El acto oficial celebrado ese lunes en el Ministerio de Defensa formaliza el fin de la interinidad que ha atravesado la dirección del Centro Nacional de Inteligencia (CNI). Paz Esteban, que había asumido las riendas de forma provisional en los últimos meses, ya es de forma oficial la nueva cabeza visible de los Servicios de Inteligencia españoles. Y en esta nueva etapa anuncia una adaptación a los "nuevos métodos y procedimientos de trabajo" para hacer frente a amenazas y riesgos.

Noticias relacionadas

Paz Esteban ha agradecido la confianza en su nombramiento, "una señal clara de respaldo a la institución". Porque la nueva directora del CNI se ha curtido durante 37 años en las entrañas del centro. En los últimos diez años ha sido la mano derecha del director saliente, general Félix Sanz Roldán, y ahora es ella la que dirigirá -la primera mujer en la historia- los servicios secretos españoles.

Y en esta etapa afronta varios retos. En términos generales lo ha descrito como la defensa del "bienestar", de la "libertad", de la "defensa" y de la "seguridad". Pero también ha profundizado en el proceso de adaptación que se está viviendo en el centro.

"Tenemos que dar un salto cualitativo". Términos en los que Paz Esteban se ha referido a la "transformación digital" que, con "carácter transversal", se está viviendo en el CNI. De forma indirecta, una alusión al trabajo que también desempeña el Centro Criptológico Nacional (CCN) en el ámbito de la ciberseguridad.

Porque la seguridad depende cada vez más del mundo digital; un ataque en este espectro deja menos huella y puede tener consecuencias catastróficas para un país. "Hay que buscar nuevas respuestas", ha aseverado la nueva directora del CNI.

Un "proceso de transformación" para el que requiere la "contribución" de las 3.000 personas que forman parte de los Servicios de Inteligencia, así como de la sociedad en su conjunto: "Cuando mejor trabajamos es cuando lo hacemos juntos".

Paz Esteban ha concluido su alocución con un mensaje a los "compañeros caídos en Irak", en clara alusión a los agentes abatidos en Latifiya hace 16 años: "Su ejemplo permanecerá siempre con nosotros, honraremos su memoria".

"Servidora del Estado"

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha dado la bienvenida en su puesto a la nueva directora del CNI, a la que ha definido como una "verdadera servidora del Estado". 

Robles ha insistido en que la "nueva guerra" se desarrolla por métodos "híbridos", con un peso creciente de las amenazas digitales y de la cibercriminalidad. Retos que tendrá que afrontar Paz Esteban en unos años clave para la transformación de la Inteligencia española.