La Guardia Civil registra el apartamento de Zaplana mientras se debate su puesta en lbiertad

La Guardia Civil registra el apartamento de Zaplana mientras se debate su puesta en lbiertad

Política CASO ERIAL

La vida de Zaplana sigue en peligro: recibirá el alta "bajo control ambulatorio"

El exministro no tuvo el auto de libertad provisional de la jueza hasta la noche del jueves, horas después de que los medios informaran sobre éste.

Eduardo Zaplana recibirá el alta médica en los próximos días aunque "bajo control ambulatorio". Los médicos controlarán que su tratamiento evoluciona bien en el domicilio de un familiar cercano en el que se instalará por su proximidad al Hospital La Fe de Valencia, donde le han tratado de la leucemia que padece.

Así lo trasladaron fuentes de su entorno más cercano a EL ESPAÑOL, quienes también informaron de que no fue hasta última hora de la noche del jueves cuando dos funcionarios le entregaron el auto de libertad provisional dictado por la jueza María Isabel Rodriguez, horas después de que los medios de comunicación informaran sobre su contenido.

La instructora del caso Erial, que le investiga por los presuntos delitos de prevaricación, malversación y blanqueo, entre otros, le ha dejado en libertad provisional no por motivos médicos, sino porque considera que ya no hay riesgo de fuga. Según la instructora, ese riesgo se ha reducido al encontrar unos fondos en Suiza de 6,3 millones de euros que le atribuye. Sin embargo, Eduardo Zaplana niega rotundamente que ese dinero sea suyo

Entre el hospital y su casa

A partir de ahora, según trasladó el entorno del expresidente valenciano, comienza una "nueva etapa en casa, acompañado de su familia y su entorno más próximo", y este viernes mismo se someterá a unas pruebas médicas.

El médico que supervisa el tratamiento del exministro, Guillermo Sanz, explicó a este diario que después de esas pruebas tendrá que "continuar con un tratamiento que no incluye quimioterapia ni radioterapia".

Según el jefe de Hematología del Hospital La Fe de Valencia, su leucemia "está en remisión", pero ahora "su problema es la enfermedad del injerto contra el huésped (el receptor) por el ataque de los linfocitos de la donante a todas las células de su cuerpo. Todas las células de la sangre son de la donante (entre ellas los linfocitos) y están en un sujeto al que reconocen como hostil, algo a lo que deben atacar por reconocerlo como extraño a ellas". De ahí que ahora tengan que intentar "engañarlas para que crean que están donde deberían estar".

Para ello, continuarán suministrándole medicamentos y un tratamiento denominado fotoféresis extracorpórea, un tratamiento inmunomodulador aplicado desde finales de los años 80 en Estados Unidos y más tarde en Europa.

El entorno de Zaplana explica que podrá recibir la supervisión médica para controlar que el tratamiento va bien en su propio domicilio, de ahí que el médico le vaya a dar en los próximos días el alta hospitalaria bajo "control ambulatorio".

Este jueves, tras la polémica jurídica y social generada porque el expolítico continuara en prisión a pesar de su estado de salud, la instructora del caso decidía dejarle en libertad casi nueve meses después de su ingreso en prisión. La jueza comenzó a investigarle hace tres años por el supuesto cobro de comisiones millonarias abonadas por empresas adjudicatarias de las ITV y de parques eólicos de la Comunidad Valenciana.

Él ha negado en todo momento que cobrara ninguna comisión. En un comunicado que hizo público esta Navidad a través de su mujer, se expresaba de la siguiente manera: "Se señala que cobré a través de otros, al parecer testaferros míos, en los años  2005-2006,  6,4 millones de euros de la empresa Sedesa por la  adjudicación de las ITV. (en el año 1997) y del Plan Eólico (en el año 2003 cuando ya no era yo presidente de la Generalitat Valenciana) (...) Puedo afirmar que jamás cobré comisión alguna por unas adjudicaciones públicas y jamás distraje una peseta o un euro de las administraciones públicas a las que serví y de cuya labor me siento muy orgulloso", aseguró. Este jueves también ha asegurado que no tiene cuentas en Suiza y que espera que "la enfermedad me conceda tiempo para demostrarlo".