Las últimas semanas del año están siendo frenéticas para los grandes fondos que intentan ajustar sus posiciones en el sector bancario español. Todos buscan dejar sus carteras a punto de cara ya al nuevo ejercicio, especialmente con sus apuestas en un sector que, como este 2020, volverá a ser protagonista por las fusiones, la vuelta al dividendo y el tan ansiado inicio de la recuperación económica.

Noticias relacionadas

En este entorno, BlackRock y Deutsche Bank a través de su gestora se han convertido en las firmas más activas del último mes, haciendo y deshaciendo posiciones en la banca española coincidiendo con una fuerte remontada bursátil en el sector. De hecho, solo en el mes de noviembre, Banco Santander recuperó un 47% de su valor, BBVA más de un 55%, CaixaBank y Bankia en torno a un 37%, Bankinter un 28% y Sabadell un 24%.

A pesar de que las caídas rondan aún el 20% en el año para la mayoría de entidades (el 30% en Bankinter y el 60% en Banco Sabadell), las mejores perspectivas para un sector que sigue cotizando muy por debajo de su valor en libros han animado a nuevos movimientos de los grandes inversores en todas las entidades, salvo en Santander, BBVA y Bankia, donde los fondos han logrado ‘mantener el tipo’ sin entradas ni salidas notables en las últimas semanas.

Los más activos 

BlackRock repite como el fondo más activo en las últimas semanas en Sabadell, Bankinter y CaixaBank. Por su parte, DWS Investment (gestora de fondos de Deutsche Bank), también repite en varias entidades como Liberbank y Bankinter.

En concreto, la firma germana elevó a principios de diciembre su participación en Liberbank por encima del 3%. En concreto, y según consta en los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), ha pasado de tener en sus manos el 2,869% del capital del banco al 3,014%. Y todo con las conversaciones para su fusión con Unicaja a punto de culminar, y con el banco alemán como parte del equipo asesor de la operación.

Los bancos protagonistas de las fusiones se convierten en objetivo de los grandes fondos.

En total, la compra se cerró con 89,8 millones de títulos que, a precio actual de mercado (unos 0,27 euros), tendrían un valor de algo más de 24 millones de euros. Precisamente, Unicaja también registró movimientos en su capital a mediados de noviembre, esta vez por parte del fondo Santander Acciones Españolas, de la gestora del Banco Santander.

El fondo elevó ligeramente su posición en la entidad hasta el 3,022%. Un movimiento que le permitió volver a aparecer en los registros de la CNMV después de que en octubre redujese de forma drástica por debajo del 3% su participación en el banco, algo que no se veía desde junio de 2019. Aun así, la cifra sigue por debajo del 4,946% del capital social que el fondo alcanzó con anterioridad.

El 'caso Sabadell'

El rey de la bolsa española repite movimientos en Banco Sabadell. En concreto, BlackRock ha realizado hasta cinco operaciones en noviembre para dejar su participación en el 3,34%. Un nivel que a precios actuales de mercado estaría valorado en unos 64 millones de euros y que aún sigue lejos de la participación superior al 5% que llegó a convertir al fondo en el principal accionista del banco.

El movimiento coincide con el inicio de las conversaciones para su fusión con BBVA a mediados de noviembre. El plan disparó la cotización de ambos bancos, pero, semanas después, ha quedado en papel mojado ante la imposibilidad de alcanzar un acuerdo.

Coincidiendo en fechas, y antes de que se truncasen las conversaciones con BBVA, Norges Bank también elevó su posición en el banco de nuevo por encima del 3,06%, desde el 2,98% anterior.

En el resto de grandes entidades solo destacan los movimientos de BlackRock en CaixaBank, donde ha pasado del 3,06% al 3,236%, justo después de la aprobación en junta de accionistas de la fusión con Bankia. Se trata de la posición más elevada de la firma en el capital de la entidad desde 2018, con más de 193,5 millones de títulos que a cierre del miércoles (2,29 euros) tendrían un valor de unos 443 millones de euros.

El capital de Bankinter vive sus semanas más 'agitadas' del año.

Bankinter, blanco de los fondos

Sin embargo, si hay un banco que en los últimos días está registrando una agitación especial en su capital, ese es Bankinter. Como no podía ser de otra forma, BlackRock y DWS han sido protagonistas de estos movimientos, a los que también se han sumado algunas operaciones bajistas y la entrada de nuevos inversores como Lazard.

En concreto, la CNMV registró un notable descenso en la participación de BlackRock en Bankinter a principios de diciembre, pasando del 5,17% al 3,66% actual. A precios de mercado, esos 32,95 millones de títulos que aún posee en cartera tienen un valor de mercado ahora mismo de unos 148,64 millones de euros.

Por su parte, la gestora de Deutsche Bank registraba recientemente una posición del 3,626% en el banco español. Es la primera vez que la firma alcanza un umbral tan elevado, puesto que nunca antes había sobrepasado el umbral del 3% que marca la entrada en el listado de inversores relevantes del supervisor.

El folleto de registro en la CNMV señala que el umbral lo rebasó el pasado 2 de diciembre, si bien su inversión no se ha conocido hasta ahora. El paquete que declara DWS alcanza una valoración de 146,6 millones de euros en función de los precios de mercado que actualmente marca la entidad.

Justo unas horas después, el fondo Lazard afloraba una participación del 3,03% en Bankinter valorada en unos 120 millones de euros. La firma se convierte así en el quinto accionista de la entidad, por detrás de Jaime Botín (22,88%) Fernando Masaveu (5,3%), y los propios BlackRock y DWS.