Nadia Calviño, vicepresidenta económica, durante su intervención en un evento en Navarra.

Nadia Calviño, vicepresidenta económica, durante su intervención en un evento en Navarra.

Banca

Calviño cree que los sueldos de la banca se tienen que ligar a la situación de la plantilla

Considera que "hay una creciente conciencia por parte de los directivos del sector financiero" respecto a este planteamiento.

17 mayo, 2021 13:01

La vicepresidenta segunda y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha afirmado que la remuneración de los altos directivos del sector financiero no tiene que depender sólo de "variables financieras, sino de la evolución de la situación de los trabajadores, de la calidad del servicio que se presta a los clientes y de la contribución que hace a la sociedad".

Calviño, que ha intervenido este lunes en Pamplona en el Foro SER Navarra, ha asegurado que "hay una creciente conciencia por parte de los directivos del sector financiero" respecto a este planteamiento.

"Llevo tres años diciéndolo con mayor o menor proyección pública, espero que ese mensaje haya sido recibido", ha dicho apenas tres días después de que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), representante del Estado en el capital de CaixaBank, votara en contra de la remuneración fijada para el consejo de administración para el ejercicio 2021.

En ese sentido, ha asegurado que ve "una actitud más positiva en la negociación de los ERE -presentados por entidades financieras-" para tratar de que tengan un impacto menos negativo.

Actividad digital

En relación con la polémica por el incremento de remuneración de directivos del sector financiero, la ministra ha afirmado que "es un tema que trasciende a una entidad individual y se refiere a un sector inmerso en un proceso de reestructuración muy intenso que se ha acelerado como consecuencia de la pandemia". "Se ha multiplicado la actividad digital, y eso afecta al sector financiero o al comercio minorista", ha dicho.

Calviño ha señalado que "la banca tiene que abordar ese proceso de reconversión" y ha explicado que "ha sido un sector sometido a creciente competencia, que se enfrenta a un entorno de bajos tipos de interés y a la caída de rentabilidad en los últimos años, y en ese contexto tiene que haber una respuesta clara desde el punto de vista de la remuneración de los directivos de este sector, particularmente cuando se plantean expedientes de regulación de empleo o despidos muy importantes".