El Gobierno quiere que la apuesta de España por la ciencia y la innovación no se quede en un espejismo pasajero y se consolide como una apuesta de país a largo plazo. De ahí, que su intención sea que tanto el Pacto por la Ciencia y la Innovación, como la nueva Ley de Ciencia, salgan adelante "con el máximo consenso posible". 

Noticias relacionadas

Así lo ha indicado la ministra de Ciencia e Innovación, Diana Morant, en la presentación de la convocatoria de 2021 del Programa Misiones Ciencia e Innovación, que gestiona el CDTI y que destinará más de 141 millones de euros para subvenciones en apoyo a proyectos de investigación en cooperación liderados por empresas. 

Morant ha remarcado que estamos en "buen momento" para la ciencia y la innovación gracias al respaldo de los fondos europeos, que ayudan a España a conseguir el "gran objetivo" que se ha marcado el Gobierno de que la ciencia y la innovación tenga "un peso específico" en el país y que éste "se consolide" en el tiempo. 

En este sentido, ha apuntado que tras el presupuesto histórico de 3.232 millones de euros para la I+D+I contemplado en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2021, lo que supone un aumento del 59,4% de la partida del Ministerio, las cuentas de 2022 volverán a elevar esta cifra

"El objetivo es que esta partida presupuestaria se consolide y permanezca en el tiempo", ha incidido la ministra, quien ha remarcado que éste es uno de los grandes objetivos del Pacto por la Ciencia y la Innovación y de la Ley de Ciencia en las que está trabajando el Gobierno. 

En busca del máximo consenso

De hecho, Morant ha incidido en que esta nueva Ley de Ciencia, cuyo anteproyecto se aprobó a finales de marzo en el Consejo de Ministros, debe nacer "con el máximo consenso posible" para crear un ecosistema estable para el sector y responde a las demandas de la ciudadanía. 

En este sentido, ha recalcado que si no hubiese una ley robusta y que perdurase en el tiempo no se podría garantizar que se cumpliera el Pacto por la Ciencia y la Innovación propuesto por el Gobierno y sobre el que también quiere lograr un alto apoyo. 

"Sin prisa, pero sin pausa", ha añadido la ministra, quien ha recordado que la Ley de Ciencia está incluida en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, por lo que debería esta aprobada a más tardar en junio de 2020

"Vamos a seguir con un diálogo abierto y en la búsqueda del máximo consenso posible entre todos agentes implicados en una ley de estas características", ha subrayado Morant. 

Asimismo, ha remarcado que esta ley es el "gran instrumento de apoyo" al Pacto por la Ciencia y la Innovación que, según la ministra, está siendo reclamado por la ciudadanía en un momento en el que la ciencia ha alcanzado una "gran relevancia" gracias, por ejemplo, a la vacuna de la covid-19.

En este sentido, ha remarcado que esa reclamación obedece a que este pacto es "absolutamente necesario" para garantizar que, pase lo que pasa, el país tenga un compromiso en financiación de la ciencia e innovación y dé garantías al sistema científico y técnico del país.