El secretario general de Infraestructuras del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma), Sergio Vázquez, ha inaugurado la cuarta jornada del I Simposio del Observatorio de la Movilidad organizado por EL ESPAÑOL e Invertia.

Noticias relacionadas

Durante su ponencia “Las infraestructuras y su papel como factor de unificación territorial”, Sergio Vázquez ha dejado claro que “nos enfrentamos a un reto financiero, las carreteras ahora no son gratis, las pagamos todos con nuestros impuestos, por lo que el debate no es pagar o no, sino cómo, quién y cuándo”, tal y como apuntó el ministro José Luis Ábalos en la inauguración del Simposio. Por ello, es necesario alcanzar acuerdos y consenso.

La conservación de las carreteras “es un déficit claro y lo estamos empezando a corregir”. De ahí el esfuerzo que tiene esta partida en el proyecto de los Presupuestos Generales del Estado. Hasta tal punto de que se ha convertido en una “línea roja” para no admitir recortes en las enmiendas porque “queremos protegerla, pero tenemos que aumentar la inversión y perfeccionar los contratos de conservación integral”.

Los otros dos ejes de trabajo en las políticas de carreteras del Mitma son la planificación y la explotación. Por un lado, Sergio Vázquez ha explicado que hay en marcha 300 ejecuciones que suman una cartera de 35.000 millones de euros (35 años a razón de 1.000 millones cada ejercicio). “El reto es trabajar en criterios de priorización y aterrizar algunas actuaciones para hacerlas más asumibles económicamente ”, ha destacado.

Por otro lado, en el ámbito de la explotación de las carreteras, “ya no es tanto construir una red viaria de alta capacidad, sino optimizar su explotación”. “Las carreteras del futuro tendrán una apariencia similar a las de hoy, pero su gestión, conversación e integración con el vehículo conectado será totalmente distinta”, ha asegurado Sergio Vázquez.

El ferrocarril

El director general de Infraestructuras del Mitma ha destacado que las infraestructuras de transporte son una carta de presentación de España. “Hemos pasado a ser un país de vanguardia y nos tenemos que felicitar”, se ha congratulado.

Sabemos construir, somos eficientes”, ha asegurado. Sin embargo, los errores no son pasajeros, dejan huella y por ello “es muy importante acertar porque condiciona el futuro y los presupuestos”. En un momento en el que las inversiones en este ámbito representan una cuarta parte en cuantía que las cifras registradas antes de la crisis de 2008, el objetivo es “aspirar a una media anual de infraestructuras anuales de en torno a 10.000 millones de euros en una senda de estabilidad”.

En el ámbito del ferrocarril, Sergio Vázquez ha señalado que “la apuesta por la alta velocidad ha sido acertada”. De hecho, el tren ha pasado a ser líder de pasajeros y se ha convertido en la mejor alternativa para ganar cuota de modal al transporte aéreo. La política del ministerio pasa por invertir en nuevas líneas, lo que redunda en beneficio de toda la red. “Lo vital es que el ferrocarril gane tiempo a la carretera”, ha dicho el responsable.

La cartera de proyectos ferroviarios asciende a 24.000 millones de euros, la mitad para la alta velocidad. “La planificación es extensa, a largo plazo, tenemos que priorizar y dotar a Adif de un convenio que dé estabilidad financiera y aprovechar los fondos de recuperación procedentes de la UE”, ha indicado Sergio Vázquez.

La prioridad es la modernización ferroviaria, cerrar corredores (mediterráneo, Atlántico), unir Chamartín y Atocha, País Vasco, etc.”, ha explicado. En definitiva, “invertir en lo que hemos empezado y actuaciones que dan más valor a la red”. Por supuesto, reforzar la red en Cercanías pensando cómo se va a mover la gente en 2030-2040.

El Mitma no perderá el carácter de ministerio inversor, pero con un enfoque renovado en un tiempo que cambia”, ha concluido Sergio Vázquez.