Energía

Las termosolares proponen que REE determine cuándo utilizar su energía almacenada

La propuesta se enmarca en la consulta pública sobre la posibilidad de crear bancos de prueba regulatorios o sandbox lanzada por el Gobierno.

21 septiembre, 2021 09:51

Noticias relacionadas

La Asociación Española para la Promoción de la Industria Termosolar (Protermosolar) ha propuesto al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico que sea el operador del sistema eléctrico, Red Eléctrica de España (REE), el que indique a las centrales termosolares cuándo utilizar la energía almacenada en sus sistemas, sin por ello afectar a la rentabilidad establecida por el Gobierno.

La propuesta de las termosolares se enmarca en la consulta pública sobre la posibilidad de crear bancos de prueba regulatorios o sandbox lanzada por el Gobierno.

Protermosolar asegura que, con esta propuesta, el sistema eléctrico podría disponer de potencia renovable "síncrona, gestionable y disponible a demanda".

"Es decir, la gestión alternativa del uso del almacenamiento energético sin sobrecoste al sistema eléctrico", aclara.

En España se dispone de 870 megavatios (MW) de potencia firme proveniente de los sistemas de almacenamiento instalados en las centrales termosolares, equivalente a una central nuclear de un reactor de las que operan en España, con una capacidad de unas ocho horas a plena carga.

Sin embargo, explica Protermosolar, "la regulación actual prácticamente insta a que cada una de las centrales descargue su sistema de almacenamiento tras la puesta de sol, independientemente de la necesidad del sistema en ese momento".

La asociación subraya que los principios que rigen un sandbox pasan por limitar el volumen, el tiempo y respetar el principio de sostenibilidad financiera del sistema eléctrico.

"La propuesta se limita como máximo a las 18 centrales termosolares con almacenamiento, validando este principio de funcionamiento durante al menos un año natural y, si fuese satisfactorio, podrían analizarse esquemas futuros de funcionamiento sin incrementar el coste regulado de la tecnología", alega.

Protermosolar defiende que una gran ventaja del sandbox que propone es que no requiere ninguna inversión adicional, pues simplemente se trata de adaptar una forma de operar las centrales a una necesidad del sistema eléctrico que redundaría en una reducción de la dependencia de combustibles fósiles cuando el mercado mayorista esté más estresado.

Además, podría limitarse o extenderse en el tiempo lo que fuese necesario y potencialmente podría ayudar a la reducción del precio de la energía en las horas punta de la tarde para los consumidores, subraya.

Protermosolar considera que es acertado establecer convocatorias particulares y, en su caso, determinadas exenciones de las regulaciones del sector, sin perjuicio del principio de sostenibilidad económica y financiera del sistema eléctrico, para acelerar la transición energética y la descarbonización del sistema eléctrico.