Una empleada del hogar.

Una empleada del hogar.

Empleo

Más de 28.000 empleadores han subido el salario de sus trabajadoras del hogar tras la 'amenaza' de Trabajo

Las regulaciones salariales suponen un incremento de 6,5 millones de euros al mes en salarios y de 5,5 millones de euros al mes en bases de cotización.

9 abril, 2021 10:05
Eduardo Ortega Socorro Invertia

Noticias relacionadas

La campaña emprendida por el Ministerio de Trabajo y Economía Social para que los salarios y cotizaciones de las trabajadoras del hogar se regularizaran de acuerdo al salario mínimo interprofesional (SMI) ha tenido su efecto. Según el comunicado enviado por el departamento, al menos unas 28.100 personas han subido los emolumentos de sus empleadas para adecuarlas a la legalidad

Hace semanas, la Inspección de Trabajo y Seguridad Social (ITSS) envió unas 47.749 cartas que alertaban de irregularidades en la situación salarial o de cotización, que podrían llevar a sanciones de hasta 25.000 euros. Con esta acción, 28.904 empleadas del hogar en total han visto actualizados sus salarios y cotizaciones a la Seguridad Social.

Las regularizaciones propiciadas por la ITSS suponen un incremento de 6,5 millones de euros al mes en salarios y de 5,5 millones de euros al mes en bases de cotización.

Segunda fase

La regularización final supone que se han adaptado al Salario Mínimo Interprofesional más del 60% de los casos comunicados.

Según indica Trabajo, ahora se activará una segunda fase de actuación inspectora con el envío de más cartas y abordando la regularización definitiva de aquellos casos que persistan en errores o irregularidades.

El objetivo de la campaña ha sido que la remuneración y, por consiguiente, la base de cotización de los trabajadores y trabajadoras que integran este Sistema Especial, altamente feminizado y precarizado, se ajuste a la cuantía del SMI. 

Es decir, para jornada completa de 950 euros/mes brutos en 14 pagas (1.108,33 €/mes con prorrateo de pagas extras), y para jornada por horas el salario mínimo será de 7,43 euros/hora brutos.

En este sentido, en el 97,5% de los casos regularizados se ha subido el salario declarado y solo el 15% ha reducido la jornada declarada.