Tubos de cobre en una fábrica.

Tubos de cobre en una fábrica. Pixabay

Energía

Estos son los ganadores del 'rally' alcista de los precios de las materias primas

Petróleo, gas natural, acero, cobre... la subida de los precios de las commodities no afecta a todos por igual, hay ganadores y perdedores.

30 julio, 2021 03:01

Noticias relacionadas

Los precios de las materias primas que se utilizan en los procesos globales de fabricación se están disparando, y la trayectoria ascendente parece que continuará a medida que la economía mundial recupera la vida. Pero esta subida tiene consecuencias diferentes si se es productor o comprador. Para algunas empresas, como petroleras e industria del acero, redunda en abultados beneficios después del asfixiante 2020.

Desde el acero y el cobre hasta la madera, las materias primas comenzaron el 2021 con una explosión, subiendo a niveles no vistos en años. Esta carrera también tiene perdedores. Amenaza con elevar desde el coste de los alimentos hasta el de la industria del automóvil. También ha encendido la mecha de la inflación, que sube especialmente por los precios energéticos.

Con la economía de EEUU impulsando el estímulo fiscal y la economía de Europa comenzando a reabrirse a medida que se extiende la vacuna, hay pocas razones para esperar un cambio de dirección.

El cobre ha alcanzado un máximo de 10 años. El índice de precios de las materias primas agrícolas de Bloomberg ha subido un 22% en lo que va de año a su nivel más alto desde 2016, mientras que el petróleo crudo Brent ha subido un 74% desde hace un año (de 42 euros a 74 euros), a niveles de 2018.

La madera se ha triplicado en los últimos 12 meses y el estaño, utilizado en circuitos electrónicos, componentes automotrices y baterías, también alcanzó su nivel más alto desde 2011, ya que el precio se duplicó el año pasado. 

Beneficios históricos en el acero

Los productores de acero de Europa y América han sufrido durante años los bajos precios provocados por el exceso de capacidad mundial. Las fábricas luchaban por ganar dinero y la seguridad laboral se convirtió en una preocupación creciente. Se perdieron más de 85.000 puestos de trabajo en el sector siderúrgico en la Unión Europea entre 2008 y 2019, según la asociación industrial Eurofer.

Sin embargo, todo eso ha cambiado drásticamente este año gracias al auge de los precios del acero. 

La industria del acero recupera el pulso en España después de un año de pandemia con resultados en pérdidas. La siderurgia en España dispara sus beneficios, los mejores en casi 15 años para Acerinox y ArcelorMittal.

ArcelorMittal obtuvo un beneficio neto atribuido de 5.322 millones de euros en la primera mitad de 2021, en contraste con las pérdidas de 1.420 millones del mismo periodo de 2020, en lo que representa el mejor primer semestre para la compañía siderúrgica desde 2008.

Por su parte, las ventas de ArcelorMittal entre enero y junio sumaron 30.066 millones, un 37,6% más que en el mismo periodo del año anterior. Han sido impulsadas principalmente por el incremento medio del 41,5% del precio del acero por una mayor demanda y recortes de producción en China.

Oxígeno para petroleras

Los grupos europeos de hidrocarburos Royal Dutch Shell, TotalEnergies, Cepsa y Repsol han aprovechado el repunte de los precios del petróleo y han anunciado pingües beneficios.

El anglo-holandés Shell obtuvo un beneficio neto atribuido de 7.688 millones de euros en los seis primeros meses de 2021, frente a las pérdidas históricas de 15.360 millones de euros asumidas en la primera mitad del año pasado, por la depreciación de los activos provocada por el hundimiento del mercado. Eso le permite incrementar un 38% el dividendo trimestral y lanzar un plan de recompra de acciones de 1.692 millones de euros.

Por su parte, el francés TotalEnergies anunció que había vuelto al terreno positivo en el segundo trimestre, con unas ganancias netas de 1.851 millones de euros en ese periodo, tras las pérdidas de más de 6.700 millones registradas un año antes.

En la misma línea, Repsol ha presentado sus resultados hasta junio y ha obtenido un beneficio neto de 1.235 millones de euros en el primer semestre del año, frente a las pérdidas de 2.484 millones del mismo periodo de 2020. Y si se tiene en cuenta el segundo trimestre del año, su beneficio neto ha sido de 587 millones de euros respecto a las pérdidas de 1.900 millones en el mismo periodo de 2020.

También Cepsa gana un 33% más en el primer semestre, 842 millones, gracias a la mejora económica. El incremento del precio del crudo y el buen desempeño de los negocios de Refino y Química consiguen un beneficio neto de 183 millones.

Otras industrias

No solo se benefician de los altos precios de las commodities estos dos sectores industriales. También las cementeras o grupos mineros. 

La cementera mexicana Cemex registró un beneficio neto de 786 millones de euros en el primer semestre del año, frente a las pérdidas de 1,6 millones de euros contabilizadas durante el mismo periodo del año anterior.

El resultado registrado en los seis primeros meses del año se ha visto impulsado por el beneficio de 270 millones de dólares (227,3 millones de euros) contabilizado en el segundo trimestre, un dato que contraste de manera notable con los 'números rojos' de 44 millones de dólares (37 millones de euros) anotados entre abril y junio de 2020.

En el caso de Cementos Molins ha cerrado el primer semestre de este año con un beneficio neto de 57 millones de euros, un 76% más que en el mismo periodo del año anterior, tras el "sólido crecimiento" de todos sus negocios.

El Ebitda registrado se ha situado en los 124 millones de euros, un 50% superior al del mismo periodo del año anterior (+67% en términos comparables sin variación de tipo de cambio).