Philippe Boisseau, consejero delegado de Cepsa.

Philippe Boisseau, consejero delegado de Cepsa. Pablo Moreno

Energía

Cepsa vuelve a beneficios con 75 millones por el petróleo y su negocio de Química

Cepsa aumenta un 17% el EBITDA, hasta los 324 millones de euros, en el primer trimestre del año y consolida su senda de recuperación.

30 abril, 2021 13:38

Noticias relacionadas

La energética española Cepsa sigue en la senda alcista del tercer y cuarto trimestre de 2020. Entre enero y marzo de este año ha obtenido un beneficio neto de 75 millones de euros, frente a las pérdidas de 556 millones de euros que registró en el mismo periodo del ejercicio pasado. Su principal as ha sido su negocio de Química y la recuperación del precio del petróleo.

El beneficio neto ajustado de la compañía fue de 53 millones de euros a cierre de marzo, frente a los 85 millones de euros del mismo periodo de 2020, pero mejorando los 29 millones de euros de pérdidas en el último trimestre del año pasado, confirmando así el cambio de tendencia para la compañía.

Por su parte, el resultado bruto de explotación (Ebitda) de Cepsa a cierre del primer trimestre se situó en los 324 millones de euros, un 17% más que en el cuarto trimestre de 2020

La energética destacó que la acertada ejecución del plan de optimización en curso le ha posibilitado "aprovechar las oportunidades
que surjan a medida que los mercados se vayan recuperando durante el 2021".

El consejero delegado de Cepsa, Philippe Boisseau, consideró que "la acertada ejecución" del plan de optimización del grupo le ha permitido "continuar con una tendencia al alza de la rentabilidad y nos garantiza una posición sólida para aprovechar una esperada recuperación económica durante 2021".

"La combinación de las acciones de gestión y la fortaleza de la diversificación de nuestros negocios ha contribuido a preservar la generación de caja y la solidez de nuestro balance, respaldando nuestra calificación crediticia. Me ilusionan las importantes oportunidades que la transición energética presenta para Cepsa y que compartiremos en nuestro plan estratégico en los próximos meses", dijo.

Por áreas de negocio, los resultados de Exploración y Producción fueron sólidos, con un Ebitda de 171 millones de euros, un 41% superior al cuarto trimestre de 2020, gracias al aumento del precio del petróleo.

Récord en el negocio de Química

Mientras, el área de Química registró otro trimestre récord con un Ebitda de 100 millones de euros y buenos resultados en todos los segmentos del mercado, mientras que el negocio de Refino se vio afectado por la continua presión sobre los márgenes, que se compensó parcialmente gracias a los buenos resultados del negocio de Trading.

El área Comercial registró unos resultados más débiles debido a las restricciones a la movilidad y a la situación meteorológica provocada por el temporal 'Filomena' del pasado mes de enero.

En lo que respecta al flujo de efectivo de las operaciones antes del capital circulante, en el primer trimestre de este año fue de 309 millones de euros, lo que supone un aumento del 42% respecto al cuarto trimestre de 2020, debido a la mejora de los resultados y a la reducción de los impuestos.

Liquidez

A cierre de marzo, la compañía contaba con una liquidez total de 4.500 millones de euros y un vencimiento medio de la deuda a cuatro años, con una ratio de deuda neta sobre el Ebitda de 3,3 veces, por encima del nivel del cuarto trimestre de 2020 debido al efecto en el Ebitda de los 12 meses completos del Covid-19.

Además, el grupo destacó que la ejecución de su Plan de Contingencia supuso un ahorro acumulado de más de 500 millones de euros en 2020 y una reducción del 20% en el programa de inversiones en comparación con los niveles anteriores al Covid-19.

Por otra parte, en marzo Fitch confirmó la calificación 'BBB-' de Cepsa con perspectiva 'estable' y destacó la diversificación de los negocios de la compañía, así como las acciones acometidas para mantener la generación de flujo de caja y el compromiso de los accionistas con la calificación de grado de inversión, tal y como demuestra la significativa reducción del pago de dividendos.

Asimismo, las inversiones de Cepsa en el periodo de enero a marzo ascendieron a 104 millones de euros, un 45% menos que en el trimestre anterior.

Además, el grupo prevé reanudar, durante el segundo trimestre de este año, la producción en las dos plantas de la refinería de Huelva que están paradas desde septiembre de 2020. De este modo, los niveles de utilización de las refinerías de la compañía volverían a situarse en torno al 85%.