Elena Lozano Arturo Criado

Sabadell ha optado por la prudencia a la hora de elaborar su hoja de ruta para los próximos tres años. En su nuevo plan estratégico, el banco se ha puesto metas factibles. Van en línea con lo esperado por el mercado para capear la "tormenta perfecta" a la que el sector se va a enfrentar estos meses, con los restos del naufragio de la Covid-19 marcando su agenda en forma de un aumento de la morosidad, la transformación digital en ciernes y una subida de los tipos de interés que cada vez se aleja más en el horizonte.

Noticias relacionadas

"No estamos siendo muy agresivos en nuestras expectativas de crecimiento", reconocía Leopoldo Alvear, director financiero de Sabadell, el viernes durante el Investor Day del banco, en el que presentaron a los analistas su plan estratégico 2021-2023. Una presentación a la que en los próximos días seguirá un road show para intentar convencer a los inversores de su futuro en solitario.

Alvear explicaba así a las grandes casas de análisis que en el banco son "optimistas" con el futuro de la economía, pero han preferido optar por la prudencia más que por la agresividad, poniéndose objetivos factibles en un entorno que, ya de por sí, va a ser retador.

Mantener capital sin ventas

El plan prevé lograr un beneficio cercano a los 700 millones de euros en 2023 (por debajo del registrado antes de la pandemia), con una rentabilidad (medida a través del ROTE, la rentabilidad sobre capital tangible) del 6%, y mantener una ratio de capital CET1 fully loaded, la de referencia para el mercado, del 12%, en línea con el nivel actual.

Un capital que prevé mantener con su perímetro actual, del que solamente saldrá su negocio de Andorra, el Banc Sabadell d'Andorra, cuya venta negocia en exclusiva con Morabanc, como adelantó Invertia. Se trata de la entidad más pequeña de las que operan en Andorra, con un volumen de negocio de unos 1.830 millones de euros.

César González-Bueno, consejero delegado de Sabadell.

Los gestores de la entidad no prevén más desinversiones y, especialmente no la de TSB, su filial británica. Durante la presentación del plan estratégico, algún analista dudaba sobre cómo podía el banco lograr mantener su posición de capital sin vender más activos, a lo que Alvear respondía que en el banco están "muy seguros" de los números presentados, que tienen en cuenta "potenciales vientos de cola regulatorios".

El director financiero de Sabadell señalaba que "ninguna otra cosa se ha incluido en los números", tras lo que César González-Bueno, consejero delegado, añadía que el banco cree que puede mantener esa ratio de capital del 12% sin deshacerse de nada más.

"La de Andorra es una transacción pequeña, se hace por razones estratégicas. El socio es fiable, no lo hacemos por razones de capital", apuntaba el primer ejecutivo de la entidad, que aterrizó en el banco hace apenas tres meses.

Los gestores dejaban claro así que este es el único activo del que Sabadell prevé deshacerse, al menos a corto plazo, tras haber vendido durante los últimos meses su servicer inmobiliario, Solvia, su gestora y haber intentado sin éxito la venta de TSB, que, tras empezar a dar beneficios ya en el primer trimestre gracias al éxito de su plan de reestructuración, ahora quieren mantener.

Reestructuración en 2022

Sobre lo que no han dado pista alguna es sobre su plan de recorte de costes. La entidad prevé reducir la base de costes (actualmente en 3.000 millones de euros) en unos 100 millones en los próximos tres años.

La cifra se alcanzará gracias a un nuevo plan de reestructuración que se ejecutará en el primer trimestre de 2022 (que podría afectar a unos 1.200 trabajadores), una mejora en el ahorro de los costes de Reino Unido y un aumento de la inflación de costes subyacentes.

Sede del Banco Sabadell

"El plan se está desarrollando. Lo que nos gustaría compartir ahora es que tenemos un plan de recortar 100 millones. Cuántas oficinas, si hay trabajadores implicados... lo reservamos para otro momento. Lo que nos gustaría es dar la guía del recorte", explicaba González-Bueno. Por su parte, Alvear añadía que la reestructuración se financiará con ventas de la cartera ALCO (renta fija).

Preguntados directamente por la inversión en digitalización que afrontará el banco, González-Bueno rechazaba aportar el importe reservado para esta partida, si bien explicaba que "algunos bancos han exagerado la inversión en digitalización". En cuanto a Sabadell, "el importe es perfectamente absorbible", añadía.

Sentencia del mercado

Por el momento, el mercado ha sentenciado la nueva de ruta de Sabadell con una caída en bolsa de casi el 7% el pasado viernes, que deja el precio de la acción en 0,63 euros.

Desde Citi, apuntaban tras conocerlos que los objetivos del plan estratégico de Sabadell son "creíbles", mientras que desde Barclays señalaban que las asunciones macro en las que se basa el plan son "realistas". Desde Alantra, sin embargo, creen que el objetivo de margen de intereses (estable en los tres años con un crecimiento de dígito bajo) es "demasiado optimista".

Habrá que esperar para comprobar si el banco cumple estos objetivos, considerados prudentes, y, sobre todo, si llega al final de su plan estratégico en solitario, como insisten en trasladar sus gestores al mercado.

Contenido exclusivo para suscriptores
1€ primer mes
Accede a todo el contenido de Invertia, después 5,99€ (en lugar de 7,99€) Sin permanencia

O gestiona tu suscripción con Google

¿Qué incluye tu suscripción?

  • +Acceso limitado a todo el contenido
  • +Navega sin publicidad intrusiva
  • +La Primera del Domingo
  • +Newsletters informativas
  • +Revistas Spain media
  • +Zona Ñ
  • +La Edición
  • +Eventos
Más información