Política Digital

España tendrá su propio supercomputador cuántico y busca crear ecosistema con una inversión de 60 millones

El Gobierno aprueba una inversión inicial de 22 millones en 2021 para impulsar el primer ecosistema de computación cuántica del sur de Europa.

26 octubre, 2021 15:16

Noticias relacionadas

El Gobierno quiere que España lidere el desarrollo de la computación cuántica a nivel internacional, para lo cual prevé destinar 60 millones de euros en los próximos años con el fin de impulsar la creación de un verdadero ecosistema de computación cuántica en el país, el primero que se establece en el sur de Europa. 

Para ello acaba de poner en marcha el proyecto Quantum Spain, que aborda la creación un ecosistema de computación cuántica para la inteligencia artificial (IA) basado en un modelo de cooperación público-privada y busca fortalecer las capacidades de supercomputación del país. 

El objetivo de la iniciativa, impulsada por el Ministerio de Asuntos Económicos a través de la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, es garantizar el desarrollo de algoritmos cuánticos con un enfoque dirigido a la solución de casos reales, fortaleciendo con ello el desarrollo tecnológico e industrial en España y la creación de empleo de alta cualificación.

En un encuentro con la prensa para explicar el proyecto, la secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, Carme Artigas, ha asegurado que España quiere estar dentro del grupo de liderazgo europeo en el desarrollo de la computación cuántica y ser un país creador de tecnología y no espectador o consumidor.

"No hay ganadores claros en este momento, ni empresas ni naciones. Estamos en un desarrollo de la tecnología absolutamente incipiente y estamos convencidos de que España tiene el talento para convertirse en un actor revelante en el desarrollo tecnológico del futuro", ha afirmado Artigas.

Inversión inicial de 22 millones

El Consejo de Ministros ha dado este martes el primer paso para lograr este objetivo con la aprobación de una subvención inicial de 22 millones de euros, que se empezarán a movilizar en 2021 y se canalizarán a través de la Red Española de Supercomputación (RES).

El proyecto prevé una inversión total de hasta 60 millones a través de la complementariedad con otras iniciativas también europeas, bajo el modelo de colaboración público-privada que fomenta el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

De hecho, como ha explicado Artigas este proyecto será financiado íntegramente con fondos europeos, ya que se enmarca en la medida 15 de la Estrategia Nacional de Inteligencia Artificial (ENIA), y avanza también en la implementación de la agenda España Digital 2025.

El proyecto Quantum Spain desarrollará un computador cuántico de altas prestaciones que se pondrá a disposición de la comunidad investigadora para el desarrollo de la inteligencia artificial, cuya ubicación aún está pendiente de decidir. 

Asimismo, se creará un servicio de acceso remoto en la nube al procesador, lo que para Artigas es uno de los principales fuertes de este proyecto. "Lo más importante no es dónde esté físicamente el ordenador al final, sino que éste sea accesible a través de la nube", ha incidido. 

Asimismo, se desarrollarán librerías de algoritmos cuánticos útiles (Quantum Machine Learning), aplicables a problemas reales (química cuántica, finanzas, optimización de procesos de la cadena productiva, criptografía y cualquier otro problema en diversos ámbitos), para usuarios finales tanto de empresas como de entidades públicas.

Ecosistema descentralizado

Por otro lado, Artigas señala que para que de verdad se cree un ecosistema cuántico en España y que éste sea lo más eficaz posible, Quantum Spain se ha diseñado de forma descentralizada para llegar a todo el territorio nacional.

En el proyecto participarán 25 centros ubicados en 14 comunidades autónomas, la mayor parte de ellas integradas en la RES, que actuará de canalizadora de la subvención a todas las entidades. El Centro Nacional de Supercomputación (BSC-CNS), como coordinador de la RES, será el encargado de gestionar la participación de todas las entidades.

Artigas ha remarcado que, al tratarse de centros desplegados por todo el territorio nacional, Quantum Spain tendrá un impacto positivo para el conjunto de la economía española y la creación de empleo de calidad, la vertebración territorial y la atracción y retención de talento en todo el país.

De hecho, ha subrayado que este es un "proyecto a largo plazo" y no una subvención "puntual de un año". Además, ha agregado que se complementará con otras iniciativas como el Fondo Next Tech, que impulsará el desarrollo de startups en este campo, o el Plan Nacional de Competencias Digitales.

En el encuentro también ha participado el experto en comunicación cuántica José Ignacio Latorre, miembro además del Consejo Asesor de IA del Gobierno. Latorre ha destacado se trata de un proyecto "realista", no una mera declaración de intenciones como ocurre con las iniciativas de otros países. 

A este respecto, ha añadido que no se quiere financiar sólo a los grupos que hacen investigación, sino generar mercado y un verdadero ecosistema. Y es que la gran duda no es cuándo vamos a estar haciendo operaciones con computación cuántica, sino quién va a tener esta tecnología. "España quiere ser parte de quien desarrolla esta tecnología", ha afirmado. 

Reparto de la inversión

De la inversión total inicial, 14,5 millones de euros serán ejecutados directamente por entidades de la RES para la realización del proyecto, mientras que los otros 7,5 millones se transferirán a entidades no pertenecientes a esta infraestructura a través de subcontrataciones o convenios.

El presupuesto económico se divide en tres áreas de alto nivel, una de las cuales es la destinada al hardware, que se llevará la partida más importante con en torno a 10 millones de euros, dirigidos a la creación del nuevo laboratorio cuántico y chips cuánticos.

Por su parte, a la partida del software cuántico, con énfasis en Quantum Machine Learning, se dedicarán siete millones; mientras que la plataforma de acceso en la nube al hardware cuántico tendrá un presupuesto de cinco millones de euros. 

Este proyecto se alinea completamente con la apuesta de la Comisión Europea, a través de EuroHPC, de reforzar el ecosistema europeo situando a las máquinas cuánticas en los mismos centros de supercomputación que acogerán las grandes máquinas de HPC clásicas.

Asimismo, es complementario con otras iniciativas lideradas también por el Gobierno, como son los planes de I+D en comunicaciones cuánticas desarrollados por el Ministerio de Ciencia e Innovación, y por la Comisión Europea, como la Quantum Flagship.