Los candidatos a la presidencia de Andalucía, antes del debate.

Los candidatos a la presidencia de Andalucía, antes del debate. Efe

Política ELECCIONES ANDALUZAS

Marín busca el cuerpo a cuerpo con Susana Díaz: "Usted quiere estar en Madrid, Andalucía es su segundo plato"

Noticias relacionadas

Tan lánguido ha sido el debate durante el primer cuarto de hora que la presentadora ha tenido que invitar a los contendientes a interrumpirse. "Pueden hacerlo", les ha sugerido. En los atriles, los cuatro candidatos: Susana Díaz (PSOE), Juanma Moreno (PP), Juan Marín (Ciudadanos) y Teresa Rodríguez (Podemos). Todos ellos cabeza de lista también en las últimas elecciones.

Susana Díaz lamenta que el Betis juegue el día 2 en casa y a las 12:00

El primero en aceptar la invitación al debate, a la mera discusión más allá de la exposición de propuestas, ha sido Juan Marín. Ha cogido un folio y ha escrito "NADA" -así en mayúsculas- para recriminar al PP su trabajo en el parlamento durante los últimos cuarenta años. Moreno le ha respondido con la investidura de Díaz en 2015, "posible gracias a Ciudadanos".

Una vez silenciada la bronca entre el candidato de centro y el conservador, Marín ha buscado el cuerpo a cuerpo con Susana Díaz, consciente de la importancia de explicitar una promesa: "Ciudadanos no volverá a apoyar al PSOE en Andalucía". Portada en mano de las últimas primarias socialistas, el líder naranja ha dicho a la presidenta de la Junta: "Usted quiere estar en Madrid, Andalucía es su segundo plato". También lo ha narrado de otra manera: "Está aquí porque sus compañeros de partido le dieron la espalda".

Susana Díaz, por alusiones, se ha visto empujada al "fango" que, en un primer momento, ha evitado gracias al cruce de estocadas entre PP y Ciudadanos. "Me ha recordado usted a una canción que decía 'ay, cuánto hemos cambiado'. Antes no me decía eso. Si hoy le mandan leer otra partitura, lo lamento. Porque ya sabe que le estimo personalmente".Y tanto que le estima: Marín brindó nueve escaños al PSOE para hacer posible el actual Ejecutivo andaluz.

"Me da la sensación de que usted conduce por la autopista en dirección contraria y echa la culpa a todos los que se encuentra de frente", se ha zafado el liberal para criticar la gestión de la socialista. Sorprendida por su dureza, ésta le ha replicado: "Qué rápido se le han olvidado las cosas buenas que hemos hecho".

Marín ha tratado de hacer pedagogía para explicar por qué no volverá a prestar su apoyo al PSOE. Le ha echado en cara a Díaz algunos de sus incumplimientos, principalmente la "ausencia de la lucha contra la corrupción": "Por eso usted no volverá a ser presidenta con los votos de Ciudadanos".

Teresa Rodríguez ha sido invisibilizada por la pugna entre PP y Ciudadanos y las contundentes respuestas de Díaz al "bloque de la derecha". La candidata morada ha tratado de trasladar una crítica del "triunfalismo" de la presidenta, pero no le ha lanzado ningún dardo envenenado. Sabe que la única forma de evitar que la izquierda pierda el Palacio de San Telmo es investirla.

Marín ha recordado también los "855 millones de euros que se esfumaron con los ERE": "¿Sabe cuánto podríamos haber hecho con ese dinero?". Se ha metido entonces de por medio Juanma Moreno para ironizar con el cambio de postura de Ciudadanos: "¿Por qué no dijo esto antes?". Díaz, cuando ha podido responder, ha desmarcado su gestión de la de Chaves y Griñán: "Nuestro Gobierno es decente y honesto". En ese momento ha llegado uno de los comentarios que más impacto ha generado en redes sociales. Lo ha firmado Moreno: "Sólo hay un partido capaz de garantizar el fin de la corrupción en Andalucía, el PP". Lo que ha dejado estupefactos a sus tres adversarios.

El debate ha concluido como ha empezado, con un enfrentamiento entre Partido Popular y Ciudadanos. La pantalla ha arrojado a dos candidatos enfrentados personalmente, pero conscientes de que se necesitan el uno al otro para desbancar a Susana Díaz.

"Le agradezco que vaya a investirme presidente", ha dicho Marín a Moreno. "No, no, yo no voy a ser vicepresidente, no he dicho eso", ha contestado raudo el otro. "Pues vaya al medio que lo ha publicado y desmiéntalo (...) En cualquier caso, si perdemos esta oportunidad, los andaluces no nos lo perdonarán a ninguno de los dos", ha seguido Marín. El líder conservador, aunque ha sacado a relucir el pasado en Alianza Popular del candidato naranja, ha zanjado: "No tengo intención de polemizar con usted".