Una oficina de la Seguridad Social

Una oficina de la Seguridad Social Europa Press

Empleo

La Seguridad Social reconoce como accidente de trabajo el acoso moral sufrido por una trabajadora

Este reconocimiento implica una relación directa entre la situación de baja médica de la trabajadora y los hechos acaecidos en su puesto de trabajo.

25 enero, 2022 11:24

Noticias relacionadas

El Instituto Nacional de la Seguridad Social ha reconocido como accidente de trabajo el acoso moral sufrido por una trabajadora de la empresa Comercial Bilbao-Frymabisa, que ha llevado a la empleada a permanecer de baja laboral desde enero de 2021, según ha informado CCOO en un comunicado.

El sindicato ha señalado que el acoso ha sido constatado por la propia Inspección de Trabajo y por el servicio de prevención Quirón Prevención, además de reconocido como accidente de trabajo, según recoge Europa Press.

El sindicato ha denunciado la situación de acoso moral en el trabajo que ha padecido la trabajadora en la empresa y ha asegurado que, por el acoso al que ha sido sometida en las instalaciones de la compañía, la empleada ha permanecido de baja desde enero de 2021.

El Instituto Nacional de la Seguridad Social ha reconocido este periodo de baja como accidente de trabajo, tras la solicitud de determinación de contingencia ante este organismo llevada a cabo por el gabinete de salud laboral de la central sindical. Este reconocimiento implica una relación directa entre la situación de baja médica de la trabajadora y los hechos acaecidos en su puesto de trabajo.

Conducta habitual

CCOO ha indicado que la resolución emitida por la Inspección de Trabajo y Seguridad Social de Bizkaia establece de forma textual que "del informe aportado por Quirón Prevención, y en palabras de la propia técnico que realiza y elabora dicho informe, se concluye que ha existido un acoso en el trabajo hacia la trabajadora".

Por su parte, el servicio de prevención Quirón Prevención establece en el informe que han existido "conductas inadecuadas" hacia la trabajadora como "agresiones verbales", que han incluido "gritos, insultos y amenazas".

Para llegar a esta conclusión, Quirón Prevención se basa en las pruebas aportadas por la propia trabajadora e indica que "se han detectado indicadores de riesgo psicosocial que señalan la existencia de posibles deficiencias en la organización que podrían ser inadecuados y que podrían llegar a producir consecuencias dañinas para la salud" de los trabajadores de la empresa.

El servicio de prevención concluye igualmente que la situación de "acoso" que padecía la empleada se estaba volviendo "cada vez más habitual", así como que el responsable de la empresa fue testigo de esas agresiones verbales.

En ese sentido, en febrero de 2021 CCOO remitió una comunicación a la empresa narrando la situación que vivía la empleada para que las personas responsables de la empresa tuviesen conocimiento de lo que ocurría e "instándoles a adoptar las medidas preventivas oportunas".

La central sindical considera "inadmisible" que las personas trabajadoras "tengan que soportar este tipo de actitudes en sus puestos" y no va a aceptar "ni el acoso ni el maltrato" a ningún trabajador, ya venga de usuarios, clientes, compañeros de trabajo o superiores, por lo que va a seguir denunciando los casos de los que tenga conocimiento.