Construcción e Infraestructuras

La subida del salario mínimo y la elevada plantilla dificulta la venta de Ferrovial Servicios

Si hay un hecho que suele asustar a los fondos de capital riesgo ese no es otro que la gestión de grandes grupos de personas.

22 junio, 2021 01:19

Noticias relacionadas

Hace ya más de tres años que Ferrovial puso el cartel de ‘se vende’ a su división de Servicios. Las razones que argumentó el grupo de construcción y concesiones para dar el paso fueron dos: la incertidumbre económica y las restricciones presupuestarias. Dicho de otra manera, el Brexit y el contencioso que tenía con el ayuntamiento de la ciudad de Birmingham.

Por aquel entonces, Ferrovial Servicios tenía unas ventas de 7.069 millones de euros. Su cartera estaba en 20.918 millones. Incluía mantenimiento y operación de infraestructuras públicas y privadas de transporte, medio ambiente, industriales, recursos naturales, utilities (agua y electricidad)…

Presente en España, Reino Unido, Australia, Nueva Zelanda, Estados Unidos o Chile, su plantilla superaba los 80.000 empleados. Esa plantilla se ha desinflado hasta los 59.000 trabajadores. Y, la gran mayoría de ellos, llevan a cabo su labor en España. En concreto, unas 42.000 personas que se dedican a la conservación de carreteras, tratamientos de residuos, hospitales...

Miedo

Demasiada gente. Porque si hay un hecho que suele asustar a los fondos de capital riesgo ese no es otro que la gestión de grandes grupos de personas. Estos han sido, y son, los que están más interesados en Ferrovial Servicios. Apax, el fondo británico, por ejemplo, se retiró de la carrera tras analizar los datos.

Entre los riesgos que consideró excesivos, cabe reseñar las elevadas cargas laborales. Brookfield, Lone Star o Pai Partners siguieron el mismo camino. La ‘espantada’ de Apax sucedió en diciembre de 2019. Justo antes de que se llevara a cabo la subida del salario mínimo interprofesional (SMI)

Fue en enero de 2020, situándose dicho SMI en 950 euros. Una subida que tiene visos de continuar durante 2021. La horquilla de la que se habla oscila entre los 1.011 euros hasta los 1.049 euros en 14 pagas.

Al ganar un concurso de limpieza, las empresas tipo Ferrovial y similares, tanto los salarios como las subidas anuales ya están ajustados. Hay que tener en cuenta que son contratos a largo plazo.

Madrid y Valencia

Por ejemplo, en la actualidad, seis firmas optan al contrato de limpieza del Ayuntamiento de Madrid. Entre ellas, Ferrovial. Su duración es para los próximos seis años. En el caso del consistorio de Valencia, dicha duración va más allá: 15 años.

Cuando llegan este tipo de subidas no esperadas, y no planificadas, todo se descuadra. “El ayuntamiento de turno no se hace cargo de estas subidas. Y, si lo llevas a la justicia, no siempre se gana”, señalan fuentes del sector.

Camión de limpieza en las calles de Madrid.

Camión de limpieza en las calles de Madrid. FCC

Ferrovial, en estos momentos, tiene sobre la mesa las ofertas de dos grupos industriales alemanes (Remondis y Schwarz) y de otro francés (Paprec). Un terceto que está interesado en su negocio de medio ambiente en España, con Cespa a la cabeza (más de 8.000 empleados).

El valor estimado de los servicios de limpieza y recogida de basuras en España de Ferrovial (medio ambiente) está en 900 millones de euros. Con toda seguridad, estos aspirantes están revisando los números sobre los efectos que tendrá en el negocio la previsible subida. De este año, y la posible de años posteriores.

Menor masa salarial

Cuando a mediados del pasado año Ferrovial vendió su filial australiana Broadspectrum (291 millones de euros), redujo su masa salarial. En concreto, en 9.849 personas. La empresa presidida por Rafael del Pino estrechó su plantilla un 10,9% en 2020.

Hace tres años, el retorno previsto para Ferrovial Servicios estaba entre los 2.500 y los 3.000 millones de euros. Ahora, y tras la venta de Broadspectrum, el valor de lo que no se ha vendido está en el entorno de los 1.200 millones de euros.

Además, Ferrovial no para de trocear la venta. Lo que comenzó siendo un único ente, se ha ido parcelando de manera paulatina. “Ferrovial se ha visto ‘obligada’ a dividir sus servicios para así generar una posible venta más ‘cómoda’ visto que el proceso lleva estacando más de tres años”, apunta Diego Morín, analista de IG.

El último movimiento de este calado ha sido la puesta en venta de su servicio de infraestructuras en España. En este caso, engloba actividades como la conservación de carreteras, la gestión de las torres de control aeroportuarias o el servicio de bicicletas compartidas.

Doce meses

“Con un poco de ‘desesperación’ Ferrovial ha contratado a Bank of America para facilitar y asesorar la venta de su división de Servicios”, indica Diego Morín. De esta manera, se suma a Morgan Stanley, que fue contratado en 2020 para la desinversión total de Servicios.

Acabe como acabe el proceso de venta, habrá que esperar, como mínimo, hasta 2022 para ver que éste se lleva a cabo de manera total. Porque la firma dirigida por Ignacio Madridejos ha retrasado la venta de las plantas de residuos que tiene en Reino Unido.

El argumento dado por la compañía estriba en la construcción de una planta, así como el aumento de las capacidades de otras. Un proceso de desinversión que, según la compañía, podría alargarse más de doce meses, según dijo en la presentación de resultados del primer trimestre.

La venta de Servicios es parte de la estrategia de Ferrovial para centrarse en construcción, explotación de infraestructuras y movilidad sostenible.