Una composición sobre el conflicto energético y económico surgido entre Rusia y la UE con motivo de la guerra en Ucrania.

Una composición sobre el conflicto energético y económico surgido entre Rusia y la UE con motivo de la guerra en Ucrania. Invertia.

Energía

Esto es lo que están haciendo los países de la UE para ahorrar energía antes de la llegada del invierno

Se ha incendiado el debate en España con el plan de contingencia energética presentado por el Gobierno, pero ¿es muy diferente al de nuestros vecinos?

8 agosto, 2022 02:20

Las medidas de ahorro energético aprobadas por el Gobierno el pasado 1 de agosto han provocado una auténtica explosión de críticas por algunos sectores económicos y la oposición política. Pero, ¿son tan desmesuradas o disparatadas? Para tomar perspectiva, no hay nada mejor que mirar lo que hacen nuestros vecinos europeos. 

Las reservas de gas de la UE están actualmente llenas en un 71%, a un 9% del objetivo que el bloque se fijó para el 1 de noviembre, y los países se han comprometido a reducir su demanda de gas en un 15% para marzo como parte de medidas de racionamiento en todo el bloque.

Lo que está en juego no es lo mismo en todo el bloque. En Alemania e Italia, un corte del gas ruso afectaría duramente a la industria y afectaría a la capacidad de las personas para calentar sus hogares. En Suecia y Finlandia, donde el gas representa una porción más pequeña de la combinación energética general, el impacto sería menos drástico.

[Así quiere Bruselas que los Estados reduzcan un 15% el consumo de gas de aquí a marzo]

Apagar las luces y la calefacción

Los gobiernos tendrán que tomar medidas, además de las inmediatas, otras a más largo plazo. Por ejemplo, renovar los edificios para que sean más eficientes energéticamente y cambiar a tecnologías de calefacción central más ecológicas, según adelanta 'Politico'. Pero por el momento, estas son las que hay.

Alemania

A pesar de ser uno de los principales defensores de reducir el consumo, Berlín aún no tiene un plan vinculante para ahorrar energía. A finales de julio, emitió una serie de recomendaciones, algunas serán legalmente vinculantes, y además en respuesta al acuerdo de la UE, apagó la iluminación nocturna de varios monumentos y edificios históricos, incluido el ayuntamiento y la Ópera Estatal de Berlín.

Los edificios públicos y las oficinas deberán dejar de calentar las "habitaciones donde la gente no pasa tiempo regularmente", como los pasillos y los grandes salones. También se ha recomendado que las grandes industrias implementen medidas de ahorro de energía que "se amortizan económicamente en dos años".

Para ayudar a los hogares a ahorrar energía, el gobierno germano también ha eliminado el requisito de que los inquilinos mantengan una temperatura mínima en los apartamentos.

En ausencia de normas vinculantes, varias ciudades y Estados alemanes han adoptado sus propias medidas, por ejemplo, reduciendo el alumbrado público. La ciudad norteña de Hannover ya no ofrece agua caliente en las piscinas públicas como reacción a la crisis energética. Y los edificios públicos de otras ciudades también han dejado de calentar las piscinas como parte de la campaña de ahorro de energía de la ciudad.

Los edificios municipales en la capital del Estado de Baja Sajonia solo se calentarán del 1 de octubre al 31 de marzo, a una temperatura ambiente de no más de 20ºC, y se prohibirá el uso de unidades móviles de aire acondicionado y calentadores de ventilador.

Francia

El gobierno galo anunció a mediados de julio un plan de “sobriedad energética”. La mayoría de las medidas aún se encuentran en etapa de borrador y su presentación está programada para finales de septiembre. La ministra de Transición Energética, Agnès Pannier-Runacher, ya ha indicado que el gobierno tiene como objetivo prohibir que las tiendas dejen sus puertas abiertas mientras el aire acondicionado y la calefacción están funcionando. Si no lo cumplen, se enfrentarán a una multa de 750 euros.

Tampoco se permite calentar ni enfriar las terrazas de los cafés y bares al aire libre.

También quiere prohibir la publicidad luminosa en todas las ciudades entre la 1 am y las 6 am, una medida que ya se aplica a las ciudades con menos de 800.000 habitantes y que los críticos dicen que no se aplica adecuadamente.

El objetivo es reducir para 2024 el consumo de energía francés en un 10% respecto a 2019. Una quinta parte del suministro de gas de Francia proviene de Rusia.

[El FMI pide que el consumidor asuma toda la subida del coste de la energía y que no haya controles en los precios]

Italia

No tiene ningún plan hasta ahora. A pesar de que Italia es uno de los países de la UE más dependientes del gas ruso, su gobierno ha dicho que no habrá medidas "draconianas" para reducir la demanda. Sin embargo, se está redactando un plan de ahorro de emergencia que podría incluir limitar la calefacción a 19°C en invierno y la refrigeración a 27°C en verano, reducir el alumbrado público por la noche y cerrar las tiendas temprano, según los primeros borradores vistos por los medios locales.

El país busca reducir el 7% de la demanda de gas para marzo, en parte impulsando su generación a base de carbón. Reducir la calefacción en 1ºC en los edificios podría ahorrar hasta 2.000 millones de metros cúbicos de gas al año. También piensa que con los nuevos acuerdos de gas realizados en los últimos meses con Argelia, el país "estará bien" hasta febrero, incluso si Rusia corta por completo el suministro de gas.

Grecia

Grecia ha revelado su "termostato de reducción de energía" en junio, cuyo objetivo es reducir el consumo de energía en un 10% este año y luego en un 30% para 2030.

Las banderas de Grecia y la UE con el Partenón de fondo en Atenas.

Las banderas de Grecia y la UE con el Partenón de fondo en Atenas.

El aire acondicionado no se puede poner a temperaturas inferiores a 27°C en edificios públicos durante el verano, y se insta a los trabajadores de oficina a asegurarse de que sus ordenadores estén apagados al final del día.

También se están introduciendo una serie de medidas para hacer que los edificios sean más eficientes energéticamente. Se están instalando protectores de ventanas en los edificios públicos y se ha anunciado un programa de 640 millones de euros para renovar ventanas y sistemas de refrigeración en instalaciones estatales.

Irlanda

Sus autoridades han instado a las personas a reducir la velocidad en la conducción para reducir el uso de gasolina y consumir menos energía en el hogar. La Autoridad de Energía Sostenible de Irlanda ha aconsejado a los hogares que bajen el termostato a 20°C en las salas de estar y de 15°C a 18ºC en los pasillos y dormitorios. También aconseja a las personas que ajusten el uso del lavavajillas y la lavadora.

La empresa de servicios públicos Electric Ireland tiene consejos adicionales. “No llenes la tetera. Si dejas de trabajar para tomar un café, solo hierve la tetera con tanta agua como necesites”.

Polonia

Varsovia no ha presentado un plan nacional para ahorrar energía. Con los suministros de gas rusos ya reducidos a cero, gran parte del debate político de Polonia se centra en la amenaza de una inminente escasez de carbón que podría dejar a algunos hogares sin poder calentarse este invierno.

El primer ministro Mateusz Morawiecki pidió en julio a los polacos que aislaran sus hogares antes de lo que llamó una temporada de calefacción "difícil". En el mismo discurso, Morawiecki anunció que el país asignaría “más miles de millones” a su programa de aire limpio que proporciona subsidios a los propietarios para un mejor aislamiento y la compra de sistemas de calefacción más limpios.

Los analistas temen que el país se quede sin 1 o 2 millones de toneladas de carbón durante el invierno, que es el verdadero problema en el país.

República Checa

Ningún plan hasta ahora. El mes pasado, el Ministerio de Comercio checo publicó un "manual" de ahorro de energía que ofrece consultas gratuitas para renovaciones energéticamente eficientes y consejos que incluyen proteger las ventanas y apagar las luces.

"Todo el mundo puede unirse a la lucha por la independencia energética, pero los cambios más grandes comienzan con los individuos", dijo el ministro de Comercio, Jozef Síkela. Se están preparando algunos cambios como acortar la temporada oficial de calefacción, que rige el período de tiempo en el que se debe suministrar calor a los edificios.

La República Checa depende casi totalmente del gas de Rusia, y la mayor parte se destina a la industria y alrededor de una cuarta parte se usa para calentar los hogares.

Guerra Rusia -Ucrania