Monedas y billetes de curso legal en Japón.

Monedas y billetes de curso legal en Japón.

Bancos centrales

Los bancos centrales salen en defensa del uso de efectivo en plena crisis del coronavirus

Las instituciones monetarias defienden que el uso de dinero en efectivo no tiene ninguna relación especial con los contagios por Covid-19.

25 marzo, 2020 13:29

Noticias relacionadas

El miedo a que la circulación del dinero en efectivo pueda ser un foco de transmisión del coronavirus ha hecho que su empleo para pequeñas transacciones cotidianas haya caído con fuerza. Un temor que ha llevado a que cada vez más bancos centrales salgan en defensa de su uso.

El último en sumarse a esta creciente lista ha sido el Banco de Canadá, que ha solicitado a los comercios minoristas del país que sigan aceptando el pago en efectivo. El objetivo es que todos los ciudadanos puedan seguir teniendo acceso a bienes y servicios, sobre todo aquellos considerados más básicos, aunque no dispongan de medios de pago electrónicos.

La nota emitida por la autoridad monetaria canadiense asegura que el riesgo por el manejo de monedas y billetes de curso legal “no es mayor al que representa el tocar otras superficies comunes como pomos de puerta, encimeras o pasamanos”. En cualquier caso, la institución sí que aconseja que después de su manejo se sigan las recomendaciones de lavado de manos para reducir al mínimo cualquier posibilidad de contagio.

Controles periódicos

Estas declaraciones se suman a las que ya realizó el Banco Central Europeo (BCE) la semana pasada, cuando señaló que la probabilidad de contagio por el uso de billetes y monedas de euro es “muy baja”. En este sentido, remarcó que el Eurosistema realiza investigaciones periódicas sobre el posible impacto en la salud pública de la circulación de efectivo y que “por el momento no hay evidencia de que el coronavirus se haya propagado a través de esta vía”.

Otros bancos centrales de la Eurozona se han sumado a este llamamiento. Uno de los más contundentes ha sido el Banco de Francia, que ha subrayado la importancia de garantizar un buen acceso y aceptación del dinero en efectivo para que los ciudadanos mantengan la capacidad de elegir la vía de pago, especialmente en las compras de cantidades más bajas.

Desde Alemania, el Bundesbank aseguró la semana pasada que el riesgo de contraer Covid-19 por el uso de efectivo es “extremadamente mínimo”, según remarcó Johannes Beermann, uno de los miembros de la junta ejecutiva de la institución.

Información sobre el coronavirus: