Bogas (Endesa): Los contratos de tarifa regulada sufren más la elevada subida de la luz

Bogas (Endesa): "Los contratos de tarifa regulada sufren más la elevada subida de la luz"

Energía

Bogas (Endesa): "Los contratos de tarifa regulada sufren más la elevada subida de la luz"

El consejero delegado de Enel, por su parte, asegura que la digitalización es el cambio más importante del último siglo.

11 enero, 2021 14:06

Noticias relacionadas

El consejero delegado de Endesa, José Bogas, ha afirmado que esta semana el precio de la electricidad en España se ha disparado porque han confluido varios factores, "cierta escasez de gas, aumento de la demanda y un CO2 más caro". Y los más perjudicados son los consumidores de PVPC, de tarifa regulada, porque sus facturas están indexadas por horas al mercado eléctrico.

Además, respecto a otros países europeos "es cara" debido que a que hay una serie de cargas que "solo paga el consumidor eléctrico" a través del recibo de la luz, a excepción de Alemania y Dinamarca. Por eso, ha aplaudido el Fondo Nacional para la Sostenibilidad del Sistema Eléctrico (FNSSE) que prevé aprobar el Gobierno para trasladar el coste de las primas a las renovables de la factura eléctrica a todas las energéticas.

En su participación en un encuentro digital organizado por Nueva Economía Forum, Bogas ha recordado que el "esfuerzo" para el desarrollo inicial de las renovables y las subvenciones para su despegue ha sido algo que solo se ha cargado sobre el sector eléctrico. Y esto ha sido "en beneficio de todas las energías en España, como el petróleo y el gas natural", y que ha hecho que el recibo de la luz sea más caro en el país que la media de la Unión Europea.

Así, el consejero delegado de Endesa ha alabado el paso dado por el Gobierno para poner en marcha este fondo 'verde' con el que "repartir" esos costes y que no recaigan solamente sobre el consumidor eléctrico.

No obstante, ha puntualizado que la electricidad representa el 25% del consumo de energías, mientras que el sector eléctrico asumirá algo más del 30% de ese fondo.

"Pero aplaudo esta medida, no solo por buscar disminuir el precio de la electricidad, sino por la señal de precio que se da a futuro de descarbonizar la economía", ha añadido al respecto.

Digitalización, el futuro

Por su parte, el consejero delegado de Enel, Francesco Starace, quien también ha participado en el encuentro, ha destacado el esfuerzo que está haciendo la compañía en transformar y digitalizar sus sistemas. "Ya está todo en la nube lo que nos deja en una buena posición competitiva". Además, "las compañías que entiendan bien este cambio aprovecharán esta posibilidad".

Sin embargo, ha recordado que "las redes de distribución son básicas para la transición energética como fuente de estabilización de la creciente volatilidad de las renovables y de la demanda, con la incorporación del almacenamiento, la flexibilidad de la demanda, o la recarga de los coches eléctricos, entre otros". 

Todo ello tendrá un fuerte impacto en las redes eléctricas, y por ello, "Enel destinará para su desarrollo una inversión de cerca de la mitad de los 190.000 millones de los próximos tres años". 

También ha aplaudido la idea del fondo propuesto por el Ejecutivo español y ha asegurado que el grupo se lo ha planteado al propio Gobierno italiano.

"Hay una innovación en esta idea, ya que es una manera de poner frente a los consumidores con claridad la diferencia de coste entre una forma de energía y otra. Creo que es una buenísima idea", ha sentenciado.

El ejecutivo de Enel, matriz de Endesa, considera que este fondo 'verde' es "un esfuerzo muy útil para poner a todos frente a la verdad de los costes energéticos, ya que lo que pagamos en la tarifa eléctrica no tiene nada que ver con los costes de la electricidad", ha indicado, considerando que supondría una "gran idea" que se pudiera aplicar a nivel europeo.

¿Adiós al carbón? 

Bogas también ha hecho mención al futuro de las plantas de carbón. Por un lado ha dicho que "cerraremos 4.000MW producidos con carbón, pero vamos a conectar 5.000 MW en renovables, con 900 MW en 2019, y 400 MW en 2020, pero un calendario previsto hasta 2023 de 3.800 MW".

Sin embargo, respecto a las alternativas de negocio para sustituir esa quema de carbón, se ha referido al desmantelamiento de las centrales térmicas. "Se basa en la economíacircular para mitigar el impacto del cierre en la zona, y crear condiciones de futuro para su industrialización", ha dicho. 

Una opción que podría chocar con su propuesta de quemar lodos y residuos orgánicos en un partes iguales con carbón la planta térmica de As Pontes (La Coruña).

Hidrógeno verde

Por otra parte, tanto Bogas como Starace han destacado la apuesta del grupo por el hidrógeno verde, en el caso de España como solución para la descarbonización de los territorios insulares y Ceuta y Melilla.

No obstante, han advertido de que estamos "en un momento crucial" para esta tecnología, en la que en los próximos tres años se debe "definir su hora de ruta".

"Si no dan señales en tres años, no lo va a hacer en los próximos 30 años. En estos tres años debe demostrar su capacidad de llegar a la competitividad", ha remarcado Starace. Sin embargo, ha reconocido que sus inversiones en esta tecnología son mínimas, "entre 300 y 400 millones para los próximos tres años. El hidrógeno debe demostrar que es capaz de llegar a ser competitivo".

Nucleares

En lo que se refiere a las nucleares, Bogas ha insistido en pedir que se rebajen las cargas fiscales que estas centrales sufren, especialmente, las tasas autonómicas, y que hacen "muy difícil sacarlas rendimiento".

Bogas ha reiterado el compromiso de Endesa con el plan de cierre del parque nuclear acordado con el Gobierno y el resto de empresas propietarias para su clausura escalonada entre 2027 y 2035, aunque ha subrayado que esta tecnología jugará todavía un papel "fundamental" en la transición energética.