Sevilla

Airbus ha llegado este miércoles a un acuerdo con los representantes de los trabajadores con los que ha pactado jubilaciones parciales y una bolsa de trabajo previamente acordada y de hasta 250 horas. Con ello, la compañía aeronáutica contrarresta los despidos anunciados que superarían los 1.600 en sus plantas españolas.

Noticias relacionadas

En el acuerdo al que ha tenido acceso Invertia, la representación social y la dirección coinciden en el impacto que ha supuesto la Covid-19, lo que ha colocado a Airbus en una “situación difícil que exige la adopción de medidas tendentes para asegurar su vialidad”.

Con tal fin, han acordado la aplicación del contrato de jubilación parcial hasta el 31 de diciembre de 2021, en línea con su Plan de Empleo. Se trata de una medida excepcional con la que se comprometen a analizar los contextos por los que se producirán las desvinculaciones de forma “ordenada” y con las “suficientes garantías” para ambas partes.

Así, la negociación ha acordado también que aquellos empleados que cumplan los requisitos podrán hacerlo sin perjuicio de las percepciones económicas acordadas en el pasado acuerdo.

Por otra parte, se ha pactado la aplicación de la bolsa flexible negativa en aquellas áreas que estén sufriendo falta de carga de trabajo. Su puesta en marcha se hará efectiva este mismo jueves e introduce cambios respecto a la anterior normativa, todo ello negociado por Airbus y empleados.

Hasta 250 horas

Entre las novedades de las ‘reglas del juego’, el límite de horas se extiende hasta un máximo de 250 horas frente a las 150 anteriores. Podrá ampliarse en caso de que se acuerde mediante una negociación en cada planta concreta.

La dirección será la encargada de determinar la gestión y uso de la misma e informará a los distintos comités de su evolución. También realizará un seguimiento de la aplicación en la comisión central de empleo.

A la espera de la ratificación del acuerdo en el Comité Interempresas, el acuerdo ha sido valorado por ambas partes, especialmente por los representantes de los trabajos. Consideran que la empresa ha reconocido la realidad del sector.

Apuntan además que las medidas pueden ser una alternativa viable al ERE, pese a estar abiertos aún a la extensión del ERTE. Pese al acuerdo alcanzado, ambas partes continuarán reuniéndose diariamente para evitar los despidos.