Muchas comercializadoras han tenido que romper contratos con clientes.

Muchas comercializadoras han tenido que romper contratos con clientes.

Energía

Naturgy mete presión a las comercializadoras de electricidad con su tarifa plana y abre la guerra por el cliente

Muchos de los contratos en el mercado libre se cerraron a un precio fijo o con tarifa plana cuando la electricidad era más barata. 

9 septiembre, 2021 01:02

Noticias relacionadas

Las comercializadoras independientes de electricidad están con el agua al cuello. El alto precio de la luz de estos meses está poniendo contra las cuerdas sus cuentas de resultados, pero también se quejan de que están teniendo problemas para emitir los recibos a sus clientes por culpa de las distribuidoras.

"La situación es bastante crítica. Muchas comercializadoras han tenido que romper contratos con clientes que les habían prometido una tarifa determinada", explican a Invertia fuentes del sector de la comercialización eléctrica.

"No solo les ha ocurrido a las pequeñas, también a las grandes. Estamos soportando el 21% del IVA mientras cobramos a nuestros clientes el 10%", aseguran. Ahora, el temor está en no poder hacer frente a los pagos ni a las garantías que les exige OMIE, el operador del mercado, y REE, el operador del sistema. "Estamos todos esperando a ver quién es el primero que anuncia la quiebra de su compañía". 

Oferta de Naturgy

Y para poner la guinda, Naturgy acaba de lanzar una oferta que ha creado gran inquietud en el sector. A partir del 15 de septiembre, asegura un precio de pool de 60 euros/MWh para los próximos 24 meses a sus clientes, tanto para los actuales como para los nuevos, en un momento en que éste ronda entre los 110 y los 140 euros/MWh. Sin condiciones adicionales y sin permanencia.

Naturgy asumirá en sus márgenes la activación de esta iniciativa por su compromiso con la sociedad y con los aspectos ASG, al igual que ya hizo durante los peores momentos de la pandemia del Covid.

"Ha supuesto un mazazo para todos según lo ha anunciado el presidente de Naturgy. Vamos a ver cómo combatimos todo esto. No es competencia leal, es una oferta por debajo de mercado porque se lo puede permitir. Es una compañía vertical. Son generación también", aseguran fuentes del sector. 

"Las que somos solo comercializadoras no podemos competir con ese precio. Miraremos con lupa en qué consiste el contrato y si Naturgy ofrece un 'contrato a pérdida' a los consumidores finales porque está ingresando mucho con la generación o con la venta del gas barato que compra a Argelia y vende a precio de GNL. Lo haremos saber a quien corresponda".

La cobertura no es suficiente

Y mientras llega ese momento, están inmersas en otra batalla: hacer frente a precios por encima de 120 euros/MWh con tarifas firmadas hace un año con sus clientes a 60-70 euros/MWh.

"Hemos modificado contratos con domésticos", confirman a Invertia fuentes de Gesternova, la primera comercializadora de España en ofrecer electricidad 100% renovable. "Parece justo que haya que revisar los contratos cuando la energía cuesta un 300% más que antes".

Una decisión que se toma pese haberse hecho "las coberturas necesarias. No son del 100%. Eso es inasumible".

Las comercializadoras que operan en mercado libre ofrecen, además de tratar de replicar el comportamiento del PVPC, productos que deben internalizar todos los riesgos de las diferentes componentes que conforman el precio final de la energía eléctrica.

"Si hace un año se ofrecían tarifas con un precio final de 10 céntimos/kWh, ahora está a 12 céntimos solo el precio de la energía. A eso hay que añadir las pérdidas, los costes fijos, los impuestos...".

"La ventaja que tienen las grandes comercializadoras es que lo que pierden en la venta lo ganan en generación", explica por su parte Sandra Salinas, responsable del Departamento de Operación de la comercializadora Luvon Energía.

"Y compañías como la nuestra, con un único negocio, la comercialización de electricidad, las coberturas no son una garantía de poder hacer frente a estos precios del mercado. Cubrirte en un 100% no es posible y, además, OMIE también siempre nos exige unos depósitos, unas garantías, para poder comprar electricidad los siguientes 11 días".

Retrasos en la facturación

La crisis que arrastra el sector de las comercializadoras de electricidad es aún más grave con los retrasos en la facturación de muchos clientes. 

En junio, cuando cambiaron las tarifas, hubo muchos errores de facturación que se pueden justificar por el gran cambio realizado en la factura eléctrica. Sin embargo, dos meses después "seguimos sufriendo retrasos injustificables en la facturación de las distribuidoras", añaden desde Gesternova.

"¿Qué hacemos si las distribuidoras no hacen su trabajo? ¿Facturamos de forma estimada y luego, cuando se haga el cálculo correcto, nos llega la queja del cliente? ¿O no facturamos y luego se lo enviamos todo a la vez?", puntualiza la responsable de Luvon Energía. 

Los próximos meses se presentan clave para el futuro de un sector que ha abierto sus puertas a la competencia. Tanto es así que, en los últimos cuatro años, ha vivido un boom de nuevas comercializadoras. Ya hay cerca de 300 empresas que luchan por los 29 millones de contratos de luz que existen. Pero ahora, muchas de ellas, se enfrentan a un futuro incierto.