Pedro Sánchez mantiene su mensaje tras cuatro noches de disturbios en las calles de Cataluña. Sigue sin descartar aplicar "una medida extraordinaria" pero advierte que el Gobierno apuesta por una actuación que obedezca los criterios que lleva pregonando desde que estalló la oleada de protestas tras la sentencia del procés: "Firmeza, unidad y proporcionalidad". 

Noticias relacionadas

En rueda de prensa desde Bruselas, el presidente en funciones ha hecho un nuevo llamamiento a la moderación desde la que cree que deben actuar todos los partidos políticos de la oposición, que le reclaman más contundencia. "No podemos ceder ante los exaltados", ha argumentado. 

A menos de un mes de la repetición electoral, Sánchez ha recordado que "el estado derecho tiene todos los mecanismos para que prevalezcan las leyes". A renglón seguido ha vuelto a subrayar que la coordinación entre los Mossos y el resto de fuerzas y cuerpos de seguridad está funcionando de manera "modélica", descartando así la idoneidad de la aplicación de la Ley de Seguridad Nacional que reclama el PP. 

Sánchez también ha recordado que "la doctrina del Constitucional" indica "cuándo se pueden aplicar las medidas extraordinarias", en clara referencia al 155 que le reclama Albert Rivera

Tras responder con mano izquierda a la oposición, el líder socialista ha sido mucho más contundente en su respuesta a Quim Torra. En su opinión, el president de la Generalitat "banaliza" y "frivoliza" con los incidentes violentos que se han registrado estos días. "Quienes cometen una ilegalidad responden por ello. No tengan duda, no habrá impunidad para los hechos vandálicos que hemos visto", ha aseverado.

En cuanto al brexit, Sánchez ha asegurado que el nuevo acuerdo alcanzado entre Bruselas y Boris Johnson es "un alivio para toda Europa" porque "preserva el mercado común" y "garantiza los derechos de los europeos en el Reino Unido. El presidente del Gobierno en funciones no ha entrado a valorar el escenario de que el Parlamento británico no apruebe el acuerdo de retirada.