El extesorero del PP Luis Bárcenas, encarcelado por numerosos delitos de corrupción por los que cumple una condena de 29 años de prisión, ha dirigido un escrito a la Fiscalía Anticorrupción en el que se ofrece a colaborar en la investigación de la presunta financiación ilegal del PP y asegura que el expresidente Mariano Rajoy era "perfecto conocedor" de la existencia de una caja B en el partido.

Noticias relacionadas

En  el escrito sostiene que a principios de 2009, tras el estallido del caso Gürtel, entregó una copia de los llamados papeles de Bárcenas a Rajoy, que los trituró en una máquina de destrucción de documentos "sin saber que yo guardaba copia".

También asegura que Rajoy, junto a Dolores de Cospedal, Ángel Acebes y otros dirigentes del partido, cobraban sobresueldos con cargo a la caja B.

Según él, existe una grabación "en poder de una persona que oportunamente señalaré" en la que se escucha a Álvaro Lapuerta, anterior tesorero del partido, ya fallecido, mencionar el cobro de complementos salariales por Rajoy.

Colaborar

Bárcenas explica que su colaboración "ya partió con mi primera declaración de 15 de julio de 2013, que pudo ser más amplia" pero no lo fue "siguiendo la recomendación del que entonces era mi abogado".

Añade que cambió de criterio en su segunda declaración, que "no se compadece con esta línea de colaboración" porque "con ingenuidad, di por buena la promesa que se me había hecho llegar -a través de intermediarios- de que mi mujer, Rosalía Iglesias, no entraría en prisión" por su implicación en el caso Gürtel. Iglesias ha sido condenada a 12 años de cárcel y se encuentra en prisión desde el pasado 8 de noviembre.

"Llevo privado de libertad casi cuatro años y medio, y esta situación hace que uno piense en los errores que he podido cometer en la vida, el mal que he podido inferir a la sociedad fruto de una España en la que todo valía. Soy consciente de estos errores, y del dolor infligido en mi mujer y mi hijo", dice Bárcenas, que señala que "todas estas circunstancias me han llevado a presentar este escrito y ofrecer mi colaboración con la Justicia".

Caja B "institucionalizada"

El extesorero del PP confirma que "desde 1982", es decir, desde la época de Manuel Fraga, "existió institucionalizado un sistema de financiación del Partido Popular con percepciones en B que se realizaban a través de donativos".

Ese sistema seguía vigente en la época de 2004 a 2008, cuando Rajoy era presidente del partido, Ángel Acebes secretario general y Álvaro Lapuerta tesorero.

"En el ejercicio 2007 existían unos ingresos anotados en esta contabilidad paralela por cuantía de unos 500.000 euros y en el ejercicio 2008, de algo más de 1.000.000 euros". De ellos se destinaron en torno a 900.000 euros a la remodelación de la sede del Partido Popular en Madrid, asunto que va a ser juzgado a partir del próximo día 8 y en el que la Fiscalía pide para Bárcenas cinco años de prisión.

El escrito indica que la caja B se nutría de donativos o aportaciones "efectuadas por personas relacionadas con empresas beneficiarias de importantes adjudicaciones públicas".

El dinero era entregado en metálico a Lapuerta, que era "la persona designada de poner en conocimiento -si fuera el caso- al ministro que fuera competente en razón de la obra o  servicio al que pudiese afectar la concreta adjudicación pública".

Según Bárcenas, la "inmensa mayoría" de estos donativos no tenían una naturaleza finalista, es decir, no se entregaban a cambio de la adjudicación de una obra o servicio público, "sin perjuicio de que puedan existir algunos concretos casos en los que sí concurrió aquella motivación". De ello informará, asegura, al juez Santiago Pedraz, actualmente a cargo de la instrucción del caso de los papeles de Bárcenas.

"Parte de estos donativos no se recogían en la contabilidad que la formación política presentaba al Tribunal de Cuentas", señala Bárcenas. Los donantes no pedían que se extendiera ningún recibo y Lapuerta "apuntaba estas entregas en tarjetas de visita para su constancia".

Encuentro con Rajoy

De todo ese sistema era "perfecto conocedor" Mariano Rajoy, "hasta el punto que a principios del 2009 tuvimos una reunión en su despacho en la que le mostré los papeles de esta contabilidad B, espetándome que cómo podía seguir conservando toda esta documentación comprometedora, que terminó, personalmente, destruyéndola en la máquina destructora de papeles, sin saber que yo guardaba copia de esta documentación, gran parte de la cual me ha sido sustraída del estudio de mi mujer cuando entraron a robar en el mismo".

Bárcenas afirma, además, que Rajoy recibía "complementos salariales" con cargo a la caja B. Lo mismo hicieron, según él, Dolores de Cospedal, Federico Trillo, Pío García Escudero, Francisco Álvarez Cascos, Ángel Acebes, Javier Arenas, Rodrigo Rato y Jaime Ignacio del Burgo.

Según el extesorero, "existe una grabación en poder de una persona -que oportunamente señalaré por razones de oportunidad procesal- que yo he escuchado, en la que Álvaro de Lapuerta en una conversación grabada por esta persona, con la que Álvaro tenía confianza, le comentaba sobre estas entregas en metálico que se realizaban mensualmente a estos miembros del Partido Popular, en la que se mencionaba entre otros, expresamente, a Mariano Rajoy".