Roger Torrent, presidente del Parlament.

Roger Torrent, presidente del Parlament. Reuters

Política

Torrent: "El president no lo van a decidir ni un juez ni un tribunal a 600 kilómetros de Barcelona"

El presidente del Parlament de Cataluña no confirma que vaya a cancelar la sesión de investidura del viernes si el juez Llarena no permite acudir a Jordi Sánchez.

Roger Torrent ha explicado que para él lo normal sería que este viernes "Jordi Sànchez pueda acudir al pleno y afrontar el debate de investidura". Pendiente de la decisión del juez Pablo Llarena sobre el permiso para acudir al Parlament, el presidente de la cámara no ha querido confirmar si cancelará el peno si Sánchez no puede salir de prisión.

Ha respaldado su argumento en las "medidas cautelares de Naciones Unidas", explicando que "a mi me parecía inconcebible que el magistrado no hiciera caso a la legalidad internacional, de Naciones Unidas, y a los derechos intactos de Jordi Sánchez. Espero que pueda acudir al pleno y afrontar la investidura.En una entrevista en la Cadena Ser Torrent ha asegurado que "el Código Penal no puede aplciarse a más de dos millones de catalanes". Ha afirmado que "el presidente de la Generalitat no lo va a decidir un juez, un tribunal ni un despacho de un ministro a 600 kilómetros de distancia del Parlament".

Del mismo modo ha dicho que él defiende a "135 diputados, 135 voces representadas" de la cámara, "y a través de ello a los ciudadanos de nuestro país", ha afirmado.Torrent considera que "no se pueden plantear delitos cuando lo que han hecho parte del Gobierno de Cataluña y de cargos democráticamente escogidos es plantear que eligiesen libremente su futuro". Por ello, ha dicho que "un referéndum nunca puede ser ilegal".

En ese sentido el presidente del Parlament ha aseverado que "el Código Penal no puede aplicarse a más de dos millones de catalanes". El presidente del Parlament, preguntado por posibles soluciones ha dicho que "estamos en una situación que es estrictamente política y tiene que tener soluciones políticas. Es tiempo de hablar mucho".

Como conclusión de los últimos meses del procés ha considerado que "hay una voluntad mayoritaria de la sociedad catalana de decidir su futuro. El 1 de octubre vimos la cara más cruel y dura de la represión del Estado. Pero no terminó ese día. Ha seguido desde un punto de vista judicial y político. Ahora interfiere en la posibilidad de que los catalanes elijan al presidente de la Generalitat", ha asegurado Torrent.