Los negocios ubicados en el centro de las grandes ciudades son quienes más están sufriendo los efectos de la crisis económica derivada del coronavirus. 

Noticias relacionadas

Basta con dar un paseo por la Plaza Mayor de Madrid para darse cuenta de la situación. En este verano atípico, marcado por el miedo a una segunda oleada de la pandemia, apenas hay turistas. Las terrazas están vacías y los camareros miran al periodista como invitándole a sentarse. Una realidad desoladora. Un agosto a ritmo de invierno.

En la plaza, hay un grupo de turistas acompañados de un guía. Un grupo reducido: cinco o seis. Un niño pasea con sus padres mientras da patadas a la pelota. Un par de agentes de la Policía Local vigilan lo que haya que vigilar. Y un reportero de televisión que se acerca al periodista.

-Perdona, ¿podría hacerle unas preguntas?. Es para un reportaje.

-Sin problema, pero...

-Serán sólo un par de preguntas. Ya sabe, qué hace aquí...

-Soy periodista.

-Ah, vale. Aun así, ¿le importaría comentar cómo ve el centro de vacío?

Tras la reapertura y con el paso de los días, los carteles vienen anunciando tiempos oscuros. El mítico Bar Postas de Madrid debería estar tirando cervezas y sirviendo bocatas de calamares, pero se encuentra cerrado. Sobre la entrada, cuelga un papel que avisa de que algo así no sucedía "desde nuestra apertura en 1940".

"Nos vemos obligados a cerrar nuestro local y adelantar las vacaciones durante los próximos quince días debido a la crisis generada por el coronavirus. Les agradecemos su fidelidad y sabemos que a nuestro regreso nos seguirán visitando como lo han estado haciendo hasta ahora. La dirección y todos los empleados deseamos que esta situación de incertidumbre termine lo antes posible", reza el cartel de los dueños.

El emblemático Bar Postas de Madrid se encuentra cerrado ante la falta de clientes. M.O.

Como el Bar Postas, La ideal y tantos otros establecimientos míticos del centro neurálgico de Madrid. Todo ello, pese a la iniciativa "Vuelve al centro", impulsada por el Ayuntamiento de Madrid para apoyar a todos los negocios del centro de la ciudad, que se basan en la actividad turística y que se han visto gravemente afectados por el impacto de la pandemia del coronavirus. Y es que desde la Comunidad de Madrid, calculan que el turismo ha caído en un 80% con respecto al mes de agosto del año pasado.

La campaña está activa entre el 1 de agosto y el 15 de septiembre. Tiene como objetivo animar a los pocos turistas que se dejan ver por la capital a recorrer el centro histórico de la ciudad de la mano de un guía para así "redescubrir el centro, conociendo mejor su historia y todos sus rincones y secretos". 

De este modo, el Ayuntamiento de Madrid espera que los turistas se animen a visitar sus restaurantes y comercios a través de 9 rutas guiadas que tienen un coste simbólico de un euro.

Plan 8 (Sevilla)

En el centro de Sevilla el cierre del mítico Mesón Serranito, que llevaba abierto desde hace 33 años, es la fotografía que mejor retrata la situación. Y es que el popular establecimiento de la calle Alfonso XII, que cuenta con otros locales a lo largo de la ciudad, ha tenido que claudicar ante la crisis del coronavirus tras años atendiendo a mesas saturadas.

El Mesón El Serranito, de la calle Alfonso XII de Sevilla, se ha visto obligado a cerrar tras 33 años abierto al público. José Luis Cabeza

La ausencia de turismo y el elevado alquiler del local han obligado finalmente al dueño, tras un intento de reabrir en la fase 2, a traspasar el negocio.

Y eso que Sevilla fue la primera ciudad en España en alcanzar un gran acuerdo para la reactivación del turismo en torno al denominado "Plan 8". ¿En qué consiste? En 95 medidas consensuadas por todos los grupos políticos municipales con 200 entidades y empresarios para la reactivación del sector a través de medidas fiscales y una convocatoria pública de subvenciones para microempresas y autónomos.

La iniciativa debe su nombre a que las medidas se desglosan en ocho capítulos específicos: configuración de la oferta, segmento MICE, conectividad, promoción nacional, promoción internacional, comunicación y marketing, destino sostenible inteligente y actuaciones complementarias de choque.

Desde el Ayuntamiento de Sevilla, anuncian que se tendrán en cuenta posibles bonificaciones en 2021 para el turismo, la hostelería o el comercio; además, se fomentarán los mercados de abastos, tres de los cuales -Triana, Arena y Feria- tienen un alto componente turístico.

Compra cerca (Barcelona)

Un solo dato basta para hacerse una idea del impacto que la epidemia de coronavirus está teniendo en los 61.000 comercios de Barcelona, 9.300 de los cuales son bares y restaurantes, y 43, mercados municipales. Según la Fundación Barcelona Comercio, entre el 10 y el 15% de esos comercios bajarán la persiana mientras duren la epidemia y sus rebrotes. Porcentaje que podría llegar al 30% si el consumo no se reactiva durante el segundo semestre del año.

Otras organizaciones auguran cifras todavía peores. Según Gabriel Jené, presidente de Barcelona Abierta, la asociación que agrupa una buena parte de los comercios situados en los enclaves turísticos de la ciudad, el 35% de los negocios barceloneses bajarán sus persianas durante la epidemia, dejando a 30.000 trabajadores en la calle.

Tres mujeres con mascarilla pasean por el barrio Gótico de Barcelona. EFE

El pasado 23 de junio, el Ayuntamiento de Barcelona puso en marcha el Plan de Reactivación del Comercio y la Restauración, un programa con 46 medidas destinadas a impulsar el sector del comercio local. El programa, que incluye un paquete de 21,8 millones de euros en ayudas y que comprende tanto subvenciones como ayudas y financiación, arrancó con una campaña de publicidad llamada Compra cerca. Somos Comercio. Hacemos Barcelona destinada a promover el comercio de proximidad entre los barceloneses.

Otras medidas incluyen un paquete de 5 millones de euros en ayudas para autónomos; la rebaja de algunas tasas municipales, como la de las terrazas, que será de sólo el 25% de su importe habitual hasta final de año; subvenciones a los propietarios para que estos rebajen el precio de los alquileres de sus locales y que alcanzan los 600 e incluso los 1.200 € si la rebaja es superior al 50%; el aplazamiento del alquiler de los locales comerciales propiedad del Ayuntamiento; y otras destinadas a la difusión de las medidas de seguridad que deben respetar tanto los comercios como sus clientes.

Está previsto que la campaña municipal de apoyo al comercio local, que representa el 21% del PIB de la ciudad, se alargue hasta el 2021. Toda ayuda es poca para tratar de ganarle la batalla al virus.

Visit Valencia

Valencia es una de las ciudades que más está sufriendo las consecuencias de la bajada del turismo. La facturación de los bares está bajo mínimos como consecuencia de la ausencia de turistas extranjeros.

La obligación impuesta por el Gobierno del Reino Unido de que los turistas británicos que viajen a la España peninsular deban guardar una cuarentena de catorce días a su vuelta ha supuesto el golpe definitivo a una ciudad que vive tanto del turismo en verano como Valencia.

Valencia.

La ausencia de turistas británicos, los más comunes en las costas valencianas, supone una merma importante para la economía. Por ello, el Ayuntamiento de Valencia destinará 1.600.000 euros para una media estimada de 1.200-1.800 euros a los propietarios de establecimientos de hostelería en concepto de ayuda al sector. Esto, dentro de la batería de recursos económicos destinados a combatir los efectos de la pandemia de la Covid 19.

La Fundación Visit Valencia lleva desde mayo trabajando junto a la Consejería de Turismo para la recuperación del sector turístico tras el Estado de Alarma. Para ello, elaboraron un plan participativo que involucró a sindicatos y empresarios del sector turístico.

La hoja de ruta elaborada incluye 4 planes, 15 programas y 55 acciones para avanzar en la estrategia turística de la ciudad. Entre estas, se encuentra el apoyo a negocios locales y la implicación de la sociedad local en la reactivación.