El sector de la movilidad se prepara para atender a la demanda de los usuarios multimodales. Aquellos ciudadanos que utilizando distintos medios de movilidad en sus desplazamientos. Algo para lo que será esencial maximizar las oportunidades que da la tecnología. 

Noticias relacionadas

Gracias a los distintos equipamientos se puede conseguir una ingente cantidad de información “que haga más eficiente el uso de las infraestructuras”, según Christian Barrientos, director general de Abertis Mobility Services

A su juicio, hacer crecer las carreteras o las vías de ferrocarril no es la solución. Así que no es de extrañar que Barrientos estime urgente ser capaces de “gestionar” la información para dar las señales adecuadas a los usuarios. 

Esto va a permitir crear un “ecosistema que se retroalimenta y donde hay nuevos casos de uso y oportunidades de prestar servicios”, explica José Manuel Caramés, director de desarrollo de negocio de IoT&Big Data en Telefónica durante el I Simposio del Observatorio de la Movilidad organizado por EL ESPAÑOL e Invertia. 

Se trata, en definitiva, de hacer “movilidad inteligente” y que permitirá sacar el máximo provecho al coche conectado, o ser capaces de gestionar las flotas de transporte de mercancías para que puedan desplazarse a velocidad constante con plenas garantías de seguridad. 

Para lograr esos avances es vital la conectividad, integrar “datos con terceros y distintas fuentes que dan lugar a casos de uso, todo ello unido a la Inteligencia Artificial”, explica el representante de Telefónica. 

De hecho, Josefina de la Fuente, CEO de Opus RSE, explicaba que toda esa información nos permite saber que el 3% de los coches en Madrid producen el 40% de las emisiones. Por tanto, tener esa información debería permitir que las autoridades “generen políticas ad hoc para esos propietarios y lograr que generen nuevas políticas de renovación de flotas”. 

De la Fuente considera vital este último punto. Grandes ayudas para movilizar a los ciudadanos a la hora de comprar vehículos eléctricos ya que “el precio es lo que decanta a los usuarios” a efectuar el desembolso de adquirir un vehículo nuevo. 

También el transporte ferroviario juega un papel esencial en la descarbonización. Desde ADIF AV reconocen que ya trabajan para mantener la electrificación de las vías, pero también combinarlo con proyectos de Hidrógeno para ‘mover’ los trenes. “ Resulta rentable con los datos que llegan cuando las vías tienen una longitud superior a los 100 km y hay tráfico bajo”, explica Dolores Alonso, directora corporativa. 

Ahora bien, el proyecto estrella de ADIF AV en este momento está en las ferrolineras. Estaciones de recarga para coches eléctricos a 500 metros de estaciones de tren. “El objetivo es dotar el país de puntos de recarga, y en estos momentos podemos poner a disposición de los operadores 400 puntos en toda España”, ha insistido.