Sistema de pago con el móvil en el autobús

Sistema de pago con el móvil en el autobús

España

Auge del 'subscronomics': la economía de suscripción crecerá un 28% en España

Los españoles gastarán este año más de 1.000 millones en suscripciones a servicios de video bajo demanda, según un informe de Telecoming.

1 abril, 2021 01:20

Noticias relacionadas

Subscronomics o economía de la suscripción, así se denominada a la tendencia global para la comercialización de servicios y productos bajo un modelo de ingresos recurrentes articulado gracias a las nuevas tecnologías y herramientas digitales. Un nuevo modelo que no deja crecer en todo el mundo, incluido España, donde Telecoming prevé que facture un 28% más este 2021

Este sistema permite a los usuarios olvidarse del pago, un momento que ha sido siempre "el gran desafío del comercio", ya que la suscripción lo reduce a un único momento de decisión o compromiso. En este escenario, tecnologías que habilitan el pago con un solo clic, como el Direct Carrier Billing, se convierten en herramientas de adquisición de clientes.

El consejero delegado de Telecoming, Cyrille Thivat, asegura que se trata de un "modelo disruptor" porque cambia la relación de las marcas y sus clientes. Y para poder captar todas las oportunidades que ofrece el impulso global que está registrando la subscronomics la clave reside en "una buena publicidad, un buen servicio y un sistema de pago sencillo".

"Cada vez son más las empresas que ven en este modelo una oportunidad de crecer de forma sostenida y nuevos actores se incorporan al escenario, como los bienes y servicios que proceden del mundo físico. En algunos sectores, como el transporte, implicará una auténtica revolución", afirma. 

Este auge se deje ver ya en las previsiones que Telecoming ha realizado sobre la economía de suscripción para los próximos años para España. De hecho, la compañía prevé que en 2021 la subscronomics facture 3.169 millones de euros, lo que representa un crecimiento del 28% respecto al año anterior.

Una tendencia que persistirá en próximos ejercicios. De esta manera, las previsiones de Telecoming estiman que en los póximos cuatro años este mercado crecerá a un ritmo interanual del 27%, por lo que en 2025 ingresará más de 8.142 millones de euros.

Los mayores ingresos previstos para la economía de suscripción en España vienen también acompañados de un incremento en el número de usuarios, ya que 2021 cerrará con casi 29,4 millones de suscripciones activas. En 2025, estas alcanzarán los 62 millones, tras registrar un crecimiento anual medio del 19%.

La evolución de los negocios de suscripción en España coincide con la que se prevé que se registre en el conjunto de Europa, donde facturarán este año más de 57.7500 millones de euros. En 2025, este importe se incrementará hasta los 112.698 millones de euros.

Europa representa un 30% de un mercado mundial que en 2021 facturará 191.000 millones de euros. Dentro del Viejo Continente España tiene una cuota del 5% en el mercado europeo y en cuatro años escalará a la cuarta posición, con un 7% del total de Europa, sólo por detrás de Alemania, Reino Unido y Francia.

Plataformas de contenidos

Atendiendo a los distintos tipos de actividad, todo lo relacionado con el entretenimiento digital se encuentra a la cabeza del auge de la economía de suscripción. De hecho, la industria del vídeo bajo demanda es la gran fuente de ingresos, con una cuota del 32,8% prevista para 2021.

Impulsado por las grandes plataformas de contenidos como Netflix, HBO o Disney+, este sector facturará en España algo más de 1.000 millones de euros en 2021 y crecerá de media un 20% en los próximos años para superar los 2.000 millones de euros en 2025, según apunta el análisis de Telecoming.

Con respecto al entorno europeo, España está a la cabeza en la suscripción a servicios de vídeo, con un 55% de hogares suscritos en 2021, sólo por detrás de Portugal (56%). Este liderazgo se mantendrá en 2025 (86% de hogares con suscripciones activas a SVOD en España), muy por delante de otros mercados como Noruega (20% en cuatro años) o Países Bajos (29%).

Sin embargo, también están irrumpiendo con fuerza en este mercado las propuestas multiservicio, que son aquellas que proporcionan, en un solo pago, más de una de las categorías mostradas en este análisis, como sería el caso de Amazon Prime o Apple One. En su caso, cerrarán el año con una cuota del 26,2%.

Otros segmentos destacados son las cajas de productos (19,2% de cuota de mercado), la música (9,9%), los bienes físicos (4,5%), los pódcast (3,7%) o los juegos (2,8%). Además, empiezan a cobrar relevancia otras actividades como el bienestar y deporte (0,3%) o la movilidad como servicio (0,5%).

En el caso de los servicios de música, las suscripciones en España representan un 3% del total europeo, lo que lo sitúa en el sexto lugar dentro de los países de su entorno. Con un crecimiento medio del 5% en los próximos cinco años, los ingresos para esta industria vía suscripción pasarán de 314 millones de euros en 2021 a 366 millones de euros en 2025.

Más peso de pódcast y bienes físicos

Por su parte, el pódcast cobra cada vez más protagonismo y facturará más de 117 millones de euros este año en España y 156 millones de euros en 2025, un repunte pese al cual sigue lejos de otros países del entorno como Alemania, donde los usuarios se gastarán este año más de 418 millones de euros en suscripciones a servicios de pódcast.

Por otro lado, Telecoming remarca que, a pesar de su naturaleza digital, la subscronomics se ha revelado como un modelo idóneo para impulsar la venta de bienes físicos y servicios. De hecho, nuevas categorías experimentarán importantes incrementos en los próximos años, tanto en suscripciones como en valor medio de las ventas, conforme se vayan implantando a gran escala, favorecidos por cambios demográficos y socioeconómicos.

Un ejemplo de estos nuevos segmentos, que serán los que impulsen al alza el sector en próximos años, son las cajas de productos o la movilidad como servicio (MaaS, por sus siglas en inglés), que incluye las suscripciones a una variedad de paquetes tanto para trayectos como para el alquiler de vehículos, con todos los servicios incluidos, así como la monetización de aplicaciones que conectan al usuario con servicios de transporte en casi todas las modalidades posible.

Telecoming apunta que MaaS es un modelo "todavía en fase incipiente" y deberá ganarse la confianza del usuario para justificar sus beneficios como alternativa al

transporte público o a la compra convencional. No obstante, el análisis estima que la facturación de MaaS vía suscripciones rondará este año los 16,8 millones de euros (frente a apenas cinco millones de euros en 2020).

Además, en cuatro años la movilidad como servicios reportará unos ingresos de 700 millones de euros, lo que supone un aumento promedio del 163%. Esto permitirá que su cuota en el mercado digital de la suscripción pase del 0,5% actual al 8,6% en 2025.