Maternidad y mercado laboral.

Maternidad y mercado laboral.

Empleo

La Covid-19 agranda la brecha de género en el mercado laboral y golpea más a las madres

La distancia salarial crece 33 euros, la brecha en tiempo dedicado al cuidado de los hijos aumenta en más de una hora y el paro femenino representa casi el 60% del total.

8 marzo, 2021 01:58

Noticias relacionadas

Este 8 de marzo no habrá grandes manifestaciones en ciudades como Madrid. Sin embargo, de todos los efectos que la pandemia ha tenido sobre los avances en la igualdad, este no es el más dañino. La Covid-19 ha agrandado la brecha de género en el mercado laboral.

"Las tasas de empleo, las horas semanales trabajadas y los porcentajes de personas en ERTE de la Encuesta de Población Activa (EPA) así lo indican, como también lo sugieren los estudios sobre la repartición de tareas domésticas y cuidado de los hijos durante la pandemia, cuando se comparan a mujeres y hombres en el mismo colectivo", según el informe Trabajo e hijos en España: Retos y oportunidades para la igualdad entre hombres y mujeres elaborado por EsadeEcPol.

En este documento, la economista investigadora en LSE, Jenifer Ruiz-Valenzuela, y la profesora asistente en CUNEF, Claudia Hupkau, recopilan indicadores sobre el uso del tiempo durante la pandemia y concluyen que "las mujeres tenían más probabilidades de asumir la responsabilidad principal en la mayor parte de las tareas domésticas y de cuidado de los hijos, aun en el caso de que trabajaran ambos progenitores durante la cuarentena".

EsadeEcPol.

EsadeEcPol.

De hecho, se estima que el incremento de la brecha de género en lo referente a las horas diarias de cuidado de los hijos ha aumentado en más de una hora por la Covid-19.

Un dato elocuente de cómo ha retrocedido España en materia de Igualdad en el último año -el primero de esta legislatura- es el paro del mes de febrero. Casi tres de cada cuatro nuevos parados (el 70%) han sido mujeres. En el global, el 58% de los más de cuatro millones de parados oficiales del SEPE son mujeres.

Esta situación también se ha trasladado a las remuneraciones que ya partían de una situación desigual antes de la llegada del coronavirus. Según los datos de Gestha la brecha salarial se ha ensanchado en 33 euros durante el último año. Las mujeres cobran ahora 4.948 euros menos que los hombres.

121 años más

El V informe Brecha salarial y techo de cristal de esta asociación de Técnicos del Ministerio de Hacienda señala que aún suponiendo que se volviera a reducir esa brecha al ritmo que venía haciéndolo en 2019, harían falta 121 años para acabar con esta desigualdad.

El teletrabajo -en muchos sectores-, el cierre de los colegios y el aumento del paro derivado de la crisis económica ha acentuado los problemas de la mujer en el mercado laboral en el año en el que ha entrado en vigor la medida de equiparar los permisos de paternidad a los de maternidad en 16 semanas.

Todos los estudios sobre brecha de género señalan la maternidad como uno de los grandes motivos de que la mujer pierda terreno en el mercado laboral. Según EsadeEcPol, las madres con hijos menores de 15 años tienen 7,5 más posibilidades de trabajar con contratos a tiempo parcial que los hombres con hijos en el mismo rango de edad, el doble de probabilidades de estar desempleadas y un 20% más de tener un contrato temporal.

Fuente: EsadeEcPol.

Fuente: EsadeEcPol.

La radiografía obliga a no perder de vista estas desigualdades, pero la vocación en la gran empresa es atajarlas. No solo porque el capitalismo inclusivo con enfoque social marca ahora el liderazgo de las grandes corporaciones sino porque también es más rentable en términos de negocio.

Cuestión de PIB

Según un informe elaborado por Closingap y PWC, si España alcanzara la paridad en tasa de actividad y de empleo, horas trabajadas y distribución del empleo sectorial, lograría incrementar el PIB nacional en 230.847 millones de euros, cifra que representa nada menos que un aumento del 18,5% sobre la riqueza de 2019.

"No nos podemos permitir ni como economía, ni como empresa desperdiciar esa riqueza. Necesitamos aprovechar todo el talento disponible para la recuperación económica", advierte la subdirectora general de la Fundación SERES, Lucila García, en una conversación con Invertia.

Esta fundación representa al 70% del Ibex 35, empresas que aportan más del 33% del PIB español y reconoce que "no perder los avances de los últimos años" en materia de Igualdad es fundamental.

Según explica, la pandemia ha obligado a las empresas a centrar su acción social en urgencias como ayudar al Gobierno a recopilar material sanitario, o apoyar a sus clientes, proveedores y empleados.

Por ello, es importante y urgente "estar muy atentos a la diversidad y la inclusión porque no podemos desandar el camino recorrido en Igualdad en los últimos años", advierte García.

En la pequeña empresa las cosas son diferentes -por una cuestión, entre otros, de recursos- y por ello desde SERES reconocen que son las grandes corporaciones las que tienen que marcar la tendencia en este terreno. 

El impacto de la Covid-19 ha sido diferente para mujeres que trabajan en empresas grandes y en pequeñas. Y también ha variado en función del sector en el que se trabaje. La hostelería y el turismo son sectores muy feminizados que han padecido más la pandemia, lo que ha profundizado las brechas de género.

A la hora de abordar el revés laboral que sufre la mujer en su carrera profesional cuando es madre también es importante preguntarse los motivos, ya que en muchos casos son ellas las que deciden no asumir más responsabilidades. 

En este campo, la empresa también tiene mucho por hacer. Primero, señalan desde SERES, que ha elaborado un estudio con Talengo sobre este asunto, incorporando a más mujeres a los comités de dirección para que haya referentes más allá de los lejanos consejos de administración. Pero segundo, con un nuevo modelo de "empresa flexible" que "acompañe al empleado en todos los momentos de su vida" para asegurar que sea posible compaginar la vida personal y profesional.