Presa hidroeléctrica de Os Peares, en Galicia.

Presa hidroeléctrica de Os Peares, en Galicia.

Energía

La generación hidroeléctrica, en cuestión: los embalses en mínimos históricos al empezar el verano

La reserva hídrica española está al 47,1% de su capacidad, cuando la media de los últimos 10 años por estas fechas es del 68% y en 2021 fue del 57%.

27 junio, 2022 02:07

Este año, la situación hídrica en España es para tomar nota. Los embalses se encuentran al 47,1% de capacidad total, aunque hay grandes diferencias entre los del norte y el sur del país. Y en Portugal, la aportación hidráulica para la generación eléctrica está en mínimos históricos. Con el verano recién comenzado, y sin esperar lluvias importantes hasta bien entrado noviembre, puede ser la guinda a la crisis energética.

La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) ha publicado su balance de la primavera de 2022, y aunque ha sido muy cálida y húmeda, las lluvias no han sido suficientes para revertir la sequía meteorológica con la que terminó el invierno.

Con datos de precipitación de los últimos doce meses, se puede hablar de una situación de sequía meteorológica en el conjunto de España. A mediados de junio de este año, ha llovido en torno a un 25% menos de lo normal desde el inicio del año hidrológico.

Agua embalsada en España

Agua embalsada en España AEMET

La hidroeléctrica en el mix

La aportación de la generación hidráulica en el conjunto del parque eléctrico español supuso en 2021 el 12% del total, según datos de Red Eléctrica de España (Redeia), y en lo que va de año solo alcanza el 7,8%, una caída importante si se compara con el mismo periodo del año anterior, que fue del 15,9%.

La hidráulica ha descendido por su carácter cíclico y el estado de los embalses. Pero la generación hidráulica no tiene impacto en el precio del mercado eléctrico como el resto de las renovables, porque esta tecnología (sin contar con el bombeo) tiene coste de oportunidad y, por tanto, aprovecha el precio del gas para fijar el suyo ligeramente por encima.

De hecho, la gran hidroeléctrica, la gestionable porque puede abrir o cerrar compuertas para soltar agua a conveniencia, ha marcado casi el 51% de las horas de todos los meses del año 2021. Y en 2022 no ha cambiado esta tendencia.

[La hidroeléctrica ha marcado el precio de la electricidad en el 51% de las horas de 2021]

Hueco térmico

Según el informe mensual de Grupo ASE, nuestra producción renovable se ha reducido en un 11,3% (-4.376 TWh) hasta mayo, por la escasa aportación hidráulica. Y esto, junto al descenso de la nuclear (por la parada programada de dos centrales), explica que los ciclos combinados de gas acumulen un crecimiento del 86% en lo que llevamos de año.

El hueco térmico se ha incrementado hasta el 21,7% de la demanda, mientras que el año pasado era del 11,1%. En el contexto actual, el aumento de la generación de electricidad con gas (ciclos combinados) implica una subida de los precios de electricidad, aunque menor de la que se está produciendo en Europa porque el precio del gas en España es menos caro que en Europa.

Pero si entra hidráulica, aunque aproveche el "coste de oportunidad", desplaza a centrales de gas más caras que ya no serían necesarias para cubrir la demanda. Si no hay agua suficiente en los embalses, no quedará otra que echar mano de los ciclos.

"Y si aumenta la demanda, por ejemplo, con la excepción ibérica las exportaciones de electricidad a Francia se han disparado hasta la máxima capacidad de interconexión, entrarán más unidades de ciclos combinados, quemaremos aún más gas y se incrementará el precio de la luz", explicaban fuentes de AÉLEC hace unos días en un encuentro con la prensa. 

El cambio climático complica aún más el panorama de precios energéticos altos en la península ibérica. Y aunque la sequía en España es algo natural, los científicos ya confirman que nos enfrentamos a un estrés hídrico y habrá que anticiparse a los impactos esperados por el proceso acelerado en el que estamos inmersos.