión porque han llegado a la conclusión de que es mejor hacer despegar de la nada una industria multimillonaria lo más rápido posible que poner trabas. Y esto también dejaría al Gobierno la potestad de dejar a Enagás que siguiera liderando el proyecto H2Med.

[Al 'BarMar' le salen novias: la competencia de Enagás reclama que su construcción salga a concurso]

Es decir, todas las partes han aceptado la gran mayoría de las propuestas del Parlamento sobre la desagregación horizontal y ésta se aplicará únicamente a los operadores de sistemas de transmisión e incluirá una opción de exclusión para los países miembros.

De esta manera, Alemania consiguió su objetivo, ya que encabezaba una coalición de países con ideas afines que presionaron por reglas menos estrictas. 

Transporte y distribución

También, se ha aprobado la división entre operadores de sistemas de transmisión (TSO) y operadores de sistemas de distribución (DSO) para el hidrógeno.

La directiva dice que un DSO que quiera convertir algunos de sus gasoductos a hidrógeno podrá hacerlo sin vender el activo ni crear una nueva empresa derivada que sea operativa y financieramente independiente del negocio de la red de gas. No podrán hacerlo así, en cambio, los TSOs.

Estas reglas de "separación horizontal" también quieren impedir a las compañías de gas utilizar los ingresos regulados (y en algunos casos, ayudas) de sus redes de distribución para financiar infraestructura de hidrógeno verde.

El acuerdo aplicará ahora únicamente la normativa de "separación horizontal" a los gestores de sistemas de transporte de gas (TSO) que operan grandes infraestructuras de alta presión y larga distancia, pero los operadores de sistemas de distribución (DSO), a cargo de las redes más pequeñas que entregan gas a hogares y empresas, estarán exentos.

Biogás y compras conjuntas

Ahora hay un siguiente paso en el proceso, porque el acuerdo provisional debe ser respaldado y adoptado formalmente por las partes del trílogo. Y habrá una segunda etapa en la negociación, porque los legisladores no lograron ponerse de acuerdo sobre una regulación relacionada para determinar la estructura del futuro mercado del hidrógeno de la UE.

El desacuerdo también está en los objetivos de biogás y en la adquisición conjunta de hidrógeno por parte de la UE.

Aún así se espera que se solucione lo antes posible porque la presidencia española del Consejo de la UE llega a su fin y la Comisión de von der Leyen también, pocos meses después. Por tanto, los legisladores en Bruselas están ocupados cerrando tantos expedientes como sea posible.