Pedro Sánchez gobernará en coalición con Pablo Iglesias, pero cualquiera de los pasos del nuevo Ejecutivo será consultado con el PNV, partido al que el PSOE le garantiza también destacadas transferencias de soberanía y facilitar el encaje de su realidad nacional en la legislación. 

Noticias relacionadas

Sánchez y Andoni Ortuzar, el presidente del PNV, han firmado este lunes en el Congreso el acuerdo por el que los seis diputados nacionalistas se comprometen a votar "sí" en la investidura del socialista. El PNV asegura no saber aún cuándo será la investidura y Ortuzar ha reconocido no saber el contenido del pacto de PSOE con Unidas Podemos. 

El primero de los puntos el PSOE se compromete a "dar a conocer con antelación suficiente los proyectos e iniciativas que el Gobierno desee impulsar, comprometiéndose, además, a llegar a un acuerdo satisfactorio en caso de discrepancia". 

El texto, de 12 puntos, es más explícito sobre cualquier modificación en materia de impuestos. El PSOE se compromete a "acordar previamente con EAJ-PNV las medidas fiscales que el Gobierno quiera proponer a las Cortes".

Entre las medidas está "abrir cauces para promover la representación internacional de Euskadi en el ámbito deportivo y cultural". En rueda de prensa, Andoni Ortuzar ha explicado que hay una "decena larga deportes y federaciones internacionales" que permiten la participación de selecciones no estatales. Además, ambos partidos se comprometen a "impulsar la presencia y participación de las instituciones vascas en las instituciones de la Unión" europea. 

Competencias también para Navarra

El acuerdo incluye también el traspaso de numerosas competencias, entre ellas las "estatutarias pendientes" (prisiones está entre ellas, aunque no aparece cietada), el impulso de infraestructuras como el tren de alta velocidad (incluido "el cronograma de trabajos") y la transferencia de la competencia de Tráfico en Navarra, lo que haría que la presencia de la Guardia Civil no tuviera sentido a ese efecto en la comunidad foral. 

El texto también habla de impulsar "las reformas necesarias para adecuar la estructura del Estado al reconocimiento de las identidades territoriales", tanto en Cataluña como en el País Vasco, con un "nuevo estatuto", "atendiendo a los sentimientos nacionales de pertenencia". 

"Hay al menos dos realidades, puede haber más, que llevamos muchos años reivindicando el carácter nacional de nuestra identidad" y eso "tiene que tener una traducción también en derechos políticos", ha dicho Ortuzar. 

Durante el acto de firma entre ambos partidos han estado también presentes la portavoz del PSOE en el Congreso, Adriana Lastra, el ministro de Fomento, José Luis Ábalos y el secretario Ejecutivo de Coordinación Territorial del PSOE Santos Cerdán. Por el PNV se encontraba el portavoz en el Parlamento, Aitor Esteban.

El pacto entre peneuvistas y socialistas [léalo aquí] contiene los siguientes 12 puntos: 

1. Mantener una comunicación fluida y constante con EAJ-PNV, dando a conocer con antelación suficiente los proyectos e iniciativas que el Gobierno desee impulsar, comprometiéndose, además, a llegar a un acuerdo satisfactorio en caso de discrepancia.

2. Mantener una comunicación fluida con el Gobierno vasco en aras de evitar la judicialización de las discrepancias, que debe ser sustituida por el acuerdo político.

3. Proceder en 2020 a la negociación y traspaso a la CAV de las competencias estatutarias pendientes. Así mismo, se procederá en el plazo de seis meses al traspaso de las competencias de tráfico a la Comunidad Foral de Navarra, con el mismo contenido y extensión que las realizadas en su momento a la CAV.

4. Impulsar, a través del diálogo entre partidos e instituciones, las reformas necesarias para adecuar la estructura del Estado al reconocimiento de las identidades territoriales, acordando, en su caso, las modificaciones legales necesarias, a fin de encontrar una solución tanto al contencioso en Cataluña como en la negociación y acuerdo del nuevo Estatuto de la CAV, atendiendo a los sentimientos nacionales de pertenencia.

5. Apostar de manera urgente, firme y decidida por las infraestructuras correspondientes al Estado en la CAV y, especialmente, por lo relativo al TAV, incluido el cronograma de trabajos y los compromisos complementarios ya cerrados con el Gobierno del Estado.

6. Cumplir con los aspectos pendientes de los acuerdos suscritos por EAJ-PNV con el Gobierno del PP en diferentes ámbitos, compromiso ya adquirido por el candidato en el trámite de la moción de censura de 2018.

7. Impulsar la construcción europea y la presencia y participación de las instituciones vascas en las instituciones de la Unión.

8. Impulsar decididamente la industria y compensar su adecuación a la transformación energética con el mantenimiento de la actividad económica y el empleo, posibilitando una transición realista y protegiendo los puestos de trabajo de los sectores afectados por estos cambios.

9. Acordar previamente con EAJ-PNV las medidas fiscales que el Gobierno quiera proponer a las Cortes, así como encauzar las discrepancias que puedan producirse en las relaciones en el ámbito fiscal o el financiero establecidas por el Concierto Económico.

10. El proceso de determinación de los objetivos de déficit correspondientes a la CAV y a la CFN, así como el de los criterios de reinversión del superávit de las entidades locales, diputaciones forales y gobiernos en sus respectivos territorios se realizará con la participación y en el marco de las Comisiones Mixtas de Concierto y Convenio.

11. Abrir cauces para promover la representación internacional de Euskadi en el ámbito deportivo y cultural.

12. Modificar, con el acuerdo de EAJ-PNV, el contenido de los conocidos como decretos digitales de manera que sean resueltas las discrepancias sobre los mismos manifestadas en el ámbito parlamentario (Real Decreto-ley 14/2019, de 31 de octubre y Real Decreto-ley 12/2018, de 7 de septiembre).

La investidura cerca

De esta forma, el PSOE pisa el acelerador de cara a sacar adelante un Gobierno. De hecho, además del PNV, esta misma mañana Bildu ha anunciado su intención de abstenerse en la investidura, aunque someterá previamente a sus bases la decisión mediante una consulta vinculante.

La firma del acuerdo PSOE-PNV precede a la presentación esta misma tarde, a las cinco, del programa de Gobierno de coalición entre los socialista y Unidas Podemos, que tendrá como protagonistas también al jefe del Ejecutivo en funciones y al líder 'morado', Pablo Iglesias.

Ambos se habían comprometido a presentar su acuerdo antes de la investidura del líder socialista como presidente de ese Gobierno de coalición, para la que todavía no hay fecha, dado que se está a la espera de la confirmación definitiva de ERC sobre su necesaria abstención para que esa investidura prospere.

Los independentistas catalanes han señalado que el sí definitivo al acuerdo con el PSOE lo tiene que dar su Consell Nacional, que no se reunirá, han avisado, antes de fin de año. Sin embargo, los socialistas han pisado este lunes el acelerador, cerrando el acuerdo con el PNV y anunciando la presentación del programa de gobierno con Podemos.