Energía

Sumar 5 GW de termosolar supondría un impacto sobre el PIB de más de 45.000 millones

La industria termosolar española es líder mundial y nuestro país uno de los que reúne las mejores condiciones para su desarrollo.   

14 junio, 2021 03:36

Noticias relacionadas

La termosolar crea riqueza en España. Si se llega a instalar 5.000 MW más hasta 2030 como prevé el Plan de Energía y Clima (PNIEC) del Gobierno, tendría un impacto total sobre la economía española de 45.582 millones de euros. Esta es una de las principales conclusiones del informe La industria termosolar como motor económico en España, elaborado por PwC para Protermosolar y publicado en exclusiva por Invertia.

Instalar 5.000 MW adicionales a los actuales supone triplicar la potencia actual en un periodo 10 años, pero las ventajas de apostar por esta tecnología invitan a su desarrollo. 

Dicho informe divide su estudio en tres escenarios: la contribución económica de las centrales termosolares a largo plazo, la potencial ampliación del sistema de almacenamiento en algunas de ellas y el impacto debido a la operación de las centrales en operación en nuestro país.

Empleo y desarrollo rural

Actualmente la termosolar en España suma 2.300 MW distribuidos en 50 centrales en operación. Una tecnología que da empleo a 5.200 personas pero que podría generar más de 360.000 empleos si finalmente alcanza el objetivo de los 7.300 MW en 2030.

Según el informe, junto a los más de 45.000 millones de contribución al PIB, habría que sumar la contribución total al empleo de la construcción y operación de esta potencia adicional, que generaría en España más de 360.000 empleos.

Las plantas termosolares contribuyen al desarrollo de municipios que están más afectados por la despoblación, el desempleo y niveles de renta inferiores a la media nacional.

El 96% de las centrales se ubican en municipios con menos de 50.000 habitantes y más de un 60% del total en municipios de menos de 10.000 habitantes.

La riqueza y el empleo local que genera cada una de estas plantas ayudan a combatir la despoblación de la llamada España Vaciada en comarcas de Andalucía, Extremadura y Castilla-La Mancha. Los municipios que albergan estas centrales presentan una densidad poblacional un 40% inferior a la media nacional.

Además, el informe destaca que la industria termosolar no se centra solo en las provincias donde se ubican y operan las plantas termosolares, sino que se abastecen de empresas distribuidas por toda España, contribuyendo al desarrollo de empresas industriales en Zonas de Transición Justa, como Asturias, afectado por el cierre de centrales térmicas.

A su vez, la energía termosolar impulsa la innovación en España. La construcción y operación de nuevas plantas termosolares entre 2021 y 2030 generarían más de 400 millones de euros en I+D+i. Hay que destacar que la tecnología termosolar ha sido desde 2006 la principal fuente de propiedad intelectual española en tecnologías de mitigación del cambio climático.

Almacenamiento termosolar

Uno de los aspectos más desconocidos de esta tecnología 100% renovable es la posibilidad de gestionar la generación de energía gracias al almacenamiento de sales fundidas. 

De hecho, actualmente España cuenta con diez plantas termosolares que podrían instalar almacenamiento y otras siete que podrían expandir el que ya tienen para incrementar su generación nocturna.

Esto beneficiaría la descarbonización nocturna que, actualmente, se encuentra muy lejos de los objetivos que marca el PNIEC. Si bien, en el año 2020, la generación renovable diurna, en promedio nacional, se situaba en torno al 50% (con picos superando el 70%), la nocturna desciende hasta el 35%, con mínimos de apenas el 20%. Esta modificación de centrales existentes permite reutilizar las infraestructuras para generar energía renovable nocturna a un coste marginal.

Este incremento se realizaría a través de una inversión de 1.700 millones de euros a repartir entre las comunidades de Andalucía, Extremadura, Castilla-La Mancha y Valencia, generando un impacto en el PIB de 755 millones de euros.

Parte de estos proyectos podrían ser cofinanciados por fondos europeos materializando así la ayuda en un retorno para el país durante los próximos 15 años, no sólo generando inversión y empleo, sino produciendo energía renovable nocturna a un precio marginal.

En términos de empleo, la ampliación del almacenamiento energético de las plantas termosolares supondría un incremento de 15.771 empleos a tiempo completo.

Cifras 2019

Durante el ejercicio de 2019, las 49 plantas termosolares operativas en España generaron 5,2 GWh de electricidad, lo que contribuyó al PIB nacional con más de 1.500 millones de euros. Es decir, por cada MW instalado se generaron alrededor de 600.000 euros de valor añadido anual en la economía española.

En total, el parque de generación termosolar contribuyó con más de 280 millones de euros de saldo positivo frente a los incentivos recibidos, y generó más de 6.000 empleos a tiempo completo, representando un 33% más que el empleo medio generado por el resto de las tecnologías renovables.