Sevilla

Si hace meses el rumor de cierre se hacía notar, ahora está cogiendo fuerza y parece que se está haciendo realidad. El Centro Bahía de Cádiz (CBC) de Airbus situado en la localidad gaditana de El Puerto de Santa María echa a temblar. El gigante aeronáutico europeo está ultimando un ERTE que afectaría al 100% de su plantilla y se prolongaría hasta finales del próximo año 2021.

Noticias relacionadas

En plenas reuniones con los representantes sindicales, la propuesta de la empresa afectaría a la totalidad del centro en el que trabajan unos 535 operarios. Fuentes de las negociaciones han confirmado a Invertia que la iniciativa pasa también por la reducción de la actividad y el traslado de parte de la plantilla a otros centros de Airbus.

El centro gaditano quedaría así herido de gravedad. Desde la propia planta confirman que, de salir adelante la iniciativa de Airbus, la actividad del centro quedaría endeble y carecería de rentabilidad. “Se pone en riesgo su futuro”, advierten las citadas fuentes que reconocen que la planta se creó para tener envergadura y sus gastos se mantienen en la actualidad.

Mientras tanto, los ERTE en el resto de centros de España siguen su curso. Este viernes está previsto que se constituya la mesa de negociación que afectará a los de Puerto Real (Cádiz), Illescas (Toledo) y Getafe (Madrid). En la misma, se prevé que Airbus tome las mismas medidas que en la de El Puerto, todas en las áreas de civil.

Estas acciones vendrían a completar los planes de despidos anunciados por Aibus en verano pese a los acuerdos alcanzados con el Gobierno central. “La empresa entiende que la plantilla de una forma u otra tiene que ser reducida”, lamentan los trabajadores de la misma.

Más despidos

La situación que se avecina ya la advirtió el propio consejero delegado de Airbus, Guillaume Faury. Informó a la plantilla que las salidas acordadas serían "suficientes" y hablaba de ajustes que supondría el despido de unos 15.000 empleados. Con ello, supondría otros 900 despidos más en España.

Esta medida se toma ante la caída de la producción de un 40% como consecuencia de la pandemia de coronavirus. Pese a que se comprometió a minimizar el impacto en los empleos, Faury confirmó entonces que se tendrá que recurrir a los despidos al no ser suficientes las medidas propuestas para evitar los despidos.

En este sentido, los sindicatos también coincidieron en la situación difícil por la que estaba pasando la empresa lo que exigía tomar medidas para asegurar su vialidad. Por ello, los representantes de los trabajadores eran partidarios de tomar acciones excepcionales ante el contexto coyuntural.

Jubilaciones parciales

En plena segunda ola de la Covid-19, Airbus llegó a un acuerdo con los representantes de los trabajadores con los que ha pactado jubilaciones parciales y una bolsa de trabajo previamente acordada y de hasta 250 horas. Todo ello, según adelantó Invertia, para contrarrestar los despidos anunciados.

En este sentido, empresa y sindicatos afirmaban que dichas medidas podrían ser una alternativa viable al ERE, pese a estar abiertos aún a la extensión del ERTE. Desde entonces, ambas partes continúan reuniéndose diariamente para configurar una opción viable en materia del mantenimiento del empleo.