El fiscal anticorrupción Antonio Romeral no ha modificado un ápice su petición de pena de prisión para el extesorero del PP Luis Bárcenas en el juicio sobre el presunto pago con fondos de la caja B del PP de las obras de reforma de la sede del partido en la calle Génova de Madrid.

Noticias relacionadas

No ha tenido ningún efecto procesal, pese a la expectación que generó, el escrito presentado por Bárcenas cinco días del comienzo del juicio y a 12 jornadas de las elecciones catalanas, en las que el PP se desplomó. En ese escrito el extesorero prometía "colaborar" con la Justicia y afirmaba que la caja B del PP estaba "institucionalizada" desde la época de Manuel Fraga.

También cargaba contra Mariano Rajoy, que según él era "perfecto conocedor" de la financiación ilegal del partido. Lo reiteró durante la vista, asegurando que el expresidente del PP y del Gobierno trituró en una destructora de papel dos hojas de la contabilidad paralela del partido "sin saber que yo guardaba copia".

Para la acusación pública, las manifestaciones de Bárcenas, ayunas de pruebas que las corroboren, no merecen un trato punitivo más benévolo. Romeral sigue pidiendo cinco años de cárcel para el extesorero del PP, que ya cumple 29 años de prisión por su condena en el caso Gürtel.

Rebaja a los arquitectos

El fiscal ha presentado este miércoles su escrito definitivo de acusación ante la Sección Penal Segunda, que juzga a Bárcenas, al exgerente del PP Cristóbal Páez y a los arquitectos que realizaron la reforma de la sede central del partido, Gonzalo Urquijo y Belén García.

Para estos dos últimos Romeral ha pedido dos años y seis meses de prisión por delitos fiscal y de falsedad en documentos mercantiles, en lugar de los tres años y diez meses que reclamaba inicialmente. El representante del Ministerio Público considera aplicable la circunstancia atenuante de reparación del daño, dado que ambos han ingresado preventivamente en Hacienda las presuntas cuotas defraudas.

El fiscal pide para Páez y Bárcenas las mismas penas de cárcel (un año y seis meses de prisión en el caso del primero) y añade el decomiso de los 209.550 euros que el extesorero detrajo presuntamente de los fondos opacos del PP para la compra de acciones de Libertad Digital.

Caja B

El escrito mantiene que Bárcenas y su antecesor, Álvaro Lapuerta (ya fallecido) "gestionaron de consuno fondos en metálico aportados al PP por donantes de quienes no podían recibir los mismos de acuerdo con la legislación sobre financiación de partidos políticos".

Ahora el fiscal ha añadido que "la procedencia y finalidad de la entrega de donativos continúan siendo objeto de investigación" por el Juzgado Central de Instrucción número 5. Romeral quiere dejar claro que este proceso se circunscribe a la compra de acciones de Libertad Digital y al pago de la reforma de la sede del PP, pese al intento de las acusaciones populares de convertirlo en el juicio sobre las donaciones a la caja B.

Las acusaciones populares ejercidas por militantes socialistas, IU y Adade, han suprimido de sus escritos definitivos las referencias a delitos electorales y de falsedad electoral contable.

La asociación Observatori de Drets Humans Desc sí mantienen la acusación por ese último delito, aunque ha rebajado notablemente (de 42 años de prisión a nueve años y medio) la pena de cárcel que reclaman para Bárcenas al considerar aplicable una circunstancia atenuante analógica de "arrepentimiento tardío".