Así es la ‘pizzería de barrio’ creada por dos exTelepizza que en 2022 alcanzará los 100 restaurantes

Así es la ‘pizzería de barrio’ creada por dos exTelepizza que en 2022 alcanzará los 100 restaurantes

Distribución

Así es la ‘pizzería de barrio’ creada por dos exTelepizza que en 2022 alcanzará los 100 restaurantes

Pizzerías Carlos cierra 2020 con 60 establecimientos y un 3% más de facturación gracias al ‘delivery’.

6 marzo, 2021 01:39

Noticias relacionadas

En plena recesión económica, año 2009, Francesc Ros Guilera y Carlos Hernández inauguraron el primer restaurante de Pizzerías Carlos en Alcobendas (Madrid). Aquí arranca la historia de esta 'pizzería de barrio' que más de una década después planta cara a las grandes como Telepizza, Domino's o Papa John's con un ambicioso plan de expansión.

Actualmente, cuentan con 60 restaurantes, pero “el plan es alcanzar la tienda número 100 a finales de 2022. Este año abriremos 20 y el año que viene otras 20”, explica Francesc en una entrevista en Invertia.

De estas, la mitad serán franquicia y la otra mitad tiendas propias. Muchas de estas se ubicarán en el norte y la zona de Levante, ya que Madrid cuenta con gran presencia y el año pasado crecieron mucho en Cataluña y Andalucía.

Francesc Ros, fundador de Pizzerías Carlos.

Francesc Ros, fundador de Pizzerías Carlos.

Un espectacular crecimiento con el que esperan cerrar 2022 con una facturación de 50 millones de euros, estima el fundador de Pizzerías Carlos. La compañía está muy centrada en esta expansión, por lo que descartan por completo aprovechar la ocasión para vender. 

Crecen en 2020

Todo ello tras un año, el de la pandemia, en el que ha registrado una facturación de 31,6 millones de euros de facturación, un 3% más que en 2019 con incrementos del 27% en el delivery. Servicio que, a diferencia de la competencia, siempre realiza con profesionales propios aunque este se contrate a través de plataformas como Glovo o Just Eat. 

A lo largo de estos últimos 12 meses, la marca ha continuado con su plan de expansión con la apertura de seis nuevos restaurantes en diferentes puntos de la geografía española. Así, a comienzos de año inauguraba en la localidad sevillana de Dos Hermanas y en Mérida. 

En el mes de junio abría sus puertas un nuevo establecimiento en el barrio de Vistalegre de Madrid, y otro en la zona de Collblanc de Hospitalet de Llobregat. Alcobendas (Madrid) y Sabadell (Barcelona) fueron las dos últimas incorporaciones del año. 

¿La clave del éxito? “Tenemos dos factores que hacen que en 2020 hayamos salido beneficiados: el ticket medio (no llegamos a 20 euros) y que llevamos la comida a domicilio en 30 minutos”, señala Francesc.

Diferencia con la competencia

Fruto de su éxito también está detrás de rasgos diferenciadores. “Por nuestro tamaño no tenemos la capacidad de hacer esas grandes campañas televisivas que hace la competencia y nos intentamos diferenciar siendo la pizzería del barrio y llegando a un marketing más local y diferenciado”, explica el fundador de Pizzerías Carlos. 

Y eso que Pizzerías Carlos es la tercera cadena de pizzas por volumen de facturación en España y la cuarta por establecimientos. Por delante, Telepizza y Domino's y Papa John's (pero solo por volumen de tiendas), según datos sectoriales de 2019 (los más actualizados). 

Además de ser la pizzería del barrio y repartir siempre con personal propio, hay otro aspecto que les hace diferentes: un servicio de restaurante totalmente profesionalizado, con acogedores espacios para el consumo en local, y mobiliario y menaje que presentan un cuidado diseño. “Es decir, con vajilla, cubertería y pagando al final de la comida o cena”, concreta Francesc Ros. Muy distinto a las cajas de cartón típicas de otras empresas. 

Valor seguro en crisis

De vuelta al pasado, con 24 años, en el año 2009, es cuando Frances se lanza junto con su socio y crean Pizzerías Carlos. Años más tarde Carlos Hernández abandonaría el proyecto y se incorporaría en 2018 como socio del proyecto Xavier Crespo Coll, que desde 2014 era masterfranquiciador de Pizzerías Carlos. 

A priori, el momento no era el más propicio, pero ellos lo tenían claro: “en época de crisis, la pizza es un valor refugio”. Y, sobre todo, el modelo por el que apuesta Pizzerías Carlos, un producto y servicio de calidad con un precio capaz de competir con los rivales más grandes.

Además, Francesc contaba con una gran baza ya que construyó esta empresa con la experiencia de haber estado en el nivel más bajo, es decir, como repartidor de pizzas. “Empecé repartiendo pizzas con 16 años. Y ya hice mi carrera profesional en Telepizza compaginando con los estudios”, apunta. 

El éxito fue tal, que en 2010 comenzaba de forma natural su proceso de expansión. Y desde entonces, Pizzerías Carlos ha tenido que adaptarse de forma permanente, porque no ha parado de crecer.      

En 2012, además de expandirse con locales propios, incorpora el modelo de franquicia y cierra el ejercicio con 21 establecimientos. En 2015 pone en marcha su propio obrador para controlar de principio a fin el proceso de producción de la masa. Antes había contado con un proveedor que fabricaba este producto con su propia receta. Y así hasta los 60 locales actuales y las previsiones de alcanzar los 100 restaurantes a finales de 2022.