Empresas

La CNMV pide a las cotizadas que actúen ante casos de corrupción sin esperar a la justicia

  • Una información publicada en un medio de comunicación bastaría para abrir una investigación
  • El organismo eleva al 40% el mínimo de mujeres en los consejos de administración
15 enero, 2020 14:54

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) propondrá que los consejos de las compañías cotizadas examinen a los consejeros salpicados por casos de corrupción y decidan si abrir una investigación interna, proponer su cese o solicitar su dimisión "cuanto antes" y sin esperar a que el consejero en cuestión sea procesado o se dicte contra él la apertura de juicio oral por un delito societario, como recomendaba hasta ahora.

Así consta en la propuesta de modificación de determinadas recomendaciones del Código de Buen Gobierno de 2015, que este miércoles será sometida a consulta pública hasta el 14 de febrero. El Código no es de obligado cumplimiento para las compañías, pero estas deben especificar en sus informes de gobierno corporativo el grado de cumplimiento y dar explicaciones en los casos de incumplimiento.

La CNMV ha decidido modificar la recomendación 22 sobre situaciones que pueden afectar al crédito y reputación de la sociedad a raíz de los casos de presuntas prácticas irregulares que han afectado en los últimos meses a empresas cotizadas, como el escándalo de las escuchas del excomisario José Manuel Villarejo.

La recomendación actual indica que si un consejero resulta procesado o se dicta contra él auto de apertura de juicio oral por algún delito societario, el consejo de administración debe examinar, tan pronto como sea posible, y decidir si debe o no adoptar alguna medida, como solicitar su dimisión, proponer su cese o abrir una investigación interna. En su propuesta de modificación, la CNMV ha querido detallar que este tipo de situaciones se refieren tanto las actuaciones relacionadas como a las no relacionadas con la sociedad, eliminando la referencia a la apertura de juicio oral y estableciendo reglas que obliguen a los consejeros en estos casos a informar o dimitir, con mención expresa a los casos de corrupción.

Por otro lado, una vez que el consejo ha conocido dichas situaciones, deberá examinarlas tan pronto como sea posible y decidir si adopta alguna medida, con independencia de que haya o no juicio oral por un delito societario, informando sobre ello en el informe anual de gobierno corporativo, al margen de la información que la compañía deba difundir en el momento de la adopción de las medidas correspondientes.

En un encuentro con los medios de comunicación, el presidente de la CNMV, Sebastián Albella, ha aclarado que, en el supuesto de que sea la prensa la que saque a la luz un supuesto caso de corrupción o irregularidad, "entraría dentro de lo aceptable" que el consejo analizara el asunto y decidiese si es "un tema de suficiente calibre" como para tomar medidas, si quisiera cumplir con la recomendación.

MUJERES EN EL CONSEJO, DEL 30% AL 40%

La CNMV también ha elevado su recomendación de presencia de mujeres en los consejos de administración de las empresas desde el 30% actual al 40% e instará a las compañías a que incorporen más directivas en la primera línea ejecutiva.

La Comisión somete desde este miércoles y durante un mes a consulta pública la modificación de determinadas recomendaciones del Código de Buenas Prácticas de las sociedades cotizadas vigente desde 2015, que es voluntario pero que, en caso de incumplimiento, las empresas deben explicar los motivos.

Entre las modificaciones del Código destaca también la propuesta de que los consejos de administración de las empresas examinen "lo antes posible" hipotéticos casos de corrupción de consejeros de las sociedades sin esperar -como se prevé actualmente- a que sean procesados o se produzca la apertura de juicio oral, en línea con lo que ya anunció la CNMV en noviembre pasado.

El presidente de la institución, Sebastián Albella, ha explicado que las empresas deben ser más activas incorporando mujeres en la primera línea de dirección -"donde está el problema"- que es el nicho del que surgen luego las consejeras, aunque no es partidario de imponerlo de forma legal sino de hacer una "aproximación voluntaria".

Según sus datos, solo el 5% de los consejeros ejecutivos son mujeres, en el ámbito de la alta dirección llega al 16% y entre las consejeras supera el 20%. Actualmente, hay tres compañías del Ibex 35 que ya superan el 40% de consejeras y, según Albella, "es factible" cerrar 2020 en el 30%.

COTIZADAS EN REDES SOCIALES

El Código propone además que las empresas cuenten con una política general de comunicación de información económico-financiera y corporativa a través de los medios de comunicación y las redes sociales para facilitar un "trato simétrico" a todos los accionistas y a los grupos de interés. En este sentido, Albella ha explicado que emitirán una recomendación sobre la actuación de las sociedades cotizadas en redes sociales.

En mayo pasado la presidenta del Santander, Ana Botín, colgó un mensaje en su cuenta personal de Twitter sobre la financiación a DIA sin haberlo comunicado previamente al supervisor, aunque después de analizarlo la CNMV no lo sancionó.

Otra de las recomendaciones del Código indica que si los consejeros cesan antes del fin de su mandato deben explicar "de manera suficiente" las razones de su dimisión y, si son consejeros externos, dar su opinión sobre las razones del cese.