Empresas REDES SOCIALES

Jack Dorsey, cofundador de Twitter, abandona su cargo como consejero delegado

Parag Agrawal, director de tecnología, le sustituirá como CEO con efecto inmediato y Bret Taylor será el presidente del consejo de administración.

29 noviembre, 2021 17:11

Noticias relacionadas

El cofundador de Twitter, Jack Dorsey, ha comunicado este lunes en una carta a los empleados colgada en la propia red social su decisión de dimitir con efecto inmediato como consejero delegado de la compañía que fundó hace casi 16 años.

Dorsey confirma así los rumores sobre su marcha que llevaban circulando varias horas y anuncia que Parag Agrawal, hasta ahora director de Tecnología de Twitter, será quien le sustituya dese hoy mismo como consejero delegado.

En su carta, Dorsey asegura que su marcha es una decisión "propia", aunque "complicada". Así, añade que está al mismo tiempo "triste" y "feliz", pero incide en que es el momento "adecuado" para que los fundadores abandonen la compañía.

"No hay muchas empresas que lleguen a este nivel. Y no hay muchos fundadores que elijan su empresa sobre su propio ego. Sé que demostraremos que esta fue la decisión correcta", subraya. 

Asimismo, apunta que, tras un "riguroso proceso" en el que se han valorado todas las opciones, el consejo ha decidido por unanimidad nombrar consejero delegado a Agrawal, quien lleva más de una década trabajando en Twitter y desde 2017 ocupa el cargo de director de Tecnología. 

"Mi confianza en Parag como consejero delegado de Twitter es profunda. Su trabajo durante los últimos diez años ha sido transformador. Le estoy profundamente agradecido por su habilidad, su corazón y su alma. Es su momento de liderar", subraya Dorsey.

En este sentido, añade que desde hace tiempo era su opción como sucesor dado "lo mucho que entiende la compañía y sus necesidades". Además, destaca que ha estado detrás de cada decisión "crítica" que ha ayudado a cambiar la situación de Twitter en los últimos años.

Cambios en el consejo

Además de aprobar la marcha de Dorsey como CEO, el consejo de administración ha elegido a Bret Taylor como su nuevo presidente en sustitución de Patrick Pichette, quien seguirá como miembro del consejo y como presidente del Comité de Auditoría.

Taylor, que actualmente es presidente y director de operaciones de Salesforce, forma parte del máximo órgano rector de Twitter desde 2016, cuando se incorporó al mismo a petición del propio Dorsey. 

El cofundador de Twitter destaca el conocimiento que tiene Taylor del emprendimiento, la asunción de riegos, las grandes compañías, la tecnología y el producto, así como que es ingeniero. "Todas las cosas que la compañía y el consejo se merecen ahora. Tener a Bret en este puesto me da mucha confianza sobre la fortaleza del consejo", incide. 

Asimismo, Dorsey también ha informado a la compañía de que seguirá siendo miembro del consejo de administración de Twitter hasta la junta ordinaria de accionistas de 2022, fecha en la que expire su mandato como consejero de la red social.

Fin de una etapa

Jack Dorsey fue el primer consejero delegado que tuvo Twitter en 2006 tras fundar la compañía junta a Biz Stone y Evan Williams y Noah Glass. Sin embargo, tan sólo dos años después fue sustituido por Williams y pasó a ocupar el cargo de presidente del consejo de administración. 

En marzo de 2011, Dorsey regresó a Twitter como presidente ejecutivo después de que Dick Costolo sustituyera a Williams como CEO. Tras la marcha de Costolo el 1 de julio de 2015, asumió de nuevo el puesto de consejero delegado en 2015, primero de forma interina y, desde octubre del mismo año, de manera permanente.

El propio Dorsey menciona al inicio de su carta a los empleados los distintos puestos que ha ocupado en estos casi 16 años. Además, remarca que, aunque se habla mucho de la importancia de que una empresa sea "dirigida por sus fundadores", apunta que en última instancia puede suponer "una limitación y su único punto débil".

En este sentido, afirma que ha "trabajado duro" para asegurarse de que Twitter pudiera separarse de sus fundadores y explica que ha decidido no seguir como presidente del consejo porque considera que es "muy importante" dar a Parag el espacio que necesita para liderar.

"Creo que es fundamental que una empresa pueda valerse por sí misma, libre de la influencia o dirección de su fundador", incide Dorsey, quien ya había sido criticado en el pasado por compaginar su cargo en Twitter con el de consejero delegado de Square, la compañía de pagos digitales que fundó en 2020.

De hecho, el principal accionista de Twitter, la firma de inversiones Elliott Management, ya intentó reemplazar a Dorsey como consejero delegado en 2020, pero luego llegó a un acuerdo con la firma de capital riesgo Silver Lake y pactaron mantener al cofundador de Twitter en su puesto.  

La noticia de la dimisión de Dorsey llega además en un momento en el que Twitter ha acelerado el ritmo de la innovación de sus productos durante el año pasado para competir con rivales de las redes sociales como Facebook y TikTok, y alcanzar su objetivo de duplicar los ingresos anuales para 2023.