mercado eléctrico

mercado eléctrico

Energía

Fiebre energética mundial: gas, CO2, materias primas, luz y petróleo, en un 'rally' sin techo

Cortes de energía en China, precios récord en Europa, escasez de combustible en el Reino Unido: la crisis energética seguirá adelante.

28 septiembre, 2021 12:10
Head Economics and Next Generation Research de Julius Baer

Noticias relacionadas

La crisis energética sigue siendo noticia. Los precios del petróleo suben a nuevos máximos de varios meses, Europa se enfrenta a precios récord del gas natural y electricidad, Reino Unido sufre escasez de combustible en sus estaciones de combustible y China sufre cortes de energía y cierres forzosos de fábricas, según Norbert Rücker, Head Economics and Next Generation Research del banco suizo Julius Baer.

Los impulsores fundamentales de estas historias están interrelacionados. El rápido repunte de la industria manufacturera desde los mínimos de la crisis económica del año pasado abrumó a las complejas y lentas cadenas de suministro de energía.

Además, el clima menos predecible y los comodines políticos traen consigo interrupciones selectivas que, en última instancia, se suman a una dinámica que se refuerza a sí misma y alimenta los precios de la energía.

Como se comentó la semana pasada, el complejo energético europeo se ha convertido en el indicador de la fiebre energética mundial, debido a sus mercados de gas, carbón, emisiones y energía estrechamente interconectados, así como a su dependencia de las importaciones de gas natural y carbón.

Si bien los mecanismos del mercado europeo envían fuertes señales al impulsar los precios de la energía a niveles récord, las consecuencias en el mercado regulado de China son diferentes.

Varios observadores del mercado sugieren que los cortes de energía y las interrupciones en la fabricación de China podrían ser la consecuencia de que las plantas de energía reduzcan las operaciones para reducir las pérdidas a medida que los costes del combustible superan las tarifas reguladas.

Otra explicación es que las provincias recortaron el uso de energía para cumplir con los objetivos de energía y emisiones del gobierno central, que se acercaron más rápido de lo esperado porque el repunte económico está impulsado por la manufactura más que por el sector de servicios.

Industria de la criptomoneda

Varios escenarios posibles podrían resolver la crisis energética. En China, la flexibilización de las restricciones a la minería de carbón nacional podría aliviar la escasez de suministro de carbón y aliviar los precios, pero esto requeriría un retroceso temporal en la agenda ambiental.

Además, una represión forzosa de la actividad minera criptográfica podría liberar electricidad para actividades económicamente relevantes. Vemos ambas medidas en algunas partes en marcha.

En Europa, los suministros de gas natural noruego y ruso podrían recuperarse de las interrupciones planificadas y no planificadas de este verano, lo que en parte ya está sucediendo.

De manera más general, la generación de electricidad a partir de energías renovables podría recuperarse estacionalmente de los mínimos inusuales observados a principios de este año, tanto en Europa (eólica) como en China (energía hidroeléctrica).

Algunos dicen que el uso de petróleo para la generación de energía llenará parte del vacío, pero creemos que la economía sigue siendo un desafío y somos escépticos sobre un cambio temporal importante del uso de petróleo en la generación de energía.

Los cortes de energía en China podrían frenar la normalización de las cadenas de suministro de bienes globales. En general, dado que los mercados de gas natural y electricidad responden a cambios fundamentales ya pequeños, y dado el impacto que el clima y la política podrían tener en el equilibrio del mercado, todavía vemos la crisis energética como un fenómeno transitorio y de corta duración.

Un otoño ventoso y lluvioso podría cambiar rápidamente la suerte en algunas partes. Dicho esto, lo contrario agravaría los riesgos de suministro de energía, un escenario que los precios actuales parecen anticipar ya.

Norbert Rücker, Director de Economía e Investigación de Próxima Generación, Julius Baer