España Movilidad

El 5G y la tecnología V2X, palancas claves para el desarrollo del coche conectado

Un informe de Grant Thornton constata que la digitalización y la electrificación serán los grandes ejes que transformarán la movilidad sostenible en España.

24 abril, 2021 00:37

Noticias relacionadas

El sector de la movilidad en España fue una de las primeras industrias en notar el impacto transformador de la digitalización en su actividad, ya que gracias al uso de las nuevas tecnologías han surgido en los últimos años nuevas soluciones de movilidad. Unas innovaciones que llevaron al sector a replantearse sus modelos de negocio, sus sistemas de producción y sus estrategias. 

Sin embargo, el "optimismo constructivo" con que el se enfrentaba el sector al futuro se vio fuertemente afectado por la pandemia de la covid-19 y las medidas de confinamiento y limitación de movimientos que se adoptaron para frenar la expasión. Así, de la noche a la mañana, la movilidad se frenó en seco y el sector ha sido uno de los más afectados por esta crisis

En este escenario postcovid, el II Observatorio de la Movilidad Sostenible de España, elaborado por Grant Thornton en colaboración con la Fundación Ibercaja y Mobility City, señala que la electrificación y la digitalización serán los grandes ejes que transformarán el sector de la movilidad sostenible en España en los próximos años. 

En concreto, detalla que la electrificación, el 5G y el desarrollo de la tecnología V2X (vehículo conectado al usuario y a la ciudad) son las tres palancas que permitirán la transformación de un sector que precisa de inversión en I+D y tecnología para alcanzar los objetivos del gran Pacto Verde que espera lograr la neutralidad climática en Europa para 2050.

La movilidad será uno de los ejes transformadores de la economía española durante los próximos años y su importancia queda reflejada en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia presentado por el Gobierno español, que destina el 18% de los fondos europeos (más de 13.200 millones de euros) al impulso de la movilidad eléctrica, conectada y segura.

Así, Grant Thorton señala que gracias a esta inyección económica la recuperación y proyección al futuro de España incluirá elementos en los que todo el sector ha venido trabajando en los últimos años: coches y flotas eléctricos, red de infraestructuras de recarga, hidrógeno, baterías eléctricas, 5G, nuevas políticas industriales, economía circular, digitalización, etc.

"La tarea es titánica y exige que se le dé repuesta con soluciones innovadoras, integradoras, en el que tanto empresas públicas como privadas trabajen con una visión compartida de país, con objetivos comunes y estrategias conjuntas", incide Mar García Ramos, socia de Movilidad y Automoción de Grant Thornton .

Beneficios del 5G

En este contexto, el Observatorio adelanta que los mayores avances vendrán de la mano de la automatización y analítica de datos, que permitirán detectar con precisión las necesidades de movilidad del usuario. "El 5G y, particularmente, la tecnología V2X, serán determinantes para una conectividad que posibilitará que el vehículo esté unido tanto al usuario como a la propia ciudad", apunta.

En concreto, el informe destaca que la nueva tecnología móvil permite conexiones 100 veces más rápidas, superiores incluso a las de la fibra óptica, y una "drástica" reducción de la latencia, lo que hará que la inteligencia artificial (IA) del vehículo autónomo funcione con un grado de seguridad y fiabilidad superior.

Así, el 5G será capaz de soportar un gran número de conexiones simultáneas en una pequeña área geográfica, lo que permitirá a cada vehículo reunir más información sobre su entorno inmediato, como la detección de obstáculos en carretera, la detección de peatones en cruces con semáforos, el aviso de ciclista en las proximidades o el aviso a peatones de la llegada de un coche.

Asimismo, el informe añade que el despliegue del 5G también será determinante para el salto hacia una nueva movilidad conectada y para la implantación de la conducción autónoma, que desde el sector se prevé que se materialice a lo largo de la próxima década.

Según datos de IDC, más de 51,1 millones de coches conectados circulaban por las carreteras del mundo desde 2019, mientras que para 2023 estima que casi el 70% de los vehículos y camiones de servicio que se comercialicen a nivel mundial tendrán conectividad integrada.

El aumento de la conectividad de los vehículos conllevara un incremento "exponencial" de la cantidad de datos generados por el vehículo, ya que estarán conectados con su conductor, con otros coches e infraestructuras y con talleres. En este sentido, el mayor desafío reside en permitir que los vehículos puedan transmitir información en tiempo real, que ayude a predecir comportamientos para optimizar la organización de ciudades inteligentes. 

Tecnología V2X

En este sentido, Grant Thornton apunta que la tecnología V2X (vehicle-to-everything) es la respuesta para estos retos, ya que ayuda a integrar la conectividad entre el vehículo y cualquier objeto que sea capaz de afectar su actividad. Este término agrega muchos acrónimos diferentes dependiendo del tipo de par con el que se comunique el vehículo.

Así, incluye V2V, para comunicarse entre vehículos; V2P, para comunicarse con peatones; V2N, para comunicarse con una red móvil; V2I, para comunicarse con la infraestructura y con el equipamiento de vías de circulación; V2D, para comunicarse con dispositivos inteligentes; V2G, para que los vehículos eléctricos se comuniquen con la red eléctrica; y V2M, para comunicarse con las motocicletas.

"En definitiva, este tipo de tecnología permite conectar el coche con su entorno y anticipar así situaciones de riesgo en tiempo real, convirtiendo el automóvil en una especie de 'sexto sentido' para el conductor", remarca el informe, que incide en que la comunicación V2X se beneficiará "enormemente" de la introducción del 5G en los próximos años.

En este sentido, añade que para los principales agentes del mercado (fabricantes de automóviles, operadores móviles gubernamentales, usuarios finales), la comunicación V2X ofrece "múltiples ventajas técnicas y económicas" en comparación con otras tecnologías de conectividad de vehículos, ya que puede soportar una gama muy amplia de casos de uso que abarcan la seguridad, la navegación y los sistemas de transporte integrados.

Impacto en la fabricación

El Observatorio también destaca el importante papel que jugarán los avances tecnológicos en la fabricación de vehículos, ya que su aplicación proporcionará una cadena de producción un 30% más rápida y un 25% más eficiente que la actual, gracias a la reducción de costes y de plazos en la producción, la optimización de recursos y seguridad y la simplificación de las tareas de los trabajadores. 

Por ejemplo, apunta que en los entornos industriales, el machine learning permite detectar y predecir fallos en las fases iniciales de la cadena de producción, corrigiendo los posibles errores antes de continuar sumando costes al montaje y reduciendo así los artículos defectuosos y los costes de garantía.

"Esta revolución industrial tiene uno de sus mejores exponentes en la automoción, sector en la que la IA actuará con mayor fuerza como vector de transformación y donde ya se aplica en diseño y producción, así como en el uso diario de los coches, con sistemas de asistencia, servicios de mantenimiento en la nube o infoentretenimiento", afirma el informe. 

En este contexto, los expertos sectoriales defienden una mayor inversión en I+D como una "solución necesaria" para el cambio productivo que permita avanzar en la industria 4.0. Así, apunta que, aunque las empresas del sector del transporte y la movilidad son conscientes de que el Big Data y la IA serán claves para su desarrollo y crecimiento, queda todavía mucho camino por recorrer en Europa.

De hecho, sólo el 19% de las compañías europeas del sector de la logística y transporte se sirve de herramientas para el análisis de datos en la actualidad, una solución que, según la Comisión Europea, lograría mejorar el 10% en la eficacia de la movilidad y ahorrar hasta 100.000 millones de euros.

Otro aspecto que será clave para el futuro de la movilidad es el desarrollo del vehículo eléctrico, un negocio que cuenta ahora mismo con un buen punto de partida para su desarrollo, pero al que le faltan todavía elementos que permitan vertebrar la cadena de valor, principalmente en lo relacionado con la producción de baterías eléctricas.

"La matriculación eléctrica muestra un crecimiento paulatino, aunque no al ritmo esperado. Los obstáculos más importantes para su desarrollo tienen que ver todavía con el precio de compra, el tiempo que se tarda en cargar batería, la duración de batería, la disponibilidad de infraestructuras de carga y la elección del vehículo", resalta Grant Thornton.

En este contexto, el director general de la Fundación Ibercaja, José Luis Rodrigo, apunta que, para acometer de forma óptima la transformación que debe llevar a cabo el sector de la movilidad, es necesario "impulsar decididamente una adecuada colaboración pública-privada", de manera que todos los agentes, privados y públicos, medianos y grandes, estén en disposición de aportar su mejor know-how.