Sevilla

El sector aeronáutico sigue la estela de la banca y plantea posibles fusiones para poder sobrevivir ante la cancelación de pedidos y la oleada de ERE que ha dejado la crisis sanitaria de la Covid-19. Esa es una de las opciones que se están barajando y que el Gobierno y los sindicatos ven con buenos ojos, siempre que se haga para mantener la carga de trabajo en las factorías de España.

Noticias relacionadas

Así se barajó este pasado viernes en la Mesa de la Industria Aeronáutica de España, un primer encuentro que reunió de manera telemática a diferentes representantes de los ministerios de Trabajo, Industria y Defensa, junto a la patronal y las organizaciones sindicales. 

Fuentes presentes en la reunión precisaron a Invertia que todas las partes expresaron su preocupación a que otros países europeos aprovechen la crisis por la que está pasando la industria auxiliar dependiente de Airbus. Así, temen que sus empresas "ganen posiciones y debiliten al sector español".

Por ello, las opciones pasan por idear medidas para que la aeronáutica española salga desarrollada de la mejor forma y con la mayor rapidez posible. Aquí es donde entran en acción las fusiones: Gobierno, patronal y sindicatos están abordando las posibilidades para conservar las factorías y evitar la salida de la carga de trabajo. 

En este sentido, todas las partes han dado el visto bueno a dicha posibilidad mientras que los sindicatos han puesto el acento en los puestos de trabajo. Se han mostrado dispuestos a "analizarlo" siempre y cuando las plantas se mantengan y no se integren entre sí. "Tienen que salir reforzadas en todos los sentidos", han incidido. 

Confección de una guía de medidas

La reunión también ha servido para iniciar la confección de un documento consensuado en el que todas las partes implicadas aportarán sus soluciones a la crisis que sufre el sector.

Pese a tener contactos diarios, la mesa se reunirá semanalmente de forma presencial o telemáticamente. 

También han pactado elaborar un plan de choque para el sector aeronáutico nacional que pase por mantener las capacidades productivas y el empleo de esta industria estratégica para el país. 

En este marco también se planteará que la Unión Europea participe en las medidas que se implanten para que España no pierda el sector y la carga de trabajo no se destine a otros países. Además, se pedirá que los fondos europeos se adapten a los cambios coyunturales de la industria.

Las huelgas, aparcadas

Tras la huelga general del sector celebrada el pasado martes en Madrid, Cádiz y Sevilla, los sindicatos han decidido no convocar nuevas movilizaciones ante el avance de la mesa de trabajo, una de sus grandes reclamaciones. 

Pese a ello, han advertido de que las retomarán si las empresas de la industria auxiliar no retiran los ERE anunciados y si Airbus continúa con su plan de despidos en todas las plantas españolas. Si es así, avisan, "activaremos las movilizaciones más duras". 

Mientras tanto, CCOO y UGT han anunciado que este lunes iniciarán una huelga indefinida en todos los centros de trabajo que Alestis tiene en España ante la falta de acuerdo por la propuesta de ERE planteada por la compañía.