El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, ha vuelto a atacar la libertad editorial de los medios de comunicación, todo ello a las puertas de que el Gobierno intente hacerse con el control de las fake news, lo que Moncloa ha denominado 'Procedimiento de actuación contra la desinformación'. A juicio de Iglesias, el auge de la extrema derecha -golpeado por la derrota de Donald Trump- o el motivo del respaldo a Felipe VI se deben a la tarea de los grandes grupos de comunicación, a los que acusa de llegar a "mentir" para mantener vivos sus intereses.

Noticias relacionadas

"Hay un elemento común a todas las extremas derechas: la manera en la que utilizan el poder mediático, convertido en propaganda sin matices. Lógicamente, los medios de comunicación tienen una línea editorial que está determinada por la estructura de propiedad que hay detrás, pero hasta hace un tiempo, había una pretensión de verosimilitud, de cierta deontología; hoy en día, los poderes mediáticos que trabajan junto a la ultraderecha asumen que es legítimo mentir", dijo Iglesias al medio argentino Página12 momentos antes de volar a La Paz junto al Rey para asistir a la toma de posesión de Luis Arce como presidente de Bolivia.

"Lo hemos visto en España, en Argentina, en Bolivia -continúa Iglesias en la entrevista- y lo estamos viendo en Estados Unidos: Donald Trump es un producto de eso. Con algunos líderes como Alberto Fernández y Lucho Arce estamos trabajando en un documento para señalar que la mayor amenaza para nuestros sistemas democráticos es la ultraderecha y el comportamiento de determinados poderes mediáticos que desprecian la verdad. Los demócratas tenemos que agruparnos, estar unidos y defendernos de esta amenaza".

"Respaldan a la monarquía"

En España, añade Iglesias, "está creciendo una mayoría social republicana" mientras que, asegura, "un 90 por ciento de los medios importantes respalda casi sin matices a la monarquía". El vicepresidente, que ha pasado las últimas horas junto a Felipe VI, defiende que su padre, Juan Carlos I, "da una terrible imagen con las enormes sospechas de corrupción y los procesos en su contra, (...) algo que afecta a la institución monárquica porque es hereditaria, mediante la filiación".

El viaje de este fin de semana ha supuesto la primera ocasión en la que Iglesias ha acompañado a un acto oficial al jefe del Estado -al margen de eventos en los que participa todo el Gobierno-, ya que hasta ahora solo ha desempeñado esa función, en dos ocasiones, con la Reina Letizia, en eventos relacionados con su cartera de Derechos Sociales.

Estas declaraciones son sólo las últimas de un largo listado de manifestaciones, antes y después de su carrera política, contra la labor de medios de comunicación de distinto color al de su partido.