El líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, ha confirmado estará en la mesa de negociación y diálogo que ERC negoció con el Gobierno a cambio de su abstención en la investidura, como ya adelantó EL ESPAÑOL. Así se lo ha pedido personalmente el presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, según ha confirmado el propio Iglesias.

Noticias relacionadas

En un entrevista en La Sexta, el vicepresidente segundo del Gobierno ha explicado que se han barajado "otros nombres" para la delegación que el Ejecutivo sentará en esta mesa pero que será Sánchez quien los desvele entre los que se incluye algún miembro del Consejo de Ministros. Por parte de la Generalitat, todo apunta a que estará el vicepresident, Pere Aragonès

Iglesias ha asegurado que "me voy a esforzar mucho" y que "trataré de ser útil" y ha admitido no solo que "hace falta diálogo, diálogo y más diálogo" sino que este "será largo" y que el conflicto en Cataluña "no se resolverá en horas" ya que es una "realidad histórica" desde hace 200 años. "Todos vamos a ceder. (...) Lo que podamos hacer requerirá destreza y capacidad de encontrar fórmulas que no serán 100% satisfactorias. Nada va a ser fácil", ha reconocido. 

Descarta la figura de un mediador

El líder de Unidas Podemos ha dejado claro que "no está previsto" que en esa mesa haya un relator, como exige el president de la Generalitat, Quim Torra. "Los dos gobiernos podemos entendernos perfectamente", ha explicado. "No está encima de la mesa esa figura. Es una mesa acordada entre los dos gobierno y las reglas ya están puestos", ha continuado Iglesias, que considera que "ahora lo que toca es hacerlo bien". 

Preguntado sobre si en esa mesa va a plantearse la posibilidad de que haya una consulta en Cataluña, Iglesias se ha limitado a decir que "cualquier tema es legítimo" y que no puede haber exclusiones. Ante esto ha pedido a las dos partes discreción absoluta. 

Desde la Generalitat, Torra convocará esta semana la mesa de partidos y entidades independentistas para acordar "los siguientes pasos" que se deben seguir en la negociación con el Gobierno, tras la reunión del jueves que mantuvo con Pedro Sánchez. Será el segundo encuentro de este espacio del independentismo, que ya se reunió el 15 de enero para consensuar cómo abordar la negociación con el Gobierno y acordó que el Govern debía llevar a la mesa de diálogo el derecho de autodeterminación y la amnistía.

Ley Rhodes

El vicepresidente de Derechos Sociales y Agenda 2030 ha adelantado que la Ley Orgánica para la protección de la Infancia frente a la Violencia se aprobará "en semanas" y ha subrayado que le gustaría que se la conociera como Ley Rhodes, por el pianista James Rhodes, que sufrió abusos sexuales durante su infancia y ha luchado por la aprobación de esta ley.

Según ha precisado Iglesias, el Gobierno ha trabajado con Rhodes, se han reunido con él y piensan que "aporta contenidos valiosos a la ley y puede ser embajador de esta lucha por los derechos infancia". Además, ha asegurado que "esto le va a hacer merecedor de ser español" y ha puntualizado que están "trabajando en esa dirección". Espera, además, que esta ley cuente con el apoyo de todas las fuerzas políticas, aunque reconoce que puede haber "dificultades" para darles ese apoyo. "No soy ingenuo, la ultra derecha y la ultra ultra derecha están en una lógica muy diferente, van a tener dificultades para apoyarnos, pero ojalá puedan estar Pablo Casado e Inés Arrimadas apoyando esta ley", ha dicho. 

Ley de la Eutanasia

Otra de las leyes que están pronto sobre la mesa será la Ley de la Eutanasia, cuya tramitación legislativa comenzará este martes y que "va a salir sí o sí". Iglesias ha explicado que las diferencias de matiz al respecto están resueltas y que esperan contar con el apoyo de PP y Ciudadanos. De hecho, el portavoz parlamentario adjunto de la formación naranja en el Congreso, Edmundo Bal, ha anunciado este lunes su apoyo a la iniciativa del Gobierno, si bien ha registrado su proposición de ley de muerte digna que se frustró en el Senado con la disolución de las Cortes y que considera compatible.

Considera que la aprobación de esta norma "ya tiene que ver con la libertad de los ciudadanos y el respeto a los profesionales de la sanidad. Recordamos a Ramón Sanmpedro; todos vimos Mar adentro hace 22 años y es una vergüenza que en este país la gente no pueda terminar con dignidad en momentos muy difíciles".

Sobre el aplauso al Rey

Iglesias ha reconocido que el aplauso de los ministros de Unidas Podemos al Rey Felipe VI durante la Apertura Solemne de las Cortes no es el momento que le ha hecho sentirse "más feliz o más orgulloso".

Ha reivindicado su condición de republicano y ha dejado claro que si aplaudieron a Felipe VI fue para no "regalar" a la derecha la "caricatura" que querían presentar. "Tuvimos un debate sobre cómo actuar. Querían presentar una caricatura diciendo: "Estos señores no saben estar en el Gobierno". Pensamos que el aplauso era un gesto de estricta cortesía parlamentaria", ha defendido.

En este contexto, Iglesias ha explicado que, "representando una fuerza con 35 diputados", lo más "útil" para "llevar a cabo la justicia social" era aplaudir al monarca. "Éramos conscientes de que hiciéramos lo que hiciéramos nos iban a criticar", ha añadido.